En el tra­ba­jo coor­di­nan reunio­nes y sa­li­das men­sua­les del equi­po

La Hora - - País -

■ Se­bas­tián Fa­rías (31) es de Puen­te Al­to y tra­ba­ja en una agen­cia de pu­bli­ci­dad. Di­ce que per­te­ne­ce a dos gru­pos, uno don­de es­tá to­do el equi­po, cer­ca de 25 per­so­nas, y otro don­de só­lo es­tán aque­llos que tie­nen a car­go una sec­ción de la em­pre­sa. “En am­bos se con­ver­san co­sas del día a día, co­mo coor­di­na­ción de reunio­nes y or­ga­ni­za­ción de tra­ba­jo. Sin em­bar­go, el gru­po más gran­de tien­de a ser más ca­lla­do que el gru­po pe­que­ño, tal vez por­que se sa­be que tam­bién es­tán los su­per­vi­so­res. Sin em­bar­go en am­bos gru­pos la co­mu­ni­ca­ción es muy re­la­ja­da. Se con­ver­sa ade­más so­bre las sa­li­das men­sua­les del equi­po, se avi­sa cuan­do hay pro­ble­mas por trá­fi­co y es una gran he­rra­mien­ta an­te ur­gen­cias”, in­di­ca. Pa­ra Fa­rías es bueno que exis­ta es­te ca­nal por­que ayu­da a afian­zar al equi­po y a in­cluir a quie­nes son más re­ser­va­dos o se co­mu­ni­can me­nos con sus pa­res. “En­cuen­tro que es im­por­tan­te sa­ber li­mi­tar es­tos gru­pos pa­ra que no in­ter­fie­ran con la vi­da per­so­nal, pa­ra que no ter­mi­nen trans­for­mán­do­se en al­go ne­ga­ti­vo y mo­les­to pa­ra quie­nes son par­te de ellos”, acla­ra.

“Los gru­pos es­tán muy ac­ti­vos du­ran­te la ma­ña­na pa­ra em­pe­zar a coor­di­nar el día”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.