La sin­gu­lar vi­da de Ram­bo, el co­co­dri­lo mas­co­ta de Flo­ri­da

Su due­ña, Mary Thorn, lo­gró un acuer­do con las au­to­ri­da­des de ese es­ta­do pa­ra que­dar­se con él.

La Hora - - Mundo - Ce­ci­lia Ri­ve­ra H.

Dar pa­seos en mo­to­ci­cle­ta usan­do una cha­que­ta de cue­ro o dis­fra­za­do de Vie­jo Pascuero es par­te de la ru­ti­na dia­ria de Ram­bo, un co­co­dri­lo de La­ke­land, Flo­ri­da, en Es­ta­dos Uni­dos.

Ha­ce do­ce años el rep­til fue res­ca­ta­do por Mary Thorn des­de un cló­set os­cu­ro don­de es­tu­vo cua­tro años, por lo que desa­rro­lló una ex­tre­ma sen­si­bi­li­dad a la luz. Des­de ese mo­men­to la mu­jer prác­ti­ca­men­te lo adop­tó co­mo su hi­jo.

Pe­ro el año pa­sa­do la Co­mi­sión de Pes­ca y Vi­da Sal­va­je de Flo­ri­da le ad­vir­tió que el ani­mal ha cre­ci­do mu­cho co­mo pa­ra te­ner­lo en una pequeña vi­vien­da, se­gún in­for­mó Or­lan­do Sen­ti­nel.

Las le­yes de ese es­ta­do es­ta­ble­cen que los co­co­dri­los cer­ca­nos a los dos me­tros, co­mo Ram­bo, ne­ce­si­tan al me­nos una hec­tá­rea de tie­rra dis­po­ni­ble pa­ra ellos.

Sin em­bar­go, la mu­jer lle­gó a un acuer­do con la co­mi­sión y po­drá que­dar­se con Ram­bo tras ob­te­ner una li­cen­cia pa­ra que sea su mas­co­ta, pe­ro ba­jo una años de edad tie­ne Ram­bo, que fue res­ca­ta­do por Mary. es­tric­ta con­di­ción.

La mu­jer so­lía lle­var­lo en su mo­to­ci­cle­ta con di­ver­sos atuen­dos que ella mis­ma con­fec­cio­nó y ha­cer espectáculos es­pon­tá­neos en los que re­cau­da­ba di­ne­ro. Pe­ro aho­ra ya no po­drá ha­cer­lo.

Co­mo par­te del acuer­do, Thorn de­be­rá eli­mi­nar los via­jes de Ram­bo en mo­to­ci­cle­ta y no po­drá te­ner con­tac­to di­rec­to con otras per­so­nas.

Pe­se a ello, Mary es­tá fe­liz, por­que el acuer­do le per­mi­tió com­par­tir otra Na­vi­dad con él y dis­fru­tar una ce­na es­pe­cial con pa­vo, ja­món y po­ro­tos verdes, los fa­vo­ri­tos de Ram­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.