“Mar­tín es hin­cha de la U; to­da su fa­mi­lia es co­lo­co­li­na”

Dos de sus ex en­tre­na­do­res cuen­tan los ini­cios de Rodríguez en su na­tal Die­go de Al­ma­gro. “Hu­go Vilches no de­jó a Mar­tín en la U por ser muy fla­co”, ase­gu­ran.

La Hora - - Deportes - Cris­tian Gon­zá­lez Far­fán

El co­lor de ca­mi­se­ta que po­dría ves­tir Mar­tín Rodríguez en un pla­zo cer­cano, la del Cruz Azul de Mé­xi­co, coin­ci­de con la pre­fe­ren­cia del equi­po de sus amo­res.

Quie­nes lo co­no­cie­ron des­de sus ini­cios en su na­tal Die­go de Al­ma­gro, en pleno de­sier­to de Ata­ca­ma, re­cuer­dan có­mo Rodríguez era el úni­co de una fa­mi­lia to­tal­men­te co­lo­co­li­na que te­nía una pre­fe­ren­cia dis­tin­ta: Uni­ver­si­dad de Chi­le.

“Él es hin­cha de la U, al­go ex­tra­ño por­que to­da su fa­mi­lia por par­te de mamá, que son muy co­no­ci­dos en el pue­blo, los To­rre­jón, son co­lo­co­li­nos, y él sa­lió azul”, re­ve­la Ro­dri­go Ruiz, mo­ni­tor de fút­bol y en­car­ga­do de la ofi­ci­na de De­por­tes de la mu­ni­ci­pa­li­dad de Die­go de Al­ma­gro, que co­no­ció a Rodríguez cuan­do és­te te­nía sie­te años y per­te­ne­cía a la es­cue­la de fút­bol Die­go de Al­ma­gro, hoy Aca­de­mia Mu­ni­ci­pal de Fút­bol.

In­clu­so, Ruiz acom­pa­ñó to­do el pro­ce­so de Rodríguez has­ta pro­bar­se en los azu­les, don­de fue desecha­do, de acuer­do a lo di­cho por el pro­pio ju­ga­dor, por­que “era muy chi­co y muy fla­co”.

“A Mar­tín lo re­que­rían pa­ra la aca­de­mia de fút­bol de Co­pia­pó, don­de ac­tua­ba co­mo re­fuer­zo. Él te­nía unas con­di­cio­nes enor­mes. Des­de allí lo lle­va­ron a una prue­ba al Ca­ra­col Azul. Yo no lo pu­de acom­pa­ñar has­ta allá. Pe­ro fue Hu­go Vilches, hoy téc­ni­co de Au­dax, el que no lo de­jó por ser muy fla­co. Cu­rio­sa­men­te, Vilches des­pués lo di­ri­gió en Hua­chi­pa­to, mi­re có­mo son las co­sas”, di­ce Ruiz.

An­tes, eso sí, Rodríguez es­tu­vo a pun­to de re­ca­lar en Co­lo Co­lo. Fue en 2006, en una prue­ba que se hi­zo en Cha­ña­ral. “Des­pués de que lo vie­ron, su­pues­ta­men­te Lu­cho Pérez lo iba a lla­mar pa­ra ha­cer una prue­ba en San­tia­go en el club. Ese lla­ma­do nun­ca lle­gó”, agre­ga Ruiz.

“NO SÉ SI MÉ­XI­CO SEA UN TRAM­PO­LÍN”

“Siem­pre fue chun­cho”, re­ve­la por su par­te An­to­nio Fer­nán­dez, quien re­co­men­dó a Hua­chi­pa­to al ju­ga­dor. Él reali­zó un cur­so de mo­ni­tor de fút­bol en Cal­de­ra con el pro­pio Ruiz y con el pa­dre de Mar­tín, Pa­tri­cio Rodríguez, quien tra­ba­ja en El Sal­va­dor. Su ma­dre Ra­quel To­rre­jón, en tan­to, es edu­ca­do­ra de pár­vu­los y tra­ba­ja en An­to­fa­gas­ta.

“Yo soy de Tal­cahuano y co- no­cía a Car­los Pe­de­mon­te (en­car­ga­do del fút­bol jo­ven de Hua­chi­pa­to por 25 años, hoy en Co­lo Co­lo). Lle­ga­mos allá, nos ins­ta­la­mos en un es­ta­dio te­cha­do al la­do de La Tor­tu­ga y fui­mos al se­lec­ti­vo. Vol­vió a Co­pia­pó y lue­go lo lla­ma­ron de nue­vo pa­ra un cua­dran­gu­lar lla­ma­do Co­pa Ni­ke. Ahí des­ta­có y fi­nal­men­te que­dó en Hua­chi­pa­to”, cuen­ta Fer­nán­dez.

Tan­to Fer­nán­dez co­mo Ruiz creen que la chan­ce de ir al Cruz Azul es bue­na des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, pe­ro no des­de su cre­ci­mien­to fut­bo­lís­ti­co.

“Yo pien­so que se apre­su­ró mu­cho. Po­dría ha­ber ju­ga­do en Co­lo Co­lo una co­pa in­ter­na­cio­nal y va­lo­ri­zar­se mu­cho más. No sé si Mé­xi­co pue­da lle­gar a ser un tram­po­lín, yo creo que es­tu­vo mal ase­so­ra­do, los ju­ga­do­res van a mo­rir a Mé­xi­co”, cuen­ta Ro­dri­go Ruiz, mien­tras que Fer­nán­dez du­da de que el fút­bol az­te­ca pue­da ser una “vi­tri­na” pa­ra Rodríguez

“Yo creo que se apre­su­ró mu­cho en ir­se al Cruz Azul. Los ju­ga­do­res van a mo­rir a Mé­xi­co”. Ro­dri­go Ruiz, uno de los for­ma­do­res de Mar­tín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.