Seis pre­gun­tas que no se de­ben ha­cer en una entrevista la­bo­ral

Re­co­men­da­cio­nes de la con­sul­to­ra IT Hun­ter pa­ra cau­sar la me­jor im­pre­sión.

La Hora - - Empleos - Clau­dia Mal­do­na­do C.

“La pri­me­ra entrevista de tra­ba­jo apun­ta, prin­ci­pal­men­te, a co­no­cer al can­di­da­to” Ro­ber­to Ai­che­le, senior as­so­cia­te de IT Hun­ter

La ves­ti­men­ta, el len­gua­je ver­bal y cor­po­ral, la puntualidad y las bue­nas res­pues­tas son cla­ve pa­ra cau­sar una bue­na im­pre­sión du­ran­te una entrevista de tra­ba­jo.

Sin em­bar­go, to­do eso po­dría ver­se per­ju­di­ca­do si el en­tre­vis­tas ha­ce al­gu­nas pre­gun­tas in­co­rrec­tas.

Se­gún ex­pli­can des­de la con­sul­to­ra de re­cur­sos hu­ma­nos IT Hun­ter, en una pri­me­ra entrevista de tra­ba­jo el pos­tu­lan­te de­be es­cu­char más que pre­gun­tar, y so­lo de­be res­pon­der lo que se le con­sul­ta y pre­gun­tar úni­ca­men­te cuan­do el en­tre­vis­ta­dor se lo in­di­ca.

Ro­ber­to Ai­che­le, senior as­so­cia­te de IT Hun­ter sub­ra­ya que exis- ten seis in­te­rro­gan­tes que ja­más un can­di­da­to a un car­go de­be efec­tuar du­ran­te esa ins­tan­cia cla­ve.

“Hay que com­pren­der que la pri­me­ra entrevista de tra­ba­jo apun­ta, prin­ci­pal­men­te, a co­no­cer al can­di­da­to, a con­fir­mar su ex­pe­rien­cia y che­quear la in­for­ma­ción que apa­re­ce en su cu­rrí­cu­lum. Por en­de, su rol de­be ser más pa­si­vo”, co­men­ta el ex­per­to.

En es­te sen­ti­do, ex­pli­ca cuá­les son las pre­gun­tas prohi­bi­das, que te da­mos a co­no­cer a con­ti­nua­ción.

¿Có­mo me fue en la entrevista?

Es de mal gus­to y de­mues­tra po­ca con­fian­za en sí.

¿A qué se de­di­ca es­ta em­pre­sa?

Hay que ir pre­pa­ra­do, ha­ber leí­do so­bre la com­pa­ñía a la que se pos­tu­la, sus par­ti­ci­pan­tes, ne­go­cios, clien­tes y to­da la in­for­ma­ción de re­fe­ren­cia que se pue­da te­ner en el mo­men­to de la entrevista. Es­te co­no­ci­mien­to pre­vio sir­ve pa­ra ne­go­ciar pos­te­rior­men­te y de­ja una muy bue­na im­pre­sión.

¿Qué po­si­bi­li­da­des ten­go de cre­cer rá­pi­da­men­te o cam­biar­me de pues­to?

De­mues­tra po­co in­te­rés de la per­so­na por el car­go al cual es­tá pos­tu­lan­do. Tam­bién de­ja la sen­sa­ción de que es­tá usan­do ese pues­to co­mo tram­po­lín y pron­to bus­ca­rá otro.

¿Cuál es el tiem­po pa­ra el al­muer­zo o co­la­ción? y ¿Pue­do re­ti­rar­me los vier­nes a las 16.00 ho­ras?

Es­tas in­te­rro­gan­tes tie­nen que ver con la pro­duc­ción, la dis­po­ni­bi­li­dad, la ac­ti­tud y el desem­pe­ño. Ha­cer es­tas pre­gun­tas ju­ga­rá siem­pre en con­tra del pos­tu­lan­te.

¿Cuál es la ren­ta, be­ne­fi­cios, re­ajus­tes y bo­nos ex­tras del car­go?

El en­tre­vis­ta­dor in­di­ca­rá las con­di­cio­nes de ren­tas y be­ne­fi­cios. Si no lo men­cio­na en una pri­me­ra entrevista, y exis­te in­te­rés por el car­go, hay que guar­dar­se esa pre­gun­ta pa­ra más ade­lan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.