“Es­toy le­jos del ca­ra­du­ris­mo de Un dia­blo con án­gel”

Des­de ini­cios de 2017 el ac­tor en­car­na­rá a un hom­bre egoís­ta, mu­je­rie­go y co­rrup­to que tie­ne una se­gun­da opor­tu­ni­dad.

La Hora - - Portada - Ma­ría Eugenia Du­rán

Ben­ja­mín Vi­cu­ña ha­bla de su re­gre­so a TVN en 2017 con la se­rie que lo re­uni­rá con Da­niel Mu­ñoz. “La co­me­dia sa­na el al­ma”, ase­gu­ra.

No sa­be si es el ambiente na­vi­de­ño, la edad (cum­plió 38 años el 29 de no­viem­bre) o la cer­ca­nía de sus ami­gos en Chi­le pe­ro Ben­ja­mín Vi­cu­ña es­tá, por es­tos días, muy re­fle­xi­vo. In­clu­so al ha­blar de la co­me­dia Un dia­blo con án­gel, la nue­va se­rie noc­tur­na que en enero de 2017 lo lle­va­rá de vuel­ta a TVN.

“La co­me­dia sa­na el al­ma. Y ade­más, es un for­ma­to que a mí me aco­mo­da mu­cho”, di­ce Vi­cu­ña so­bre la noc­tur­na con que la te­le­vi­so­ra es­ta­tal pre­ten­de co­men­zar a dar vuel­ta los malos re­sul­ta­dos de ra­ting.

So­bre su per­so­na­je es ta­jan­te: “Gas­par es un sin­ver­güen­za, un dia­blo, un ca­ra’e ra­ja, un ca­brón que su­fre un ac­ci­den­te y le dan la opor­tu­ni­dad de em­pe­zar de nue­vo y de amar; pe­ro, así y to­do, le cues­ta mu­cho”.

Es­te exi­to­so mu­je­rie­go y ego­cén­tri­co per­so­na­je es ayu­da­do en su “mi­sión” de cam­biar de vi­da y apren­der a amar por Be­ni­to, in­ter­pre­ta­do por Da­niel Mu­ñoz, su án­gel guar­dián en la se­rie y en­tra­ña­ble ami­go en la vi­da real, con quien di­ce ha­ber­se di­ver­ti­do mu­cho en las gra­ba­cio­nes.

-¿Qué tie­ne Ben­ja­mín del os­cu­ro Gas­par o en qué se di­fe­ren­cian?

-Gas­par es un des­equi­li­bra­do sin ma­ti­ces, pe­ro yo es­toy cons- cien­te de mi blan­co y ne­gro; más de blan­co, cla­ro, por­que soy de Co­lo-Co­lo. Bá­si­ca­men­te uno tra­ta de equi­li­brar y ser cons­cien­te. Y yo es­toy le­jos del egoís­mo y ca­ra­du­ris­mo que tie­ne es­te Gas­par. Pe­ro sí, guar­dan­do las pro­por­cio­nes, creo que to­dos, so­bre to­do en es­tas fe­chas, pen­sa­mos en lo po­co que a ve­ces cui­da­mos los víncu­los. Por­que se po­ne por de­lan­te el trabajo, la vi­da o tus prio­ri­da­des y se te ol­vi­dan mu­chas ve­ces tus ami­gos, tus vie­jos. -¿Es­to la­men­tas? -Sí, y por eso creo que hay que te­ner un Be­ni­to cer­ca y acor­dar­se de que las amis­ta­des se cultivan, que hay que lla­mar, hay que es­cri­bir, es­tar aten­tos de los cum­plea­ños, de los ami­gos. Pa­re­cen co­sas chi­cas, pe­ro a me­di­da que van pa­san­do los años se van ha­cien­do más im­por­tan­tes.

-¿Crees en las se­gun­das opor­tu­ni­da­des?

-To­do nos me­re­ce­mos po­der equi­vo­car­nos, fra­ca­sar, pe­dir

“To­dos nos me­re­ce­mos po­der equi­vo­car­nos,

fra­ca­sar, pe­dir per­dón y vol­ver a em­pe­zar”.

per­dón y vol­ver a em­pe­zar. A na­die se le pue­de qui­tar una se­gun­da opor­tu­ni­dad, pe­ro tam­bién se re­quie­re que del otro la­do exis­ta un apren­di­za­je. -¿Crees en los án­ge­les guar­dia­nes?

-To­dos nos me­re­ce­mos te­ner un án­gel de la guar­da como Da­niel Mu­ñoz, con ese hu­mor, con esa dul­zu­ra, con esa ma­du­rez y con esa sa­bi­du­ría. -¿Tú tie­nes uno? ¿Una es­pe­cie de Be­ni­to?

-Ten­go mi pro­pia con­cien­cia pe­ro tam­bién ten­go un ami­go del co­le­gio, de to­da la vi­da, que es como mi Pe­pe Gri­llo, que ca­da vez que ha­bla­mos me “re­pu­tea” y me di­ce es­to y lo otro. Es una es­pe­cie de con­cien­cia y ca­ble a tie­rra tam­bién. Y yo creo que la re­fle­xión es al­go muy im­por­tan­te so­bre to­do en mi ofi­cio, es al­go que es­toy ha­cien­do cons­tan­te­men­te, como or­de­nan­do la ca­sa, ver en qué si­tua­ción es­toy, et­cé­te­ra.

38 años cum­plió el ac­tor chi­leno ha­ce po­cas se­ma­nas.

FELIZ EN CHI­LE

Con­cen­tra­do en el lan­za­mien­to de la se­rie -que se reali­zó ano­che en el Sky Cos­ta­ne­ra con la presencia de to­do el elen­co de la se­rie y del fla­man­te di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la red es­ta­tal, Jaime de Agui­rre-, el ac­tor de El bos­que de Ka­ra­di­ma y de El hi­lo rojo di­ce es­tar dis­fru­tan­do el ha­ber vuel­to a Chi­le y a Te­le­vi­sión Na­cio­nal: “Es vol­ver a mi ca­sa, li­te­ral­men­te”.

“Es­toy agra­de­ci­do de po­der vol­ver a mis raí­ces, a mis víncu­los, a mi gen­te y a la te­le­vi­sión abier­ta, por­que sien­to que es una de­mo­cra­ti­za­ción del con­te­ni­do que uno ha­ce. Y de ha­cer­lo jun­to a un elen­co de lu­jo, con com­pa­ñe­ros como la Pan­cha Ga­vi­lán, Eli­sa Zu­lue­ta o Ro­ber­to Fa­rías”, afir­ma.

COMEDIAS SUBVERSIVAS

Y a Vi­cu­ña le agra­da re­gre­sar con una “co­me­dia desata­da, en la que tam­bién se ins­ta­la un te­ma tan con­tem­po­rá­neo como el egoís­mo de las per­so­nas”.

El ac­tor cree que las comedias tam­bién pueden ser subversivas: “Son lo­bos dis­fra­za­dos de cor­de­ros. Es un for­ma­to don­de el pú­bli­co se ríe, se en­tre­tie­ne, se di­vier­te, pe­ro va un men­sa­je. En es­te ca­so es una des­crip­ción de cómo es hoy, el 2016-2017, ser una bue­na per­so­na, qué im­pli­ca eso y cómo es­ta­mos desa­rro­llan­do in­di­vi­duos egoís­tas, sin con­cien­cia del entorno. Es­ta se­rie es un dis­pa­ra­dor”.

“Me sien­to feliz de que la co­noz­can (a “Chi­na” Suá­rez), en Chi­le. Se­gu­ro le va a ir muy bien”.

“Chi­na” Suá­rez se­rá una de las pa­ne­lis­tas del es­te­lar ¿Quién di­ce la ver­dad? de Chi­le­vi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.