La Fen­ter­mi­na se ven­de por la web, pe­ro tam­bién en farmacias

La Hora - - País -

La Fen­ter­mi­na, que se ven­de ba­jo va­rios nom­bres co­mo Obe­xol, El­ve­nir y Sen­tis, tam­bién se pue­de en­con­trar en in­ter­net, pe­ro es­tá re­gu­la­da y se co­mer­cia­li­za en farmacias a tra­vés de re­ce­ta a che­que. Es­te es un anore­xí­geno que ac­túa pro­du­cien­do dis­mi­nu­ción o su­pre­sión del ape­ti­to y es­tá in­di­ca­do so­la­men­te pa­ra el tra­ta­mien­to de la obe­si­dad a cor­to pla­zo. “Los prin­ci­pa­les efec­tos se­cun­da­rios son la so­bre es­ti­mu­la­ción del sis­te­ma ner­vio­so que produce ma­reos, bo­ca se­ca, in­som­nio, irri­ta­bi­li­dad, náu­seas, vó­mi­tos, dia­rrea o estreñimiento. Asi­mis­mo, es­te me­di­ca­men­to pue­de au­men­tar la pre­sión ar­te­rial. El ries­go au­men­ta con el uso pro­lon­ga­do de es­te me­di­ca­men­to y su uso jun­to con otros fár­ma­cos su­pre­so­res del ape­ti­to y pro­duc­tos a ba­se de hier­bas”, se­ña­la Carlos La­gos, do­cen­te de la Es­cue­la de Quí­mi­ca y Far­ma­cia de la Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián y doc­tor en Bio­tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.