El dra­ma tras los 50 muer­tos por be­ber lo­ción de ba­ño en Si­be­ria

La ciu­dad de Ir­kutsk se en­cuen­tra en es­ta­do de emer­gen­cia y se in­ves­ti­gan las cir­cuns­tan­cias de la tra­ge­dia.

La Hora - - Portada - Ce­ci­lia Ri­ve­ra H.

Lue­go del fa­lle­ci­mien­to de al me­nos 50 per­so­nas en la ciu­dad si­be­ria­na de Ir­kutsk, en Ru­sia, tras in­ge­rir una lo­ción pa­ra des­pués del ba­ño que con­te­nía al­cohol me­tí­li­co, na­ce la in­quie­tud en torno al contexto que ro­dea tan es­ca­lo­frian­te he­cho.

Y es que el vod­ka pa­re­ce de­fi­nir a Ru­sia, ya que cuan­do se ha­bla de es­te an­ti­guo li­cor es ca­si im­po­si­ble se­pa­rar la idea de que los ru­sos son cam­peo­nes mun­dia­les en con­su­mo de al­cohol.

El con­cep­to no es­tá muy le­jos de la reali­dad: Ru­sia tie­ne uno de los más al­tos ni­ve­les de con­su­mo de al­cohol en el mun­do con ca­si on­ce li­tros por per­so­na al año, se­gún los úl­ti­mos da­tos de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OCDE).

A ni­vel mun­dial ocu­pa el quin­to lu­gar y se en­cuen­tra so­bre los nue­ve li­tros de con­su­mo pro­me­dio de la OCDE y de los ca­si ocho li­tros pro­me­dio de Chi­le.

El con­su­mo de al­cohol se ha vuel­to un pro­ble­ma so­cial en ese país. En 2012, 18% de la po­bla­ción ru­sa te­nía pro­ble­mas de sa­lud aso­cia­dos al li­cor y 31% de las muer­tes se re­la­cio­na­ban con ello, se­gún un re­por­te de 2014 de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS).

La si­tua­ción se ha agu­di­za­do con la cri­sis eco­nó­mi­ca, que hi­zo cre­cer el nú­me­ro de per­so­nas ba­jo la lí­nea de la po­bre­za hasta 23 mi­llo­nes, 16% de la po­bla­ción, de acuer­do a ci­fras del go­bierno ru­so.

En un in­ten­to por re­du­cir el con­su­mo, ha­cien­do más di­fí­cil el ac­ce­so, en 2006 se pu­so en vi­gor un al­za en los im­pues­tos al al­cohol y res­tric­cio­nes a su ven­ta. Si bien las me­di­das lo­gra­ron dis­mi­nuir las muer­tes en al­gu­nos sec­to­res de la so­cie­dad, pro­vo­ca­ron un au­men­to del mer­ca­do ne­gro y del con­su­mo de pro­duc­tos de du­do­sa ca­li­dad.

El al­za del pre­cio del al­cohol a ca­si el do­ble ha lle­va­do, asi­mis­mo, a que mu­chos ru­sos fa­bri­quen li- cor de for­ma ar­te­sa­nal o in­gie­ran otro ti­po de pro­duc­tos que lo con­tie­nen. Mu­chos de es­tos pro­duc­tos son no­ci­vos y pue­den lle­var a la muer­te (ver recuadro).

EMER­GEN­CIA

Así, las in­to­xi­ca­cio­nes por al­cohol en Ru­sia se han vuel­to co­mu­nes, pe­ro lo ocu­rri­do en Si­be­ria no tie­ne pre­ce­den­te por su mag­ni­tud. Los de­ce­sos ocu­rrie­ron lu­nes y mar­tes, y las au­to­ri­da­des no des­car­tan que el nú­me­ro de fa­lle­ci­dos au­men­te los pró­xi­mos días.

Se­gún in­for­mó el por­tal de Te­le­sur, to­dos los afec­ta­dos be­bie­ron una lo­ción de la mar­ca Bo­yárysh­nik de un lo­te fal­si­fi­ca­do.

El al­cal­de de Ir­kutsk, Dmi­tri Bérd­ni­kov, de­cla­ró el es­ta­do de emer­gen­cia, mien­tras el pri­mer mi­nis­tro, Dmi­tri Med­ve­dev, or­de­nó en­du­re­cer el con­trol so­bre el co­mer­cio de to­dos los pro­duc­tos que con­tie­nen al­cohol.

Los in­ves­ti­ga­do­res han lo­ca­li­za­do más de un cen­te­nar de pun­tos de ven­ta con el pro­duc­to adul­te­ra­do, ade­más de de­te­ner a dos dis­tri­bui­do­res de la mar­ca e in­cau­tar más de dos mil bo­te­llas.

La lo­ción con­te­nía me­ta­nol (tó­xi­co) y aun­que la eti­que­ta in­di­ca­ba que no es­ta­ba des­ti­na­da a ser be­bi­da, de­cía que con­te­nía “93% de eta­nol”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.