IN­FOR­ME DE DD.HH. CRI­TI­CA MAL­TRA­TO A EM­BA­RA­ZA­DAS

Do­cu­men­to in­te­gró por pri­me­ra vez a la vio­len­cia obs­té­tri­ca, don­de se cri­ti­ca al­to nú­me­ro de ce­sá­reas en el país.

La Hora - - News - Car­los Fuen­teal­ba V.

Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de De­re­chos Hu­ma­nos in­clu­yó por pri­me­ra vez a la vio­len­cia obs­té­tri­ca en su re­por­te anual.

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de De­re­chos Hu­ma­nos (INDH) pre­sen­tó su in­for­me anual 2016, en el que por pri­me­ra vez se in­clu­yó un ca­pí­tu­lo so­bre vio­len­cia obs­té­tri­ca.

La pu­bli­ca­ción bus­ca ha­cer­se car­go de lo que el Ob­ser­va­to­rio de Vio­len­cia Obs­té­tri­ca (OVO) de­fi­ne co­mo un “con­jun­to de prác­ti­cas de los equi­pos de sa­lud que son cues­tio­na­das, co­mo ac­cio­nes que cau­san da­ño fí­si­co o psi­co­ló­gi­co, que se ex­pre­sen en un tra­to cruel, in­hu­mano o de­gra­dan­te o en un abu­so de me­di­ca­li­za­ción, me­nos­ca­ban­do la ca­pa­ci­dad de de­ci­dir de ma­ne­ra li­bre e in­for­ma­da res­pec­to de di­chos pro­ce­sos re­pro­duc­ti­vos”.

Y aun­que el in­for­me va­lo­ra la ba­ja ta­sa de mor­ta­li­dad ma­ter­na que ha man­te­ni­do el país du­ran­te los úl­ti­mos diez años, po­ne una aler­ta so­bre el al­to nú­me­ro de ce­sá­reas que se prac­ti­can en el país. Se­gún da­tos de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra el Co­mer­cio y el De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OCDE), el 44,7% de los na­ci­mien­tos en Chi­le son por es­ta vía, lo que so­bre­pa­sa con cre­ces los es­tán­da­res de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) que re­co­mien­dan que es­te nú­me­ro os­ci­le en­tre el 10 y el 15%. Es­ta ci­fra só­lo se­ría ma­yor en Mé­xi­co y Tur­quía.

El in­for­me, ade­más, po­ne aten­ción so­bre la gran bre­cha que se da en­tre el sis­te­ma pú­bli­co, don­de es­ta ta­sa ron­da el 39%, y el pri­va­do, en que al­can­za el 72%. El do­cu­men­to ci­ta al ex mi­nis­tro Jaime Ma­ña­lich, quien atri­bu­ye es­ta di­fe­ren­cia a que exis­te “un in­cen­ti­vo eco­nó­mi­co muy gran­de pa­ra que los mé­di­cos ha­gan ce­sá­rea” en el sec­tor pri­va­do.

El de­sa­rro­llo ex­ce­si­vo de ce­sá­reas, di­ce el in­for­me, es un ejem­plo de los pro­ble­mas que tie­nen el sis­te­ma de sa­lud chi­leno ac­tual, que tie­ne un im­pac­to per­ju­di­cial en el ejer­ci­cio de los de­re­chos de las mu­je­res.

A su vez, la fal­ta de in­for­ma­ción res­pec­to de otro ti­po de prác­ti­cas cues­tio­na­das -co­mo los enemas y la epi­sio­to­mía (in­ci­sión pe­ri­neal pa­ra fa­ci­li­tar la ex­pul­sión del be­bé)- di­fi­cul­ta el de­sa­rro­llo de un diag­nós­ti­co aca­ba­do re­fe­ri­do a la si­tua­ción de vio­len­cia ha­cia las mu­je­res en el pro­ce­so de em­ba­ra­zo, par­to y puer­pe­rio (post par­to).

En el do­cu­men­to, ade­más, se re­co­gen tes­ti­mo­nios de mal­tra­tos su­fri­dos por mu­je­res du- ran­te el par­to: “A la ho­ri­ta que se te ocu­rre pa­rir...”; “A ver, a ver (aplau­dien­do), qué tan­to es­cán­da­lo aquí”; “¡Abre las pier­nas! ¡Có­mo no vai a sa­ber abrir las pier­nas!”; “¡Dé­ja­te de llo­rar que pa­re­cí ca­bra chi­ca!”; “Me di­je­ron que te­nía pe­zón plano, que mis pe­chu­gas eran ma­las pa­ra dar le­che. No sir­ven”; “(El mé­di­co me di­jo:) Me ten­go que ir, aguán­ta­te: y me pu­so cua­tro pun­tos sin anes­te­sia”, son al­gu­nos de los co­men­ta­rios de­gra­dan­tes.

En es­te sen­ti­do, se su­gie­re al Mi­nis­te­rio de Sa­lud im­ple­men­tar pro­ce­sos de ca­pa­ci­ta­ción y fis­ca­li­za­ción en es­te sec­tor, así co­mo ins­ti­tu­cio­na­li­zar ca­na­les de denuncia en el ám­bi­to de la sa­lud pa­ra es­te ti­po de prác­ti­cas. Tam­bién se lla­ma la aten­ción so­bre el pro­yec­to de ley que es­ta­ble­ce los de­re­chos de la mu­jer em­ba­ra­za­da y mo­di­fi­ca el Có­di­go Pe­nal pa­ra san­cio­nar la vio­len­cia obs­té­tri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.