Ez­za­ti lla­mó a evi­tar mal­tra­to a in­mi­gran­tes

La Hora - - País -

Du­ran­te la mi­sa de Na­vi­dad rea­li­za­da el do­min­go en la Catedral Me­tro­po­li­ta­na, el car­de­nal Ri­car­do Ez­za­ti em­pla­zó a evi­tar la dis­cri­mi­na­ción y mal­tra­to ha­cia los in­mi­gran­tes. “Hay que ser so­li­da­rios y re­co­no­cer en ca­da per­so­na la dig­ni­dad de Hi­jo de Dios”, sub­ra­yó. “Na­vi­dad es to­dos los días cuan­do - imi­tan­do a Je­sús, en sus ges­tos de so­li­da­ri­dad por la hu­ma­ni­dad caí­da- no­so­tros mis­mos nos ha­ce­mos so­li­da­rios con el her­mano que su­fre, la her­ma­na que es­tá so­la, los her­ma­nos que es­tán pri­va­dos de sus de­re­chos fun­da­men­ta­les, los her­ma­nos que es­tán en­fer­mos. Na­vi­dad es to­dos los días cuan­do abri­mos el co­ra­zón al her­mano y her­ma­na que vie­ne fo­ras­te­ro a com­par­tir nues­tra vi­da. Na­vi­dad es to­dos los días cuan­do abri­mos nues­tro co­ra­zón al amor, la so­li­da­ri­dad, el per­dón y a la aco­gi­da”, des­ta­có en su in­ter­ven­ción el ar­zo­bis­po de Santiago. ac­ti­vi­da­des tu­vo ayer la au­to­ri­dad. “Tan­tos paí­ses vi­ven en la gue­rra, se­pa­ra­dos de otros, co­mo enemi­gos y no her­ma­nos (...) Que­re­mos pe­dir en es­te día que Él sea nues­tra paz”, di­jo. Ho­ras an­tes, Ez­za­ti, reali­zó un cul­to es­pe­cial en el cen­tro pe­ni­ten­cia­rio fe­me­nino de San Joa­quín, don­de en­tre­gó un men­sa­je de paz y ale­gría a la in­ter­nas y al per­so­nal.

El car­de­nal tam­bién con­cu­rrió a la cár­cel de mu­je­res de San Joa­quín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.