Pre­si­den­te de Fi­li­pi­nas re­co­no­ce que sa­lía en mo­to a ma­tar gen­te

Ro­dri­go Du­ter­te, acu­sa­do de vio­lar los de­re­chos hu­ma­nos en su lu­cha con­tra las dro­gas, tie­ne una po­pu­la­ri­dad del 80%.

La Hora - - Portada - Clau­dia Mal­do­na­do C.

“Sa­lía por Da­vao con una mo­to enor­me. Pa­tru­lla­ba las ca­lles y bus­ca­ba pro­ble­mas, real­men­te es­ta­ba bus­can­do una con­fron­ta­ción pa­ra po­der ma­tar” (12 de di­ciem­bre) “Hitler ma­sa­cró a tres mi­llo­nes de ju­díos. Pues bien, hay tres mi­llo­nes de dro­ga­dic­tos (en Fi­li­pi­nas). Es­ta­ría fe­liz de ma­sa­crar­los”. (30 de sep­tiem­bre)

Ro­dri­go Du­ter­te no de­ja de sor­pren­der con sus de­cla­ra­cio­nes. Aún no cum­ple seis me­ses co­mo Pre­si­den­te de Fi­li­pi­nas y en ese tiem­po ha in­sul­ta­do a su ho­mó­lo­go es­ta­dou­ni­den­se Ba­rack Oba­ma, al que tra­tó de “hi­jo de pu­ta”, se ha bur­la­do del Pa­pa, de car­de­na­les, y ha di­cho que hay que ol­vi­dar­se de los de­re­chos hu­ma­nos, por men­cio­nar so­lo al­gu­nas de­cla­ra­cio­nes.

Aho­ra, aca­ba de ad­mi­tir que sa­lía en mo­to a ma­tar per­so­nas. Du­ran­te un fo­ro em­pre­sa­rial, la no­che del lu­nes re­co­no­ció que cuan­do era al­cal­de de Da­vao, car­go que ejer­ció du­ran­te 22 años (1988-2016), ha­bía ma­ta­do a dro­ga­dic­tos y tra­fi­can­tes de dro­gas pa­ra dar el ejem­plo a los po­li­cías.

“En Da­vao, lo so­lía ha­cer yo per­so­nal­men­te (ma­tar). Que­ría en­se­ñar a los po­li­cías que si lo ha­go yo, ¿por qué no van a po­der ha­cer­lo ellos?”, di­jo el po­lí- ti­co de 71 años.

“Yo iba por Da­vao en una mo­to y pa­tru­lla­ba las ca­lles, bus­can­do pro­ble­mas tam­bién. Bus­ca­ba una con­fron­ta­ción, así po­día ma­tar”, aña­dió Du­ter­te, ci­ta­do por la agen­cia AFP y por la BBC.

En el mis­mo dis­cur­so, en el pa­la­cio pre­si­den­cial de Ma­la­ca­ñang, en Ma­ni­la, jus­ti­fi­có vio­len­ta cam­pa­ña con­tra las dro­gas que lan­zó des­de que em­pe­zó su man­da­to, el 30 de ju­nio, y di­jo que so­lo un ter­cio de las 5.900 muer­tes que ha cau­sa­do es­ta ini­cia­ti­va fue en re­da­das po­li­cia­les. Re­co­no­ció que las res­tan­tes víc­ti­mas -ca­si cua­tro mil- fue­ron ase­si­na­das por gru­pos ci­vi­les que se to­man la jus­ti­cia por su mano.

Esa “gue­rra a las dro­gas” ha si­do du­ra­men­te cri­ti­ca­da por di­ver­sas au­to­ri­da­des y or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, que con­de­nan las eje­cu­cio­nes su­ma­rias y otras vio­la­cio­nes a los de­re­chos fun­da­men­ta­les.

Du­ter­te tam­bién ha si­do acu- sa­do du­ran­te años por or­ga­ni­za­cio­nes de de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos de di­ri­gir los “es­cua­dro­nes de la muer­te” de Da­vao, ban­das de si­ca­rios for­ma­das por an­ti­guos po­li­cías y sol­da­dos que ha­brían “eli­mi­na­do” a más de mil cri­mi­na­les pa­ra lim­piar la ciu­dad.

Ha­ce un mes, el fi­li­pino Ed­gar Ma­to­ba­to de­cla­ró an­te el Se­na­do que formó par­te de esos es­cua­dro­nes. Y ha­ce una se­ma­na, Ma­to­ba­to acu­só a Du­ter­te an­te el de­fen­sor del pue­blo de or­de­nar ase­si­na­tos, se­cues­tros y tor­tu­ras co­mo je­fe las ban­das. Esa que­re­lla con­tra el je­fe de Es­ta­do no pue­de pros­pe­rar por­que es­tá pro­te­gi­do por la in­mu­ni­dad con­tra es­te ti­po de de­nun­cias.

Los lla­ma­dos “es­cua­dro­nes de la muer­te de Da­vao” han si­do in­ves­ti­ga­dos en va­rias oca­sio­nes en el pa­sa­do, la úl­ti­ma por el Se­na­do es­te año, y nin­guno de los pro­ce­sos ha aca­ba­do con una con­de­na.

A pe­sar de esas acu­sa­cio­nes y los muer­tos en su cam­pa­ña con­tra las dro­gas, Du­ter­te man­tie­ne un al­to ín­di­ce de po­pu­la­ri­dad en­tre la po­bla­ción. En oc­tu­bre, el ni­vel de apro­ba­ción su­peró el 80% en la ma­yo­ría de los son­deos.

¿DES­TI­TU­CIÓN?

El se­na­dor fi­li­pino Ri­chard Gor­don ad­vir­tió ayer que a cau­sa de las de­cla­ra­cio­nes de que ma­tó gen­te cuan­do era al­cal­de, Du­ter­te se arries­ga a un pro­ce­so de des­ti­tu­ción.

“Cuan­do dices al­go co­mo eso te es­tás ex­po­nien­do, ¿ver­dad? Él lo di­jo, así que le­gal­men­te pue­de en­fren­tar­se a un pro­ce­so de des­ti­tu­ción”, in­di­có Gor­don.

“En to­do ca­so, es­toy se­gu­ro de que (el pre­si­den­te) sa­brá de­fen­der­se”, agre­gó el se­na­dor, un po­lí­ti­co in­de­pen­dien­te pe­ro que ha apo­ya­do va­rias me­di­das con­tro­ver­ti­das de Du­ter­te, co­mo su es­fuer­zo por re­im­plan­tar la pe­na de muer­te en Fi­li­pi­nas.

Más de seis mil per­so­nas han muer­to de for­ma vio­len­ta en seis me­ses de “gue­rra con­tra las dro­gas” en Fi­li­pi­nas.

Du­ter­te es­tu­vo ayer en Cam­bo­ya, don­de fir­mó acuerdos de colaboración.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.