Pro­tec­ción a in­for­man­tes

La Hora - - En2minutos - Ma­ría Ja­ra­que­ma­da Di­rec­to­ra de In­ci­den­cia, Es­pa­cio Pú­bli­co

La se­ma­na pa­sa­da se lle­vó a ca­bo en Pa­rís la cum­bre mun­dial de la Alian­za de Go­bierno Abier­to. Asis­tie­ron más de 3.000 per­so­nas de to­do el mun­do y se dis­cu­tie­ron di­ver­sos te­mas re­la­cio­na­dos con la trans­pa­ren­cia, par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na y ren­di­ción de cuen­tas. Una de las ma­te­rias prin­ci­pa­les y re­cu­rren­tes fue cómo las ini­cia­ti­vas de es­ta Alian­za pue­den ayu­dar a com­ba­tir la co­rrup­ción. Den­tro de es­to, se re­pi­tió en va­rias oca­sio­nes la ne­ce­sa­ria pro­tec­ción de los de­nun­cian­tes, da­do que se tra­ta de un sis­te­ma muy efec­ti­vo pa­ra de­tec­tar es­te ti­po de de­li­tos y, por otra par­te, pa­ra evi­tar que per­so­nas que se atre­ven a de­nun­ciar he­chos ilí­ci­tos sean víc­ti­mas de re­pre­sa­lias per­so­na­les o la­bo­ra­les. Re­cor­de­mos cómo se han des­ta­pa­do ca­sos em­ble­má­ti­cos que hoy se in­ves­ti­gan: Pen­ta, por una de­nun­cia de uno de los in­vo­lu­cra­dos y Ca­val, por un jui­cio la­bo­ral de otro im­pli­ca­do. En Chi­le, des­de el 2007, con­ta­mos con una nor­ma­ti­va que pro­te­ge al fun­cio­na­rio que de­nun­cia irre­gu­la­ri­da­des y fal­tas al prin­ci­pio de pro­bi­dad y, re­cien­te­men­te, se han apro­ba­do me­di­das pa­ra pro­mo­ver la de­la­ción com­pen­sa­da en ma­te­ria de li­bre com­pe­ten­cia y mer­ca­do de va­lo­res. Sin em­bar­go, aún se tra­ta de me­di­das fo­ca­li­za­das, la primera só­lo apli­ca a fun­cio­na­rios pú­bli­cos –y no a to­dos, por ejem­plo, los de las Fuer­zas Ar­ma­das que­dan fue­ra- y, la segunda, en mer­ca­dos de­li­mi­ta­dos. La Co­mi­sión En­gel reali­zó una se­rie de pro­pues­tas en es­ta ma­te­ria, tal co­mo avan­zar en sis­te­mas de de­nun­cias anó­ni­mas. De es­te mo­do, la per­so­na que ten­ga in­for­ma­ción so­bre irre­gu­la­ri­da­des co­me­ti­das al in­te­rior de la em­pre­sa en la cual tra­ba­ja o de un ser­vi­cio pú­bli­co, no te­me­rá ver­se re­mo­vi­da o des­pla­za­da por es­ta ra­zón. Sin em­bar­go, es­to de­be ir de la mano de un sis­te­ma que ga­ran­ti­ce san­cio­nes en ca­so de de­nun­cias fal­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.