Se en­cien­de el de­ba­te en España por re­duc­ción de la jor­na­da la­bo­ral

Par­la­men­ta­ria del Par­ti­do Po­pu­lar di­jo que los tra­ba­ja­do­res no apro­ve­chan bien el tiem­po y por eso sa­len tar­de.

La Hora - - Mundo - Clau­dia Maldonado C.

Una dipu­tada del go­ber­nan­te Par­ti­do Po­pu­lar (PP) de España, Ce­lia Vi­lla­lo­bos, re­ci­bió una ola de crí­ti­cas en las re­des so­cia­les lue­go de su­ge­rir que los es­pa­ño­les sa­len tar­de del tra­ba­jo por­que no apro­ve­chan bien el tiem­po.

Las de­cla­ra­cio­nes de Vi­lla­lo­bos fue­ron he­chas la no­che del miér­co­les, un día des­pués que la mi­nis­tra de Em­pleo y Se­gu­ri­dad So­cial, Fá­ti­ma Bá­ñez, anun­cia­ra que va a bus­car un pac­to de Es­ta­do pa­ra la con­ci­lia­ción y ra­cio­na­li­za­ción de ho­ra­rios. En es­te sen­ti­do, Bá­ñez de­cla­ró que quie­re que “la jor­na­da la­bo­ral en España, con ca­rác­ter ge­ne­ral, aca­be a las 18 ho­ras”.

En­tre­vis­ta­da por el ca­nal An­te­na 3, la dipu­tada del PP di­jo: “Si us­ted se pa­sea por gran­des em­pre­sas, ve a la gen­te ha­blan­do del par­ti­do de fút­bol del Real Ma­drid o del Be­tis, ve us­ted que es­tán ha­blan­do de las ca­rre­ras de mo­tos o de otras co­sas. Y des­pués ese tiem­po, que lo ha­cen du­ran­te su jor­na­da la­bo­ral, lo que ha­cen es am­pliar­la des­pués. Hay que ha­cer una me­jor uti­li­za­ción de la jor­na­da la­bo­ral de for­ma que po­da­mos con­ci­liar”.

El mar­tes, du­ran­te una in­ter­ven­ción ante el Con­gre­so, Bá­ñez abo­gó por lo­grar la con­ci­lia­ción en­tre tra­ba­jo y fa­mi­lia me­jo­ran­do los me­ca­nis­mos “con fór­mu­las co­mo el te­le­tra­ba­jo o la crea­ción de una bol­sa de ho­ras pa­ra ges­tio­nar asun­tos pro­pios”, al­go que, se­gún di­jo, ya se hace en al­gu­nos sec­to­res com­pe­ti­ti­vos.

“Tra­ba­ja­re­mos en la aper­tu­ra de una me­sa de diá­lo­go en es­tos te­mas que ten­ga a las fa­mi­lias en si­tua­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad co­mo ob­je­ti­vo prio­ri­ta­rio”, se­ña­ló Bá­ñez.

Vi­lla­lo­bos, pe­se a la cri­ti­ca­da fra­se, apo­ya ter­mi­nar más tem­prano la jor­na­da la­bo­ral y se mos­tró con­ven­ci­da de que se lo­gra­rá que sea a las 18.00, aun­que con “pro­ble­mas”. Ade­más, la dipu­tada la­men­tó que en España si al­guien se re­ti­ra del tra- ba­jo an­tes que el je­fe se le til­da de “va­go”.

OTRAS OPI­NIO­NES

Sin du­da, la pro­pues­ta Bá­ñez abrió un in­ten­so de­ba­te so­bre la con­ci­lia­ción en­tre la vi­da per­so­nal y la­bo­ral, un asun­to que 45% de los es­pa­ño­les con­si­de­ra cla­ve a la ho­ra de de­can­tar­se por una u otra em­pre­sa. Es­to, se­gún el in­for­me anual Em­plo­yer Bran­ding, de la em­pre­sa de re­cur­sos hu­ma­nos Rands­tad.

No obs­tan­te, no exis­te con­sen­so so­bre la for­ma de lo­grar esa con­ci­lia­ción. Se­gún una en­cues­ta de Rands­tad, 36% de los em­plea­dos en España pre­fe­ri­ría ma­yor fle­xi­bi­li­dad, es­to es, tra­ba­jar ho­ras va­ria­bles ca­da jor­na­da; mien­tras que 16% ase­gu­ra que cam­bia­ría su ac­tual jor­na­da por otra más lar­ga si eso le per­mi­tie­ra acor­tar su se­ma­na la­bo­ral. Por ejem­plo, tra­ba­jar cua­tro días y te­ner tres de des­can­so. Otro 38% pre­fe­ri­ría se­guir con una se­ma­na la­bo­ral con ho­ras es­tán­dar. Y 8% rea­li­za­ría días de tra­ba­jo va­ria­bles en fun­ción de las ne­ce­si­da­des se­ma­na­les.

En España, un ter­cio de los tra­ba­ja­do­res sa­le a las sie­te de la tar­de de sus em­pleos y el 10% lo hace a las nue­ve de la no­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.