MUL­TA Y TRA­BA­JOS DE LIM­PIE­ZA PA­RA LOS QUE DE­JEN BA­SU­RA EN LA PLA­YA

Pro­yec­to de ley bus­ca es­tan­da­ri­zar el cui­da­do de bal­nea­rios y tam­bién de par­ques na­cio­na­les. Hoy só­lo exis­ten ini­cia­ti­vas es­pe­cí­fi­cas de cier­tas mu­ni­ci­pa­li­da­des al res­pec­to.

La Hora - - Portada - Paula Bus­ta­man­te

Plás­ti­cos, la­tas de cer­ve­zas, vi­drios y has­ta es­com­bros más con­tun­den­tes se pue­den en­con­trar en las pla­yas del país: un pro­me­dio de 4,4 uni­da­des de ba­su­ra por me­tro cua­dra­do, se­gún una in­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca del Nor­te.

Es­tos re­si­duos, en su ma­yo­ría, los de­jan los usua­rios de los bal­nea­rios. Otros lle­gan a tra­vés de los ríos.

“Los re­si­duos que ge­ne­ra ca­da ha­bi­tan­te en su vi­da dia­ria, su­ma­dos a los desechos de los ve­ra­nean­tes, nos con­vier­ten en una so­cie­dad que tra­ta a sus ma­res y pla­yas co­mo un ver­te­de­ro”, se­ña­la el di­rec­tor na­cio­nal de Green­pea­ce, Ma­tías Asún.

En es­te con­tex­to, el se­na­dor de Re­no­va­ción Na­cio­nal (RN), Bal­do Pro­ku­ri­ca, pro­pu­so un pro­yec­to en el Con­gre­so pa­ra mul­tar a las per­so­nas que en­su­cien o pro­vo­quen da­ño en pla­yas, ríos, la­gos y par­ques na­cio­na­les.

Es­ta­ble­ce que el cos­to de mul­ta iría des­de de 1 a 4 UTM en ge­ne­ral y agra­va­da de 5 a 10 UTM en zo­nas pro­te­gi­das. Ade­más, el in­frac­tor pue­de ser con­de­na­do por el juez a limpiar la zo­na afec­ta­da a lo me­nos du­ran­te una se­ma­na.

Pa­ra fis­ca­li­zar y ase­gu­rar­se del cum­pli­mien­to de la ley, se le da­rían atri­bu­cio­nes a los ins­pec­to­res mu­ni­ci­pa­les, quie­nes po­drán no­ti­fi­car a los in­frac­to­res pa­ra que va­yan al tri­bu­nal. Tam­bién a fun­cio­na­rios de la Ar­ma­da, los que tie­nen su­per­vi­gi­lan­cia en pla­yas y po­drían cur­sar de­nun­cias en el juz­ga­do de la po­li­cía lo­cal. En el ca­so de las pla­yas con­ce­sio­na­das, per­so­nal del pro­pio con­ce­sio­na­rio po­dría de­nun­ciar.

“Lo que ha­ce­mos no­so­tros con el pro­yec­to es su­bir el ran­go. Es ne­ce­sa­rio que es­to se ele­ve a ca­te­go­ría de ley pa­ra es­tan­da­ri­zar y ge­ne­ra­li­zar el cui­da­do de pla­yas a tra­vés de es­tas san­cio­nes”, destaca el par­la­men­ta­rio, en re­fe­ren­cia al he­cho de que al­gu­nos mu­ni­ci­pios tie­nen sus pro­pias or­de­nan­zas y pla­nes de ma­ne­jo de la ba­su­ra en pla­yas.

PLA­NES MU­NI­CI­PA­LES

Ac­tual­men­te cier­tas co­mu­nas po­seen pla­nes de ma­ne­jo de la ba­su­ra pa­ra li­diar con es­ta reali­dad. Por ejem­plo, la Mu­ni­ci­pa­li­dad de La Se­re­na san­cio­na con 5 UTM a las per­so­nas o em­pre­sas que ha­cen mal ma­ne­jo de sus re­si­duos en la pla­ya. Es­to, a tra­vés de la Or­de­nan­za so­bre Aseo y Sa­lu­bri­dad Pú­bli­ca. Ade­más, tie­nen un con­tra­to con la em­pre­sa de aseo Ta­sui S.A., la que en tem­po­ra­da ba­ja rea­li­za lim­pie­zas con cua­dri­llas de 20 per­so­nas, dos ve­ces a la se­ma­na, más las ac­cio­nes de una má­qui­na lim­pia­do­ra, y en tem­po­ra­da al­ta es­tá la cua­dri­lla to­dos los días y, tres ve­ces por se­ma­na, pa­sa un trac­tor fil­tra­dor de are­na a par­tir las 21 ho­ras.

En Vi­ña del Mar, exis­ten 16 pla­yas. Seis de ellas es­tán a car­go de la mu­ni­ci­pa­li­dad a tra­vés de ope­ra­do­res y las diez res­tan­tes son con­ce­sio­na­das por la au­to­ri­dad ma­rí­ti­ma. Del to­tal de los bal­nea­rios, se re­ti­ran 200 m3 de desechos y en ca­da uno hay un con­ce­sio­na­rio u ope­ra­dor a car­go, el que tie­ne la obli­ga­ción de te­ner la pla­ya im­pe­ca­ble a las 9 ho­ras y man­te­ner­la en igua­les con­di­cio­nes du­ran­te el res­to del día.

Un pa­so más allá va el mu­ni­ci­pio de Is­la de Pas­cua. Den­tro de su pre­su­pues­to ge­ne­ró un ítem pa­ra la lim­pie­za de la cos­ta, es­pe­cí­fi­ca­men­te el retiro de plás­ti­cos de gran vo­lu­men pa­ra evi­tar que se con­vier­tan en mi­cro­plás­ti­cos.

“El mu­ni­ci­pio gas­ta por lo me­nos en­tre 15 y 20 mi­llo­nes de pe­sos en la cua­dri­lla (de aseo) que tie­ne, por­que lo que se re­quie­re ahí no es me­ca­ni­za­do, es to­do ma­nual. Hay que mo­ver y re­mo­ver ro­cas, pa­ra po­der sa­car los plás­ti­cos que se in­crus­tan”, ex­pli­ca Ana Ma­ría Gutiérrez, in­ge­nie­ra am­bien­tal y asesora de la mu­ni­ci­pa­li­dad.

Ade­más, al sa­lir fue­ra del pue­blo, pa­ra ir a la pla­ya Ana­ke­na, por ejem­plo, no hay nin­gún ti­po de ba­su­re­ro de­bi­do a que to­das las per­so­nas son res­pon­sa­bles de vol­ver con sus desechos, pa­ra así evi­tar pun­tos de po­ca sa­lu­bri­dad que, ade­más, pue­dan ali­men­tar la pre­sen­cia de roe­do­res.

Hay que des­ta­car que en el ca­mino que une am­bos sec­to­res es­tá la plan­ta de re­ci­cla­je mu­ni­ci­pal.

“So­mos una so­cie­dad que tra­ta a sus ma­res y pla­yas co­mo un ver­te­de­ro”. Ma­tías Asún, di­rec­tor na­cio­nal de Green­pea­ce. “Es ne­ce­sa­rio que es­to se ele­ve a ca­te­go­ría de ley pa­ra es­tan­da­ri­zar el cui­da­do de pla­yas”. Bal­do Pro­ku­ri­ca, se­na­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.