Fa­bián Ore­lla­na fue mar­gi­na­do del Cel­ta de Vi­go por pe­lea con Eduar­do Be­riz­zo

La Hora - - Portada - Fran­cis Me­lla Ro­me­ro

“He de­ci­di­do apar­tar a Ore­lla­na. La de­ci­sión es­tá ba­sa­da en una fal­ta de res­pe­to inacep­ta­ble. Mi po­si­ción se la he trans­mi­ti­do al club y con­sen­sua­da­men­te de­ci­di­mos apar­tar­lo del equi­po. Con­mi­go no per­te­ne­ce más al equi­po, el club de­ci­di­rá so­bre él”.

Esas fue­ron las du­ras pa­la­bras con las que Eduar­do Be­riz­zo, DT del Cel­ta de Vi­go, des­pe­jó las du­das so­bre la mar­gi­na­ción de Fa­bián Ore­lla­na.

To­do par­tió con la le­sión del de­lan­te­ro. En di­ciem­bre del año pa­sa­do, el ju­ga­dor su­frió una do­len­cia en el mus­lo de­re­cho, que lo de­jó tres se­ma­nas fue­ra de com­pe­ten­cia.

El 9 de enero re­ci­bió el al­ta médica, pe­ro no vol­vió a las prác­ti­cas por de­ci­sión téc­ni­ca. Lue­go de eso, se re­afir­mó el quie­bre: que­dó fue­ra de la lis­ta de con­vo­ca­dos pa­ra los úl­ti­mos dos par­ti­dos, con­tra el Va­len­cia en la Co­pa del Rey y fren­te al De­por­ti­vo Ala­vés en la Li­ga.

RE­LA­CIÓN DIS­TAN­TE

Pe­se a que el club in­ten­tó me­diar des­de la se­ma­na pa­sa­da, és­ta só­lo sir­vió pa­ra re­afir­mar sus di­fe­ren­cias.

Si bien en Es­pa­ña co­men­tan que las re­la­cio­nes en­tre am­bos nun­ca fue­ron muy flui­das, el pro­gra­ma Ser De­por­ti­vos, de la ca­de­na Ser, ex­pli­có más de­ta­lles del ca­so.

“En las úl­ti­mas se­ma­nas ha­bían lle­ga­do al punto de no ha­blar­se. Pe­ro la go­ta que re­ba­só el va­so fue que a pe­sar de te­ner el al­ta médica des­de la se­ma­na pa­sa­da, Fa­bián Ore­lla­na no fue con­vo­ca­do pa­ra el par­ti­do an­te el Va­len­cia y esa de­ci­sión no sen­tó bien al chi­leno. Ima­gi­na­ros có­mo aca­bó res­pon­dien­do el chi­leno en una dis­cu­sión, pa­ra que a Eduar­do Be­riz­zo se le aca­ba­ra la pa­cien­cia con Ore­lla­na y de­ci­die­ra cor­tar por lo sano y apar­tar al ju­ga­dor”, ex­pli­có Pau­la Mon­tes, co­rres­pon­sal del pro­gra­ma en Vi­go.

Ore­lla­na res­pon­dió en de­cla­ra­cio­nes a Emol: “Ha­ce 4 me­ses re­no­vé mi con­tra­to con Cel­ta por va­rios años. Una per­so­na con pro­ble­mas no jue­ga tan­tos par­ti­dos, no ob­tie­ne una re­no­va­ción. Por eso no me ex­pli­co es­ta de­ci­sión. Co­mo el en­tre­na­dor no en­tró en de­ta­lles, tam­po­co quie­ro en­trar en de­ta­lles de lo que pa­só. Sí ten­go que de­cir que pa­ra mí Be­riz­zo fue una per­so­na muy des­leal con­mi­go por to­da es­ta si­tua­ción. Cuan­do in­ten­té pe­dir dis­cul­pas a él, per­so­nal­men­te y de­lan­te de to­do el gru­po, y tam­bién a mis com­pa­ñe­ros, no me de­jó ha­blar. Ja­más he re­cor­da­do na­da per­so­nal con él”, ex­pli­có do­li­do.

Pe­se a to­do, el Cel­ta res­pal­dó la de­ci­sión del en­tre­na­dor y Fe­li­pe Mi­ñam­bres, di­rec­tor de­por­ti­vo del club, sa­lió a acla­rar la si­tua­ción del “His­tó­ri­co”.

“Ba­sán­do­nos en el in­for­me del en­tre­na­dor el club ha de­ci­di­do bus­car­le a Ore­lla­na una sa­li­da con­sen­sua­da en enero. Bus­ca­re­mos lo me­jor, que se­ría una ven­ta”, ex­pli­có. A só­lo ho­ras de su mar­gi­na­ción, ya hay dos clu­bes que han ex­pre­sa­do su in­te­rés por el chi­leno: el Es­pan­yol y el Se­vi­lla es­ta­rían in­tere­sa­dos en in­cor­po­rar a sus fi­las al His­tó­ri­co. Ore­lla­na ten­drá que en­tre­nar las pró­xi­mas dos se­ma­nas sin ser con­si­de­ra­do y a la es­pe­ra de re­sol­ver su fu­tu­ro.

Mien­tras el DT acu­só una “fal­ta de res­pe­to inacep­ta­ble” por par­te del se­lec­cio­na­do, el Poe­ta til­dó al “To­to” de “des­leal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.