De La Cis­ter­na a Ga­li­cia: el des­em­bar­co del clan Flo­res

NI­CO­LÁS SE SU­MA AL CLUB LI­CEO DE LA CO­RU­ÑA, DON­DE JUE­GA SU HER­MA­NA CATALINA

La Hora - - Deportes - Luis Va­len­zue­la O.

Una coin­ci­den­cia lle­vó a que los her­ma­nos coin­ci­dan en uno de los clu­bes más po­de­ro­sos del hoc­key pa­tín a ni­vel mun­dial.

De Madrid, una de las ur­bes más gran­des de Europa, es­te año Catalina Flo­res se tras­la­dó a la más re­po­sa­da La Co­ru­ña. La hoc­kis­ta chi­le­na, des­de oc­tu­bre en el Hoc­key Club Li­ceo de esa ciu­dad, vi­ve su se­gun­da tem­po­ra­da en la OK Li­ga en un en­torno mu­cho más fa­mi­liar.

Su de­par­ta­men­to es­tá a cua­dras de su lu­gar de en­tre­na­mien­to y a diez mi­nu­tos de la pla­ya. “Me ha en­can­ta­do Ga­li­cia. Es muy lin­do y aco­ge­dor”, di­ce a La Ho­ra la ju­ga­do­ra, cu­ya pri­me­ra ex­pe­rien­cia en el cam­peo­na­to his­pano fue el Club Pa­tín Las Ro­zas.

De vi­si­ta en Chi­le por las fies­tas de fin de año, la Mar­cia­ni­ta no re­tor­na­rá so­la a Europa. Su her­mano, Ni­co­lás Flo­res, es­pe­ra su vi­sa pa­ra su­mar­se al equi­po B de Li­ceo, una de las ins­ti­tu­cio­nes más po­de­ro­sas del mun­do en la dis­ci­pli­na.

“En Chi­le hu­bo un mun­dial Sub 20 en 2007 don­de fui fi­gu­ra des­ta­ca­da. Pues bien, re­sul­ta que el hi­jo del pre­si­den­te de Li­ceo ha­bía si­do cam­peón en ese tor­neo y me ha­bía vis­to. Al lle­gar Ca­ta allá, se acor­dó de mí y me ofre­cie­ron es­ta opor­tu­ni­dad. Aho­ra me río so­lo. Uno nun­ca sa­be cuan­do lo pue­den es­tar vien­do”, di­ce el ju­ga­dor de 27 años, des­de la Es­cue­la de Hoc­key de La Cis­ter­na que di­ri­ge su pa­dre, Eduar­do Flo­res.

“Esa fue una ex­pe­rien­cia enor­me, en Ar­gen­ti­na hay muy bue­nos ju­ga­do­res, en­ca­ra­do­res y ha­bi­li­do­sos. En Es­pa­ña es un hoc­key más fí­si­co, de dis­ci­pli­na tác­ti­ca y to­que rá­pi­do, don­de se jue­ga muy bien el de­por­te”, aña­de el hoc­kis­ta, quien has­ta ju­nio de­fen­dió Ca­sa de Ita­lia, de Men­do­za.

El víncu­lo, en prin­ci­pio, se ex­ten­de­rá has­ta ju­nio y con­tem­pla que el de­por­tis­ta reali­ce un cur­so de en­tre­na­dor de hoc­key, ade­más de prac­ti­car con el plan­tel que com­pi­te en la OK Li­ga re­gu­lar­men­te. “Ten­go que lle­gar y es­tar a pun­to en­se­gui­se­gui­do da, por eso es­toy en­tre­nan­do a full. Creo que pue­do apor­tar con mi jue­go. Ten­go es­ta pa­sión y me voy a ju­gar el to­do por el to­do”, avi­sa.

Con una dé­ca­da de di­fe­ren­cia de edad, en la ciu­dad ga­lle­ga los her­ma­nos Flo­res com­par­ti­rán te­cho co­mo en la ca­sa de sus pa­dres en ave­ni­da El Pa­rrón. “Siem­pre le he te­ni­do mu­cho res­pe­to, por­que yo he su ejem­plo y el de mi pa­pá. Me voy a sen­tir más aco­gi­da por­que el pri­mer año es­tu­ve muy so­la. Co­mo mi pa­pá fue mi en­tre­na­dor des­de los dos años, lo ex­tra­ña­ba en la can­cha y en la ca­sa”, di­ce la de­lan­te­ra de las Mar­cia­ni­tas en el pa­sa­do Mun­dial de Iqui­que, don­de Chi­le fue quin­to.

Ni­co­lás aña­de: “Nos va­mos a apo­yar y en­tre­nar jun­tos en los mo­men­tos li­bres. Se­rá una ex­pe­rien­cia en­ri­que­ce­do­ra en lo fa­mi­liar. Cuan­do no es­ta­mos ha­cien­do las co­sas bien, so­mos los pri­me­ros en re­mar­car­lo. En ese sen­ti­do, va­mos a te­ner un co­rrec­ti­vo cer­cano si no es­ta­mos por el ca­mino in­di­ca­do”.

“Me voy a sen­tir más aco­gi­da, por­que el pri­mer año es­tu­ve muy so­la en Es­pa­ña”. Catalina Flo­res, se­lec­cio­na­da na­cio­nal. “Nos va­mos a apo­yar y en­tre­nar jun­tos. Se­rá una ex­pe­rien­cia en­ri­que­ce­do­ra”. Ni­co­lás Flo­res, hoc­kis­ta chi­leno. 45 años cum­ple en 2017 el Hoc­key Club Li­ceo.

Los her­ma­nos Flo­res prac­ti­can en la Es­cue­la de Hoc­key de La Cis­ter­na, an­tes de via­jar a Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.