Van Bas­ten pi­de el re­gre­so de los

Des­de el área de de­sa­rro­llo de la FIFA, el ído­lo de Ho­lan­da pro­mue­ve nue­vas re­glas pa­ra el mun­dial de 2026.

La Hora - - Deportes - Luis Valenzuela O.

El Mun­dial Sub 17 de Ja­pón 1993 es un re­cuer­do aún fres­co por el ter­cer pues­to de la Se­lec­ción di­ri­gi­da por Leo­nar­do Vé­liz. Una fo­to más ol­vi­da­da de ese tor­neo, vis­to de ma­dru­ga­da en Chi­le, re­mi­te a un as­pec­to re­gla­men­ta­rio: en Asia los la­te­ra­les se ju­ga­ron con el pie, nor­ma que te­nía por fin in­cre­men­tar las oca­sio­nes de gol. El fút­bol, co­mo es­pec­tácu­lo, ha­bía de­ja­do mu­cho que desear en Ita­lia 90 y era ur­gen­te re­for­mar­lo.

Otro ex­pe­ri­men­to, aun­que de más vida, fue el gol de oro, que de­bu­tó en la Eu­ro 1996 con un zur­da­zo de Oli­ver Bier­hoff que le dio el tí­tu­lo a Ale­ma­nia.

Es­ta­dos Uni­dos, en fie­bre de fút­bol des­pués de or­ga­ni­zar su mun­dial, in­ven­tó una al­ter­na­ti­va a los pe­na­les que Mar­co Van Bas­ten quie­re res­ca­tar: los shoo­touts, mano a mano con el por­te­ro que da­ba cin­co se­gun­dos pa­ra de­fi­nir.

Hoy en el área de de­sa­rro­llo de la FIFA, el ex crack ho­lan­dés re­ve- se­gun­dos es el tiem­po pro­pues­to pa­ra ca­da años du­ró este for­ma­to en el fút­bol de Es­ta­dos Uni­dos. ló al dia­rio Bild de Ale­ma­nia que pro­mue­ve una se­rie de cam­bios pa­ra el Mun­dial de 2026.

Al igual que en la li­ga es­ta­dou­ni­den­se en­tre 1996 y 1999, la in­clu­sión de los shoo­touts tie­ne por fin evi­tar el em­pa­te. La ci­ta mun­dia­lis­ta que se desa­rro­lla­rá den­tro de nue­ve años ten­drá a tres se­lec­cio­nes por gru­po, de ahí la ne­ce­si­dad de evi­tar el tri­ple em­pa­te.

“Ca­da equi­po ten­dría cin­co in­ten­tos. El ár­bi­tro pi­ta y el fut­bo­lis­ta co­rre 25 me­tros ha­cia el ar­co. En ocho se­gun­dos de­be cul­mi­nar la ac­ción”, di­jo Van Bas­ten.

Con to­do, los lan­za­mien­tos des­de los on­ce me­tros no que­da­rían des­te­rra­dos. La ex­pe­rien­cia de la MLS in­di­ca que el por­cen­ta­je de acier­to era más ba­jo res­pec­to a los pe­na­les y que el con­tac­to en­tre por­te­ro y eje­cu­tor era fre­cuen­te, lo que de­ri­va­ba en la pe­na má­xi­ma y en el re­par­to de tar­je­tas. En 1998, el ar­que­ro Garth La­ger­wey, del Da­llas Burn, le­sio­nó de gra­ve­dad al de­lan­te­ro Eric Wy­nal­da.

“Esa fue la le­sión que real­men­te des­ca­rri­ló mi ca­rre­ra”, ma­ni­fes­tó en 2015 el de­lan­te­ro, fer­vien­te opo­si­tor a los shoo­touts.

Mar­ce­lo Salas tu­vo me­jor suer­te: en una se­rie de Co­pa Ita­lia que se de­fi­nió con este for­ma­to, el en­ton­ces hom­bre de la La­zio de­fi­nió con una “cu­cha­ri­ta” an­te la sa­li­da de Gian­lui­gi Buf­fon, de la Ju­ven­tus.

“Ten­go mu­cha cu­rio­si­dad so­bre có­mo fun­cio­na­ría. Creo que mu­cha gen­te va a es­tar en con­tra. Yo es­ta­ría a fa­vor por­que el fút­bol se pa­re­ce ca­da vez más al balonmano”, di­ce el ho­lan­dés. Uno de los pla­nes más con­tro­ver­ti­dos de Van Bas­ten es re­du­cir la car­ga de par­ti­dos de los ju­ga­do­res en una tem­po­ra­da. “Te­ne­mos que cen­trar­nos en la ca­li­dad del jue­go”, apun­ta. Otra me­di­da to­ma­da del bás­quet­bol es nor­mar el nú­me­ro de fal­tas por fut­bo­lis­ta. “Ten­go la idea de que un de­fen­sor pue­de co­me­ter cin­co fal­tas, en­ton­ces tie­ne que sa­lir”, aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.