A pas­tor pa­gano lo de­jan usar ca­chos en su car­né

La Hora - - Mundo -

El ciu­da­dano es­ta­dou­ni­den­se Phe­lan Moon­song tie­ne ca­chos en su ca­be­za. Aun­que no le cre­cie­ron a él, sino que a una ca­bra, ofi­cial­men­te for­man par­te de su per­so­na y de su iden­ti­dad. Así se des­pren­de del he­cho de que el es­ta­do de Mai­ne lo ha­ya au­to­ri­za­do a apa­re­cer con los ca­chos en su car­né de con­du­cir. Ade­más, cual­quie­ra que vea a Moon­song en la ca­lle o en su ca­sa lo ve­rá con los ca­chos. Él di­ce que so­lo se los qui­ta cuan­do duerme y en la du­cha. Así ex­pli­ca Moon­song sus ra­zo­nes: “Co­mo pas­tor pa­gano prac­ti­can­te y sa­cer­do­te que soy, me sien­to muy ape­ga­do a los cuer­nos. Son par­te de mi es­pi­ri­tua­li­dad”. Los ca­chos los usa des­de 2009, cuan­do un com­pa­ñe­ro del gru­po de pa­ga­nos los lle­vó a una reunión por si al­guien los que­ría. Eran de su ca­bra re­cién muer­ta. Él no lo pen­só, se los lle­vó, los aco­mo­dó en un cin­ti­llo y des­de en­ton­ces los usa to­do el tiem­po. Moon­song tu­vo que ape­lar para lo­grar la au­to­ri­za­ción para sa­lir con cuer­nos en su li­cen­cia de con­du­cir, y aho­ra es­tá fe­liz. “No de­be­ría ser di­fe­ren­te a que una mon­ja use un há­bi­to”, di­jo.

Para Phe­lan Moon­song los ca­chos son su “an­te­na es­pi­ri­tual”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.