El hand­ball chi­leno sue­ña de la mano de un es­pa­ñol

A un año de su lle­ga­da, el DT mul­ti­cam­peón as­pi­ra a cla­si­fi­car a Chi­le a oc­ta­vos. “Las chan­ces de ga­nar­le a Ara­bia son más al­tas que an­te Bie­lo­rru­sia”, di­ce.

La Hora - - Deportes - Cristian Gon­zá­lez Far­fán

Apo­co más de un año de su asun­ción a la ban­ca de la se­lec­ción chi­le­na de balonmano, en re­em­pla­zo del ar­gen­tino Fer­nan­do Ca­pu­rro, el es­pa­ñol Mateo Garralda se hi­zo acree­dor de un lo­gro iné­di­to: que Chi­le ga­na­ra un par­ti­do en una fa­se gru­pal de un Mun­dial.

El vier­nes pa­sa­do, y tras el triun­fo an­te Bie­lo­rru­sia en el de­but, el adies­tra­dor his­pano ce­le­bró con lá­gri­mas en los ojos, emo­cio­na­do por la fae­na de sus pu­pi­los. “Lo que pa­sa es que acá en Chi­le es di­fí­cil prac­ti­car el balonmano, los ju­ga­do­res par­ten al ex­tran­je­ro en una si­tua­ción muy pre­ca­ria, con con­tra­tos muy ba­jos. En­ton­ces, el triun­fo an­te Bie­lo­rru­sia fue una puer­ta abier­ta, una luz, que nos per­mi­te so­ñar con oc­ta­vos de fi­nal”, di­ce a La Ho­ra el téc­ni­co his­pano.

Con un cu­rrí­cu­lum en­vi­dia­ble, en el que fi­gu­ran sus nu­me­ro­sas medallas en Jue­gos Olím­pi­cos, cam­peo­na­tos eu­ro­peos y has­ta Mun­dia­les, el adies­tra­dor su­po con­cre­tar el re­torno de los her­ma­nos Emil, Ha­rald y Er­win Feucht­mann, quie­nes es­ta­ban ale­ja­dos de la Ro­ja por di­fe­ren­cias con el an­te­rior DT Ca­pu­rro.

Aun sin Mar­co One­to, la má­xi­ma fi­gu­ra his­tó­ri­ca del hand­ball chi­leno que se re­cu­pe­ra de una le­sión, el es­pa­ñol cuen­ta en su plan­tel con 10 ju­ga­do­res que mi­li­tan en las li­gas eu­ro­peas, en­tre ellos los Feucht­mann, y los her­ma­nos Esteban y Ro­dri­go Sa­li­nas.

“El apor­te de los ju­ga­do­res que mi­li­tan en Eu­ro­pa es fun­da­men­tal. Son li­gas du­ras, com­pe­ti­ti­vas, tác­ti­ca y téc­ni­ca­men­te desa­rro­lla­das. Creo que par­te del éxi­to de Bra­sil es que ca­si la to­ta­li­dad de sus ju­ga­do­res es­tán en Eu­ro­pa. Nues­tro desafío es ex­por­tar más ju­ga­do­res de ca­li­dad a Eu­ro­pa”, cuen­ta Garralda.

Hoy, el elen­co chi­leno en­fren­ta a Croa­cia en su cuar­to par­ti­do -tras el triun­fo an­te Bie­lo­rru­sia y las caí­das an­te Ale­ma­nia y Hun­gría-, pe­ro el foco de Garralda es­tá en el úl­ti­mo par­ti­do de la se­rie, el vier­nes an­te Ara­bia Sau­di­ta: de ga­nar, Chi­le tie­ne mu­chas op­cio­nes de avan­zar por pri­me­ra vez a oc­ta­vos de fi­nal en una ci­ta mun­dia­lis­ta.

“Las po­si­bi­li­da­des de de­rro­tar a Ara­bia son más al­tas que an­te Bie­lo­rru­sia. Ellos es­tán ju­gan­do bien, per­die­ron por po­co an­te Bie­lo­rru­sia y Croa­cia. Son muy rá­pi­dos en el uno con­tra uno y no­so­tros te­ne­mos que es­tar muy aten­tos, con el mí­ni­mo de pér­di­das de ba­lón”, cuen­ta el DT.

Garralda, eso sí, ex­tra­ña a Mar­co One­to, a quien le ha se­gui­do la ca­rre­ra, des­pués de ha­ber en­tre­na­do con él un ve­rano. “Un ju­ga­dor co­mo él hu­bie­ra apor­ta­do más ca­li­dad, se no­ta la fal­ta de él, pe­ro eso no pue­de va­ler co­mo ex­cu­sa. Hay que bus­car los cam­bios ofen­si­vos y de­fen­si­vos, pe­ro el equi­po no se de­be con­for­mar si fal­ta un ju­ga­dor”, cie­rra.

Mateo Garralda es­pe­ra lo­grar la cla­si­fi­ca­ción a oc­ta­vos es­te vier­nes an­te Ara­bia Sau­di­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.