Kirk Douglas fes­te­ja hoy un si­glo de vi­da

Su hi­jo Mi­chael y su nue­ra Cat­he­ri­ne Ze­ta-Jo­nes en­ca­be­za­rán la mul­ti­tu­di­na­ria fies­ta con que el eterno gla­dia­dor de la gran pan­ta­lla fes­te­ja­rá sus cien años de edad.

La Hora - - Tiempo Libre -

Un amor de 63 años

Su pri­mer ma­tri­mo­nio con Dia­na Douglas lo con­vir­tió en pa­dre de Mi­chael y de Joel. Tres años des­pués de su di­vor­cio en 1951 se ca­só con la bel­ga-es­ta­dou­ni­den­se An­ne Buy­dens, con quien tu­vo otros dos hi­jos: Eric y Pe­ter. “Tu­ve la suer­te de en­con­trar mi al­ma ge­me­la y creo que nues­tro ma­tri­mo­nio ma­ra­vi­llo­so me ayu­dó a so­bre­vi­vir to­do es­te tiem­po”, de­cla­ró.

Gol­pes im­bo­rra­bles

Su vi­da ha es­ta­do mar­ca­da por tra­ge­dias. En 1991 el helicóptero en que via­ja­ba cho­có en Ca­li­for­nia, y al­gu­nos de sus ami­gos per­die­ron la vi­da. En 1996 su­frió un de­rra­me ce­re­bral que le im­pi­dió se­guir ha­blan­do co­rrec­ta­men­te. Así, se de­di­có a obras be­né­fi­cas jun­to a su mu­jer. Uno de sus ma­yo­res do­lo­res se pro­du­jo el 2004, cuan­do su hi­jo Eric mu­rió por una com­bi­na­ción de al­cohol y me­di­ca­men­tos a los 46 años.

El le­gen­da­rio ac­tor que nun­ca pi­dió una se­cue­la

Douglas, hi­jo de in­mi­gran­tes ru­sos anal­fa­be­tos, in­ter­pre­tó em­ble­má­ti­cos ro­les del ci­ne. Tra­ba­jó en cer­ca de 90 pe­lí­cu­las pe­ro, a di­fe­ren­cia de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, nun­ca acep­tó un pa­pel en una segunda par­te. Cham­pion (1949) le va­lió su pri­me­ra no­mi­na­ción al Os­car a mejor ac­tor, un pre­mio que nun­ca ga­nó y que lle­gó a la familia a tra­vés de su hi­jo con su pa­pel en Wall Street (1987). En­tre sus tra­ba­jos más fa­mo­sos des­ta­can los cin­ta bio­grá­fi­ca Sed de vi­vir (1956), don­de in­ter­pre­tó a Vin­cent Van Gogh, Due­lo de ti­ta­nes (1957), Es­par­ta­co (1960) y Sie­te días en ma­yo (1964).

“Me sal­vé de un ac­ci­den­te aé­reo y de un de­rra­me ce­re­bral pa­ra ha­cer el bien en el mun­do an­tes de ir­me. En eso es­toy”.

Su hi­jo Mi­chael ha si­do un pi­lar.“Me ha he­cho su­frir, pe­ro tam­bién vi­brar de or­gu­llo. Se­gui­mos apren­dien­do el uno del otro”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.