Las cláu­su­las con que Holly­wood con­tro­la a sus es­tre­llas

Mu­chos con­tra­tos han re­gu­la­do du­ran­te dé­ca­das la vi­da de fi­gu­ras del ci­ne, la TV y la mú­si­ca. Las nor­mas van des­de el buen uso de las re­des so­cia­les has­ta “omi­tir” la op­ción se­xual.

La Hora - - Tiempo Libre - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

Mien­tras los fa­ná­ti­cos de Star wars si­guen la­men­tan­do la muer­te de Ca­rrie Fis­her, los es­tu­dios Dis­ney se con­sue­lan con los cer­ca de US$50 mi­llo­nes que re­ci­bi­rían de una pó­li­za que com­pró Lu­cas­film en 2012 pa­ra pro­te­ger­se en ca­so de que la ac­triz no gra­ba­ra las tres nue­vas cin­tas de la sa­ga.

Es­ta es una de las cues­tio­na­bles for­mas en que la in­dus­tria del ci­ne en Es­ta­dos Uni­dos es- tá pro­te­gien­do sus mi­llo­na­rias inversiones: com­pran­do se­gu­ros o in­clu­yen­do cláu­su­las -al­gu­nas ve­ces de­nun­cia­das co­mo abu­si­vas- en los con­tra­tos de sus es­tre­llas.

Y así co­mo Fis­her fir­mó tal cláu­su­la, la nue­va he­roí­na de la sa­ga ga­lác­ti­ca, Daisy Rid­ley, es­tá ama­rra­da al pro­yec­to por un con­tra­to que la obli­ga a dar­le to­tal prio­ri­dad.

Otros acá­pi­tes de los con­tra­tos in­ten­tan con­tro­lar la for­ma en que los ac­to­res uti­li­zan sus re­des so­cia­les. En 2009, Dis­ney y Drea­mWorks Ani­ma­tion in­clu­ye­ron obli­ga­cio­nes pa­ra res­trin­gir el uso de las re­des don­de, por ejem­plo, no se pue­den en­tre­gar da­tos “sen­si­bles” so­bre estrenos, ni in­vo­lu­crar­se en en­fren­ta­mien­tos que ge­ne­ren even­tua­les de­man­das por di­fa­ma­ción.

Pe­ro mu­chos de los con­tra­tos de las es­tre­llas no só­lo se cir­cuns­cri­ben al desa­rro­llo pro­fe­sio­nal, al­gu­nas tam­bién bus­can con­tro­lar as­pec­tos de la vi­da pri­va­da de sus fi­gu­ras me­dian­te “cláu­su­las de mo­ra­li­dad o buen com­por­ta­mien­to”. Sin em­bar­go sus re­dac­cio­nes son tan va­gas co­mo am­plias que las ha­cen “pe­li­gro­sas” se­gún han de­nun­cia­do di­ver­sos sin­di­ca­tos de ac­to­res.

Los ru­mo­res ase­gu­ran, por ejem­plo, que de­bi­do a esas cláu­su­las a los ros­tros de Lost se les ma­ta­ba en la se­rie si eran cap­ta­dos con­du­cien­do bo­rra­chos. Otras, lle­ga­ban mu­cho

Ca­rrie Fis­her no al­can­zó a gra­bar las tres nue­vas en­tre­gas de Star wars.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.