Iqui­que­ño in­ven­ta si­lla de rue­das to­do­te­rreno pa­ra uti­li­zar en pla­yas

Se mue­ve por are­na, pas­to y agua sin ne­ce­si­dad de pa­sa­re­las.

La Hora - - Portada - Isa­beau La­van­de­ros

Gabriel Du­pret creó un di­se­ño es­pe­cial pa­ra su hi­jo y aho­ra bus­ca fon­dos pa­ra ma­si­fi­car­lo. Su cos­to, afir­ma , es mu­cho me­nor al de las si­llas an­fi­bias que ya exis­ten.

Pa­ra el iqui­que­ño Gabriel Du­pret (40) ir a la pla­ya se con­ver­tía en una si­tua­ción in­có­mo­da por la im­po­si­bi­li­dad de in­gre­sar con la si­lla de rue­das de su hi­jo Gabriel, de nue­ve años.

Por es­ta ra­zón de­ci­dió crear una si­lla ap­ta pa­ra el agua, la que cons­tru­yó con rue­das de ca­rre­ti­lla. “Fun­cio­nó muy bien, pe­ro es un po­co ver­gon­zo­so es­tar ha­cien­do al­go tan rús­ti­co, por­que los dis­ca­pa­ci­ta­dos me­re­cen al­go me­jor que eso y mi hi­jo lo me­re­cía”, re­fle­xio­na.

Fue por ello que re­clu­tó a una pro­fe­so­ra di­fe­ren­cial, una en­car­ga­da de re­des so­cia­les y un equi­po de fa­bri­ca­ción pa­ra so­fis­ti­car su in­ven­to. Tras el desa­rro­llo de tres pro­to­ti­pos, el mo­de­lo que hoy se cons­tru­ye tie­ne rue­das es­pe­cia­les im­por­ta­das de Chi­na y lo­nas con fil­tro so­lar pa­ra evi­tar que el si­llín se des­gas­te con el sol. La es­truc­tu­ra es de hie­rro gal­va­ni­za­do, pin­tu­ras y an­ti­co­rro­si­vos po­ten­tes pa­ra dis­mi­nuir el de­te­rio­ro. La fa­bri­ca­ción de ca­da una de­mo­ra en pro­me­dio una se­ma­na y tie­ne un cos­to de $250.000.

Pe­ro Du­pret no se que­dó ahí. Aho­ra ge­ne­ró una ini­cia­ti­va a la que ha lla­ma­do “al mar so­bre rue­das”. “Lo que bus­ca­mos es per­mi­tir a los dis­ca­pa­ci­ta­dos sen­tir la ex­pe­rien­cia de ir a la pla­ya, sen­tir el agua, las olas o de mo­ver­se por la are­na o por el pas­to con la fa­mi­lia”, ex­pli­ca.

Su ob­je­ti­vo no es ven­der las si­llas, sino que las pla­yas dis­pon­gan de unas vein­te de es­tas si­llas pa­ra que las per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da pue­dan usar­las de ma­ne­ra gra­tui­ta y por el tiem­po que es­ti­men con­ve­nien­te.

Du­pret ex­pli­ca que las pla­yas in­clu­si­vas de Ari­ca o An­to­fa­gas­ta cuen­tan con si­llas an­fi­bias, las que tie­nen un cos­to que va des­de los $800.000 has­ta el $1.000.000 por si­lla, por lo que ins­ta­lar 20 de ellas en una pla­ya tie­ne un cos­to apro­xi­ma­do de 20 mi­llo­nes de pe­sos.

El pro­yec­to que ofre­ce “al mar so­bre rue­das”, tie­ne un va­lor to­tal de $5.000.000 por 20 si­llas to­do te­rreno, con man­ten­ción, re­pa­ra­ción si fue­se ne­ce­sa­rio y 15 rue­das de re­cam­bio pa­ra to­do el ve­rano.

Es por es­ta ra­zón que Du­pret acu­sa una des­con­fian­za tan­to de la mu­ni­ci­pa­li­dad co­mo de las per­so­nas de las re­des so­cia­les. “El pro­yec­to de no­so­tros sue­na co­mo de­ma­sia­do bueno pa­ra ser ver­dad. Yo creo que por eso no nos lla­man y no re­ci­bi­mos apo­yo”, in­di­ca.

Pa­ra el lí­der de “al mar so­bre rue­das” la im­ple­men­ta­ción de pla­yas in­clu­si­vas re­pre­sen­ta un pa­so pa­ra lle­gar a la in­clu­sión. Sin em­bar­go, in­di­ca que las si­llas an­fi­bias “no se ajus­tan a lo que la gen­te ne­ce­si­ta, lo ne­ce­sa­rio es una si­lla to­do te­rreno”.

Y eso es lo que ofre­cen las si­llas cons­trui­das por Du­pret, ya que és­tas se pue­den des­pla­zar por are­na, pas­to o pa­seos pea­to­na­les sin ne­ce­si­dad de la ayu­da de un mo­ni­tor ex­terno. En cam­bio, las si­llas an­fi­bias de las pla­yas in­clu­si­vas de­ben ser guia­das por las pa­sa­re­las ha­bi­li­ta­das y guia­das por un mo­ni­tor de la mu­ni­ci­pa­li­dad.

Tras cons­truir la pri­me­ra y ver la efec­ti­vi­dad de su in­ven­to, Du­pret co­men­zó a bus­car apo­yo en la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Iqui­que, don­de la­men­ta que no re­ci­bió ayu­da.

“Ne­ce­si­ta­mos la co­la­bo­ra­ción del mu­ni­ci­pio pa­ra que des­ti­nen per­so­nas pa­ra que se ha­gan car­go de es­tas si­llas en el sen­ti­do de guar­dar­las en las no­ches y ad­mi­nis­trar­las en el día”, di­ce Du­pret.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.