Co­rrer

La Hora - - En2minutos - Di­rec­tor de Ga­llos.cl Patricio Cor­va­lán

Es de no­che cuan­do Hu­go se le­van­ta. A ve­ces, a las cin­co. A ve­ces, antes. Su mu­jer ya ni si­quie­ra se des­pier­ta. Los ami­gos ya tam­po­co lo mo­les­tan. Hu­go es así ha­ce tan­to tiem­po, vis­tién­do­se sin rui­dos en el ba­ño, sa­can­do la na­riz por la ven­ta­na pa­ra adi­vi­nar el cli­ma antes de sa­lir a la ca­lle, aún tan de no­che, pa­ra lan­zar­se a co­rrer. Afue­ra, Hu­go es otro. No es em­plea­do, ni ma­ri­do, ni pa­pá. En la bru­ma, no se dis­tin­gue. Es­tá so­lo. Sin gen­te. Sin au­tos. Y le gus­ta. No tie­ne que ex­pli­car lo que le pa­sa cuan­do el ai­re frío lo sa­cu­de sa­lien­do del edi­fi­cio. Lo que im­por­ta, pien­sa Hu­go ca­da ma­dru­ga­da, es con­ven­cer­se de dar el pri­mer pa­so, el que más cues­ta, por los múscu­los es­pe­sos, por el dor­mir pre­ci­pi­ta­do. Des­pués de eso, to­do pa­re­ce más sen­ci­llo. Lo real­men­te va­lio­so pa­san­do aquí y aho­ra, co­mo esa li­be­ra­ción al ha­cer or­den y rom­per los pa­pe­les in­ser­vi­bles. Eso sien­te Hu­go y se ima­gi­na, en­con­trán­do­se con otros co­rre­do­res que cuan­do pa­san por su la­do lo sa­lu­dan al­zan­do una mano, que ellos lo vi­ven de la mis­ma ma­ne­ra. Cuan­do ya ha to­ma­do el rit­mo, lo que vie­ne es un es­ta­do en blan­co. En ese tran­ce, Hu­go no ve la ofi­ci­na, ni los com­pro­mi­sos, ni un ma­ña­na. Es­tá so­lo. Flo­ta. Pe­da­zos de se­gun­dos en que vue­la tan­tas ve­ces, has­ta com­ple­tar la ca­rre­ra. Y le gus­ta. Hay no­ches en que sue­ña no vol­ver. Otras, en que qui­sie­ra alar­gar el re­co­rri­do, pro­bar­se in­ven­tan­do nue­vas me­tas. Pe­ro siem­pre re­gre­sa. Co­rrer es la te­ra­pia más ba­ra­ta, di­ce la fra­se en su po­le­ra, y pa­ra Hu­go, de no ser por eso, quién sa­be dón­de an­da­ría. Otras no­ches no quie­re le­van­tar­se. Cuan­do lo ace­cha ese fan­tas­ma, se mo­ja la ca­ra y lo es­pan­ta re­ci­tan­do co­mo un sal­mo lo que al­guien le gri­tó una vez, aún tan de no­che, pa­ra mo­ti­var­lo en el can­san­cio: re­cuer­da que la vida co­mien­za siem­pre con una ca­rre­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.