El se­ñor de la Que­ren­cia da las cla­ves pa­ra una gran te­le­se­rie de épo­ca

Me­ga gra­ba ac­tual­men­te Per­do­na nues­tros pe­ca­dos, su pri­me­ra tra­ma his­tó­ri­ca.

La Hora - - Tiempo Libre - Ma­ría Eu­ge­nia Durán

Al área dra­má­ti­ca en­ca­be­za­da por Ma­ría Eu­ge­nia Ren­co­ret le gus­tan los desafíos. Tras pro­bar suer­te a las 15 y 20 ho­ras, en­tró de lleno a la fran­ja pri­me con la exi­to­sa Sres. Pa­pis, cu­ya su­ce­so­ra ya es­tá en mar­cha. Per­do­na nues­tros pe­ca­dos no só­lo es la segunda noc­tur­na de Me­ga, sino su pri­me­ra pro­duc­ción de épo­ca. Am­bien­ta­da en los años 50, la tra­ma es­cri­ta por Pablo Illa­nes y Jo­se­fi­na Fer­nán­dez su­ma a su elen­co a Ál­va­ro Ru­dolphy, Pao­la Vol­pa­to, Pa­tri­cia Ri­va­de­nei­ra, Ma­rio Hor­ton y Ma­ria­na di Gi­ró­la­mo, quie­nes lle­va­rán a pan­ta­lla las in­tri­gas de una adi­ne­ra­da y aris­to­crá­ti­ca fa­mi­lia.

Y quien co­no­ce de cer­ca el mun­do de las te­le­se­ries de épo­ca es Ju­lio Mi­los­tich, quien par­ti­ci­pó de Con­de Vro­lok, Se­cre­tos en el jar­dín y en la po­lé­mi­ca El se­ñor de la Que­ren­cia.

Pa­ra el ac­tor hay mu­chos de­ta­lles que de­ben con­ju­gar­se pa­ra que cual­quier pro­duc­ción sea exi­to­sa: “De vez en cuan­do las es­tre­llas se po­nen en or­den y su­ce­de lo que su­ce­de”, co­men­ta a La Ho­ra.

El guión, sin em­bar­go, es lo esen­cial. “Pa­só lo que pa­só con el Se­ñor de la Que­ren­cia -es­cri­ta por Víctor Carrasco- por­que era una bue­na pro­duc­ción, con un ex­ce­len­te elen­co y una muy buen his­to­ria que con­tar. Pa­ra mí el te­ma del guión es de­ma­sia­do im­por­tan­te. Es co­mo un equi­po de fút­bol, pue­des ha­cer un tre­men­do equi­po, pe­ro si no tie­ne un buen en­tre­na­dor el equi­po no fun­cio­na”, es­ti­ma el in­tér­pre­te del cruel y has­ta hoy odia­do José Luis Eche­ñi­que.

Otro ele­men­to que des­ta­ca es la ca­li­dad de la ima­gen y la gran in­ver­sión que es­te ti­po de rea­li­za­cio­nes su­po­nen. “Siem­pre hay que te­ner en cuen­ta qué es lo que es­tá pa­san­do en los otros ca­na­les, có­mo va la com­pe­ten­cia, que es­tá muy fuer­te hoy”, asegura. “Bas­ta com­pa­rar el tra­ta­mien­to de épo­ca que tie­ne una pro­duc­ción chi­le­na, con el de una te­le­se­rie bra­si­le­ña o tur­ca. El cui­da­do, la in­ver­sión y la gran pro­duc­ción que ha­cen es in­creí­ble. Son un gus­to in­clu­so pa­ra la vis­ta. No­so­tros es­ta­mos a millones de años de eso”.

RES­PAL­DO EDI­TO­RIAL

El ter­cer se­cre­to, di­ce, es el apo­yo de los ca­na­les. “Cuan­do hi­ci­mos Se­cre­tos en el jar­dín (2013-14) el mis­mo ca­nal em­pe­zó a echar­la pa­ra atrás. En es­ta te­le­se­rie se ha­bla­ban te­mas que te­nían que ver con la his­to­ria de Chi­le, pe­ro en Ca­nal 13 ha­bían mu­chos cam­bios in­ter­nos y em­pe­za­ron a ti­rar­nos pa­ra atrás. Nos acor­ta­ron a tres días a la se­ma­na, lue­go nos ti­ra­ron a las 00.30. Así, la mis­ma gen­te del ca­nal no le to­mó el pe­so his­tó­ri­co que tu­vo esa se­rie ma­ra­vi­llo­sa”, ale­ga.

“Las se­ries de épo­ca bra­si­le­ñas y tur­cas son un gus­to pa­ra la vis­ta. No­so­tros es­ta­mos a millones de años de eso”.

La te­le­se­rie de 2008 es la noc­tur­na de épo­ca más exi­to­sa. Pro­me­dió 32 pun­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.