Evi­te ver al re­em­pla­zan­te co­mo una ame­na­za

Psi­có­lo­ga se­ña­la que lo óp­ti­mo es en­tre­gar to­da la in­for­ma­ción al su­plen­te, por­que eso da la tran­qui­li­dad pa­ra des­can­sar en va­ca­cio­nes.

La Hora - - Empleos - Clau­dia Maldonado C.

Las va­ca­cio­nes de ve­rano de­ben ser una ins­tan­cia pa­ra des­can­sar y re­no­var ener­gías, al­go que no ocu­rri­rá si se­gui­mos pen­san­do en el tra­ba­jo, y me­nos si nos preo­cu­pa­mos por­que el re­em­pla­zan­te po­dría qui­tar­nos el pues­to.

Se­gún Né­li­da González, psi­có­lo­ga y ge­ren­te de re­clu­ta­mien­to y se­lec­ción de Gru­poEx­pro, es im­por­tan­te con­si­de­rar que en la ma­yo­ría de las em­pre­sas no se re­cu­rre a per- so­nal ex­terno pa­ra los re­em­pla­zos, sino que se re­par­ten las ta­reas del au­sen­te a otros em­plea­dos; es de­cir, per­so­nas que ya tie­nen su tra­ba­jo, “por lo que nor­mal­men­te ve­rá te­mas de con­tin­gen­cia en las fun­cio­nes que sus­ti­tu­ya”.

La es­pe­cia­lis­ta ex­pli­ca que las per­so­nas no de­be­rían te­ner te­mor a su re­em­pla­zan­te en va­ca­cio­nes: “Si se es­tá con­for­me y tran­qui­lo con el desem­pe­ño laboral, no se de­be­ría te­ner in­quie­tud. Ade­más, así co­mo se­re­mos re­em­pla­za­dos en va­ca­cio­nes, nos to­ca­rá re­em­pla­zar a otra per­so­na en la em­pre­sa”.

González co­men­ta que “al­gu­nas per­so­nas evi­tan tras­pa­sar de ma­ne­ra or­de­na­da, com­ple­ta y trans­pa­ren­te la in­for­ma­ción a quie­nes ocu­pa­rán sus fun­cio­nes du­ran­te sus va­ca­cio­nes, por te­mor a que quien los sus­ti­tu­ya ten­ga un me­jor desem­pe­ño y ocu­pe su pues­to de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va”.

Ese te­mor im­pi­de una des­co­ne­xión con el área laboral pa­ra des­can­sar, en­fo­car­se en nue­vos es­tí­mu­los y re­gre­sar con re­no­va­das ener­gías a tra­ba­jar.

Pa­ra evi­tar eso, la re­co­men­da­ción es efec­tuar un buen tras­pa­so. “Si no se ha­ce, la per­so­na es­ta­rá de va­ca­cio­nes pen­san­do en la bue­na eje­cu­ción de las ta­reas por rea­li­zar, se arries­ga a que lo lla­men por te­lé­fono pa­ra con­sul­tar in­for­ma­ción o a que su je­fa­tu­ra se mo­les­te si fal­tan da­tos pa­ra re­sol­ver una con­tin­gen­cia”, ad­vier­te González.

Co­mu­ni­car de ma­ne­ra efec­ti­va la in­for­ma­ción al re­em­pla­zan­te otor­ga­rá tran­qui­li­dad men­tal pa­ra des­can­sar, por lo que la es­pe­cia­lis­ta de Gru­poEx­pro entrega al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.