¿Có­mo evi­tar que pe­rros y ga­tos su­fran con el ve­rano?

Hay que pro­cu­rar que to­men mu­cha agua, no jue­guen a las ho­ras de ma­yor ca­lor y se man­ten­gan a la som­bra, entre otras co­sas.

La Hora - - Mascotas - Na­ta­lia Heus­ser H.

S egún me­teo­ró­lo­gos, las olas de ca­lor se­rán más fre­cuen­tes es­te ve­rano, even­tos que es­tán aso­cia­dos a tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas, a al­tas ra­dia­cio­nes UV, pa­vi­men­to ar­dien­do y des­hi­dra­ta­ción. To­dos es­tos fe­nó­me­nos pue­den pro­vo­car gra­ves pro­ble­mas en la sa­lud de las mas­co­tas, por eso los amos de­ben es­tar aten­tos. Pri­me­ro hay que te­ner en cuen­ta que el pro­ce­so de su­do­ra­ción de los ani­ma­les es com­ple­ta­men­te dis­tin­to al de los hu­ma­nos, so­bre to­do en el ca­so de los pe­rros, cu­ya ca­pa­ci­dad pa­ra su­dar a tra­vés de su piel se en­cuen­tra to­tal­men­te li­mi­ta­da a las al­moha­di­llas plan­ta­res de sus pa­tas. Por eso la for­ma más efec­ti­va de eli­mi­nar el ex­ce­so de ca­lor del cuer­po es a tra­vés del ja­deo, con el que per­mi­ten el in­gre­so de ai­re más fres­co. “Al ja­dear tam­bién eva­po­ran agua, lo que pue­de pro­du­cir in­clu­so des­hi­dra­ta­ción. Es por es­te mo­ti­vo que co­bra vi­tal im­por­tan­cia el po­si­bi­li­tar ac­ce­so per­ma­nen­te­men­te a agua fres­ca y lim­pia”, ex­pli­ca María Jo­sé Ubi­lla, aca­dé­mi­ca de la es­cue­la de me­di­ci­na ve­te­ri­na­ria de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo. Jun­to a es­to ex­pli­ca que ideal­men­te to­dos los pe­rros de­be­rían pa­sear en ho­ras fres­cas pa­ra pre­ve­nir la des­hi­dra­ta­ción o al­gu­na le­sión por el pi­so ca­lien­te. Por su par­te Fran­cis­ca Mon­te­ro, mé­di­co ve­te­ri­na­rio de Ro­yal Ca­nin in­di­ca que exis­ten di­fe­ren­tes va­ria­bles que de­ter­mi­nan cuán­ta agua be­be­rán las mas­co­tas. “Los prin­ci­pa­les fac­to­res a con­si­de­rar son la tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te, la can­ti­dad de ejer­ci­cio que reali­cen, el ti­po de ali­men­to que con­su­man y su es­ta­do de sa­lud. Sin em­bar­go, se re­co­mien­da que tan­to pe­rros co­mo ga­tos pue­dan ac­ce­der a agua que se man­ten­ga siem­pre fres­ca con­te­ni­da en re­ci­pien­tes de vi­drio, de por­ce­la­na o el ace­ro inoxi­da­ble de pre­fe­ren­cia, ya que son idea­les por­que no al­te­ran las pro­pie­da­des del agua”, fi­na­li­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.