Jar­di­nes in­fan­ti­les in­te­gran ali­men­tos tí­pi­cos pa­ra los ni­ños

Edu­ca­do­ras di­cen que los pe­que­ños han re­ci­bi­do muy bien la in­no­va­ción, lla­ma­da “mi­nu­ta in­ter­cul­tu­ral”.

La Hora - - País - Car­los Fuen­teal­ba

Am­plia­men­te ex­ten­di­da se en­cuen­tra la idea de que a los ni­ños no les gustan los ali­men­tos sa­lu­da­bles ni los pro­duc­tos de las culturas ori­gi­na­rias.

La si­tua­ción sa­ni­ta­ria de los úl­ti­mos años, con alar­man­te pre­va­len­cia de obe­si­dad y dia­be­tes, ha con­du­ci­do al país a exa­mi­nar­se a sí mis­mo y a acep­tar que es­ta reali­dad, que mu­chas ve­ces con­si­de­ra­mos ob­via, es pro­duc­to de una cultura que la in­cen­ti­va.

Por ello, la Jun­ta Na­cio­nal de Jar­di­nes In­fan­ti­les (Junji) de­ci­dió dar un pa­so ade­lan­te e in­tro­du­cir un me­nú que, des­de la tem­pra­na in­fan­cia, mues­tra a los ni­ños que otra ali­men­ta­ción es po­si­ble.

Es así co­mo el año pa­sa­do co­men­zó a apli­car­se la “mi­nu­ta in­ter­cul­tu­ral”, que in­tro­du­ce ali­men­tos tí­pi­cos de Chi­le co­mo el mote, la chuchoca o la ha­ri­na tos­ta­da.

“En 2016 in­no­va­mos en es­te sen­ti­do y me­jo­ra­mos las mi­nu­tas en 21 jar­di­nes in­fan­ti­les de la re­gión. Y con gran­des re­sul­ta­dos, pues los pro­duc­tos han si­do muy bien acep­ta­dos, por lo que pron­to es­te pro­gra­ma se ex­ten­de­rá a to­dos los jar­di­nes in­fan­ti­les de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na”, ex­pli­ca la di­rec­to­ra re­gio­nal me­tro­po­li­ta­na de la Junji, Ma­ría Teresa Vio Gros­si.

Es­ta reali­dad es co­rro­bo­ra­da en terreno por Mar­got Or­te­ga, di­rec­to­ra del jar­dín Las Pe­qui­tas de Re­co­le­ta, don­de no só­lo han in­tro­du­ci­do la mi­nu­ta in­ter­cul­tu­ral, sino que apli­can el pro­gra­ma in­ter­cul­tu­ral en to­da su am­pli­tud y tie­nen has­ta una ru­ca en el pa­tio, con una edu­ca­do­ra in­ter­cul­tu­ral que en­se­ña a los ni­ños des­de la ex­pe­rien­cia.

“Lo más com­pli­ca­do fue ha­cer que los ni­ños de­ja­ran de aso- ciar el mote con lo dul­ce, por­que co­mían mote con hue­si­llos an­tes. Co­mer­lo más sa­la­do fue no­ve­do­so y pau­la­ti­na­men­te ha si­do acep­ta­do. Y la le­che con ha­ri­na tos­ta­da, en la ma­ña­na, se la to­man to­da. Pa­ra las fa­mi­lias y el per­so­nal ha si­do muy sig­ni­fi­ca­ti­vo por­que uno pue­de ha­blar de una cultura, pe­ro otra co­sa es vi­ven­ciar­lo”, co­men­ta Or­te­ga.

Con un “ma­gís­ter en ma­ñas”, la par­vu­la­ria Cat­he­ri­ne Or­te­ga, del mis­mo jar­dín, ex­pli­ca que la ali­men­ta­ción no es al­go es­pon­tá­neo, sino un pro­ce­so edu­ca­ti­vo com­ple­jo.

“Los ni­ños acá han apren­di­do a va­lo­rar es­tos ali­men­tos, pe­ro ha si­do un pro­ce­so. Con el equi­po les can­ta­mos can­cio­nes y les mos­tra­mos que es­to pue­de ser di­ver­ti­do. Lo prin­ci­pal es que lo prue­ben y pue­dan po­ner­se en la op­ción de que es ri­co”, di­ce.

Des­de lo téc­ni­co, el je­fe re­gio­nal de Nu­tri­ción y Sa­lud de la Junji, David Ace­ve­do, ex­pli­ca que to­dos los ali­men­tos que han in­tro­du­ci­do es­tán en re­la­ción de equi­va­len­cia nu­tri­cio­nal con los ali­men­tos an­te­rio­res.

“Eva­lua­mos muy bien la in­clu­sión de es­tos ali­men­tos el año pa­sa­do por lo que que­re­mos in­tro­du­cir nue­vos ali­men­tos, co­mo la qui­noa o el co­cha­yu­yo, aun­que siem­pre en­tre­gan­do un 65 a 70% de las ca­lo­rías que los ni­ños ne­ce­si­tan al día, que son 800 ca­lo­rías dia­rias en el ni­vel me­dio me­nor”, de­ta­lla Ace­ve­do.

“Es­te pro­gra­ma se ex­ten­de­rá a to­dos los jar­di­nes in­fan­ti­les de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na”. Ma­ría Teresa Vio Gros­si,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.