Caszely re­cuer­da có­mo si­len­ció Ma­ra­ca­ná an­te Bo­ta­fo­go

Ape­nas co­no­ció el sor­teo de es­te miér­co­les, el “Chino” re­cor­dó el pri­mer triun­fo de un equi­po chi­leno en Bra­sil. “Has­ta al Zo­rro Ála­mos se le qui­tó la tar­ta­mu­dez”, di­ce en­tre ri­sas.

La Hora - - News - Cris­tian González Far­fán

An­tes de que Co­lo Co­lo ju­ga­ra en Ma­ra­ca­ná, los equi­pos chi­le­nos só­lo ha­bían su­ma­do frus­tra­cio­nes en Bra­sil. De ahí el tin­te histórico que ad­qui­rió el triun­fo al­bo an­te Bo­ta­fo­go el vier­nes 6 de abril de 1973.

Por en­ton­ces, la Co­pa Li­ber­ta­do­res te­nía un for­ma­to to­tal­men­te dis­tin­to al ac­tual. Las se- mi­fi­na­les se dispu­taban por gru­po, y Co­lo Co­lo que­dó con Bo­ta­fo­go y Ce­rro Por­te­ño. El cua­dro ca­rio­ca te­nía en­tre sus fi­las a tres cam­peo­nes mun­dia­les del 70 y al DT Ma­rio Lo­bo Za­ga­llo, pe­ro los ju­ga­do­res es­ta­ban con­fia­dos. Se di­ce que pi­die­ron pre­mios só­lo por ga­nar; ni si­quie­ra por em­pa­tar.

En San­tia­go, en tan­to, las cró­ni­cas de la re­vis­ta Es­ta­dio na­rra­ban có­mo los hin­chas agi­li­za­ban sus la­bo­res pa­ra ir a es­cu­char el par­ti­do por la ra­dio. La ex­pec­ta­ción era gran­de y el elen­co al­bo cum­plió: con un tan­to de Caszely y un pe­nal de Fran­cis­co Val­dés (tras foul so­bre el pro­pio “Chino), ven­ció por 2-1 y pa­vi­men­tó su ca­mino a la fi­nal. La di­fe­ren­cia, in­clu­so, pu­do ser ma­yor, pe­ro el juez uru­gua­yo Án­gel Pa­zos, aún no se sa­be por qué, anu­ló un gol de em­bo­qui­lla­da del pro­pio Val­dés.

“Cuan­do vi el sor­teo del miér­co­les, y su­pe que Co­lo Co­lo en­fren­ta­rá de nue­vo a Bo­ta­fo­go, se me vino a la me­mo­ria in­me­dia­ta­men­te el par­ti­do del 73”, re­ve­la a La Ho­ra Caszely, quien si­gue acu­san­do que al Ca­ci­que le ro­ba­ron el tí­tu­lo de la Li­ber­ta­do­res.

“Ese Bo­ta­fo­go con­ta­ba con nue­ve se­lec­cio­na­dos bra­si­le­ños, in­clu­so cam­peo­nes mun­dia­les del 70. Des­pués del triun­fo, los pe­rio­dis­tas bra­si­le­ños en­tra­ron a la can­cha y me re­ga­la­ron un re­loj por ha­ber si­do el me­jor del par­ti­do. Lle­gan­do a Chi­le, ese re­loj lo lle­vó or­gu­llo­so mi pa­dre por siem­pre”, agre­ga el Chino.

Caszely di­ce que, tras el épi­co “ma­ra­ca­na­zo”, “has­ta al maes­tro Zo­rro Ála­mos se le qui­tó la tar­ta­mu­dez”. Y cie­rra: “Le­yen­do la his­to­ria, re­cor­da­mos el Mun­dial del 50, cuan­do Uru­guay en­mu­de­ció el Ma­ra­ca­ná. No­so­tros hi­ci­mos lo mis­mo”.

“Los pe­rio­dis­tas bra­si­le­ños me re­ga­la­ron un re­loj por ser el me­jor del par­ti­do. Ese re­loj lo lle­vó mi pa­dre por siem­pre”. Car­los Caszely, ído­lo de Co­lo Co­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.