The Jar: Al­muer­zo en San­ta Isa­bel

Es­te lo­cal es una real pi­ca­da pa­ra al­mor­zar: ex­ce­len­tes pla­tos o sán­gu­ches que se com­bi­nan con un schop

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio To­bar

The Jar es de esos lo­ca­les que ven­de mu­cha co­mi­da. Piz­zas, ta­blas, sán­gu­ches y más. El pre­jui­cio cu­li­na­rio obli­ga a des­con­fiar de car­tas tan am­plias. Pe­ro es­te res­to­rán ubi­ca­do en San­ta Isa­bel con Se­mi­na­rio, que pa­re­ce ideal pa­ra una sa­li­da noc­tur­na, es una bue­ní­si­ma al­ter­na­ti­va al al­muer­zo. ¿Por qué? Por­que su car­ta es­con­de una bue­na gra­cia: el me­nú del día.

Pes­ca­do fri­to, ham­bur­gue­sas ca­se­ras, ta­lla­ri­nes con sal­sa, chu­le­ta, po­llo ar­ve­ja­do o pri­ma­ve­ra y car­ne me­cha­da más agre­ga­do es lo me­jor que tie­ne The Jar. El me­nú -muy ba­ra­to pa­ra la ca­li­dad- sor­pren­de con unas bien lo­gra­das pa­pas rús­ti­cas: cro­can­tes y li­bres del mar de acei­te que sue­len acom­pa­ñar­las.

De en­tra­da pi­da la en­sa­la­da no la so­pa. Va bien pre­pa­ra­da, ce­bo­lla mo­ra­da, le­chu­ga y cho­clo. Bue­na can­ti­dad y no pa­re­ce sa­ca­da de una bol­sa pa­ra lle­gar al bol, sino pi­ca­da a cu­chi­llo. La car­ne me­cha­da con pa­pas rús­ti­ca de fon­do es el pla­to ca­se­ro es­tre­lla. Ju­go­sa y blan­da, se des­hi­la­cha so­la y re­mo­ja las pa­pas con su cal­do.

El gua­ta­zo del me­nú es un ju­go, al­go des­a­bri­do. La so­lu­ción es pe­dir un schop pe­que­ño y tie­ne que ser el Kross bock. He­la­dí­si­mo y en una pro­por­ción jus­ta pa­ra vol­ver a la ofi­ci­na sin ras­tros del pe­ca­do etí­li­co.

Aho­ra, si pre­fie­re, pi­da una piz­za o uno de los ge­ne­ro­sos sán­gu­ches acom­pa­ña­dos de pa­pas.

Las pi­fias de The Jar son la fal­ta de un ai­re acon­di­cio­na­do y la presencia de ex­ce­si­vos ele­men­tos vin­ta­ge que pre­ten­den dar­le un ambiente que pa­re­ce al­go for­za­do y que re­cuer­da que lo im­por­tan­te de un res­to­rán es co­mer y no mi­rar. Al fi­nal eso ofre­ce The Jar y cum­ple. No es pa­ra po­sar, es pa­ra co­mer. Oja­lá ten­ga la suer­te de que lo atien­da la sim­pá­ti­ca Oria­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.