UN TER­CIO DE LOS CHI­LE­NOS ES INTOLERANTE A LA LACTOSA

Mé­di­cos ex­pli­can que el pro­gre­si­vo au­men­to en el con­su­mo de lác­teos in­ten­si­fi­có el pro­ble­ma. En la adul­tez, el cuer­po pier­de la ca­pa­ci­dad de di­ge­rir es­ta sus­tan­cia.

La Hora - - News - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

“Que tu me­di­ci­na sea tu ali­men­to y el ali­men­to tu me­di­ci­na”, de­cía Hi­pó­cra­tes cer­ca del 300 AC. Pe­ro la his­to­ria ha pro­ba­do que al­gu­nas ve­ces los ali­men­tos, sin im­por­tar lo nu­tri­ti­vos o na­tu­ra­les que sean, pue­den ser enemi­gos si­len­cio­sos de mu­chos in­di­vi­duos.

“Ca­da vez que to­ma­ba le­che o co­mía yo­gur me sen­tía ra­ra. No era do­lor, pe­ro sí una mo­les­tia”, cuen­ta Lui­sa Guz­mán so­bre los sín­to­mas que por me­ses los mé­di­cos atri­bu­ye­ron a co­lon irri­ta­ble.

“Vi­si­té mu­chos gas­tro­en­te­ró­lo­gos has­ta que uno des­cu­brió que era intolerante a la lactosa”, di­ce es­ta mu­jer de 52 años que hoy se en­cuen­tra ba­jo tra­ta­mien­to mé­di­co.

Se­gún el gas­tro­en­te­ró­lo­go y aca­dé­mi­co de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le, Juan Fran­cis­co Mi­quel, la in­to­le­ran­cia a la lactosa o ma­la ab­sor­ción de lactosa es una con­di­ción ge­né­ti­ca de in­ca­pa­ci­dad del or­ga­nis­mo pa­ra di­ge­rir un azú­car de la le­che y que se desa­rro­lla prin­ci­pal­men­te en los adul­tos.

“La in­to­le­ran­cia a la lactosa no cons­ti­tu­ye una en­fer­me­dad, es un ras­go genético”, pre­ci­sa Mi­quel, por lo que no plan­tea una ame­na­za ma­yor pa­ra la sa­lud de las per­so­nas más allá del ma­les­tar que pro­vo­can los sín­to­mas. Y ex­pli­ca que “lo nor­mal en el ser hu­mano adul­to es per­der la ca­pa­ci­dad que te­ne­mos en la in­fan­cia pa­ra di­ge­rir la lactosa”.

“En Chi­le, se­gún los es­tu­dios que he­mos he­cho en el De­par­ta­men­to de Gas­troen­te­ro­lo­gía, el 60% de la po­bla­ción pier­de esa ca­pa­ci­dad en la vi­da adul­ta. Eso ha si­do siem­pre así por­que es ge- né­ti­co. Aho­ra, de ese 60%, más o me­nos la mi­tad tie­ne in­to­le­ran­cia”, agre­ga es­te es­pe­cia­lis­ta.

Con­sul­ta­do so­bre la po­si­bi­li­dad de que es­ta in­to­le­ran­cia ha­ya au­men­ta­do en­tre los chi­le­nos en los úl­ti­mos años, el doc­tor Mi­quel es ca­te­gó­ri­co en re­cha­zar­lo. “Lo que pa­sa es que ha au­men­ta­do el con­su­mo de lác­teos y eso es al­go que es­tá bien do­cu­men­ta­do en nues­tro país”, ex­pli­ca.

TRA­TA­MIEN­TO

Los sín­to­mas de es­ta in­to­le­ran­cia son muy di­ver­sos. Pue­den ir des­de dis­ten­sión, me­teo­ris­mo, do­lor ab­do­mi­nal, has­ta dia­rreas. La sin­to­ma­to­lo­gía de­pen­de de ca­da or­ga­nis­mo y de la can­ti­dad de lác­teos que se con­su­ma.

Co­mo ex­pli­ca la nu­tri­cio­nis­ta de la Red de Sa­lud UC CHRISTUS, Ve­ró­ni­ca Irri­ba­rra, las in­to­le­ran­cias ali­men­ta­rias, co­mo a la lactosa, hoy son más fá­ci­les de diag­nos­ti­car que an­ta­ño con di­ver­sos exá­me­nes, pe­ro la for­ma de con­tro­lar sus sín­to­mas es la mis­ma: cam­bio en la die­ta.

“Si al­guien tie­ne una aler­gia o una in­to­le­ran­cia ali­men­ta­ria va a te­ner que cam­biar la die­ta sí o sí”, di­ce la es­pe­cia­lis­ta en nutrición y dia­be­tes, mien­tras Mi­quel ad­vier­te que no bas­ta con to­mar le­che sin lactosa, sino tam­bién hay que cam­biar sus de­ri­va­dos: que­sos, cre­mas, he­la­dos, man­jar...

Pe­ro la doc­to­ra Irri­ba­rra ad­vier­te: “Esas con­di­cio­nes es­pe­cia­les no son ex­tra­po­la­bles al res­to de la po­bla­ción. Al­gu­nas per­so­nas creen que por­que a al­gu­nos les ha­ce mal la lactosa to­dos de­ben o pue­den de­jar de to­mar le­che. Eso no tie­ne nin­gún sen­ti­do”.

“Si al­guien tie­ne una in­to­le­ran­cia ali­men­ta­ria, va a te­ner que cam­biar la die­ta sí o sí ”. Ve­ró­ni­ca Irri­ba­rra, nu­tri­cio­nis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.