“Ir a Chi­le siem­pre nos re­sul­ta muy emo­cio­nan­te”

En la pre­via a su show en Lo­lla­pa­loo­za, el mú­si­co bri­tá­ni­co re­cuer­da los an­te­rio­res pa­sos de su ban­da por el país.

La Hora - - Tiempo Libre - Ignacio Sil­va

“So­mos real­men­te afor­tu­na­dos de po­der ha­cer lo que ha­ce­mos. Es un gran pri­vi­le­gio po­der ha­cer mú­si­ca por 40 años”. Tay­lor so­bre la tra­yec­to­ria de la ban­da.

En los re­gis­tros del fes­ti­val de Vi­ña del Mar, la ver­sión del 2000 pro­ba­ble­men­te sea la más anec­dó­ti­ca de to­das. En lo con­cre­to, ese no só­lo fue el año del bo­loc­ca­zo, sino tam­bién del in­ci­den­te de En­ri­que Igle­sias con la ga­vio­ta y de la con­tro­ver­ti­da y ac­ci­den­ta­da pre­sen­ta­ción de Xu­xa. Tam­bién fue el año en que Du­ran Du­ran dio uno de los me­jo­res shows que ha­yan pa­sa­do por la Quin­ta Ver­ga­ra, aun­que por la trans­mi­sión te­le­vi­si­va só­lo ha­yan al­can­za­do a apa­re­cer un par de can­cio­nes.

“Mis com­pa­ñe­ros me di­je­ron que fue un show asom­bro­so y ra­ro a la vez. So­bre to­do por­que era una es­pe­cie de show en vi­vo en un pro­gra­ma de te­le­vi­sión”, ase­gu­ra John Tay­lor, ba­jis­ta de la ban­da y uno de los fun­da­do­res de la ban­da in­gle­sa.

Al te­lé­fono des­de Los Án­ge­les y con una ama­bi­li­dad que com­bi­na con su mar­ca­do acen­to bri­tá­ni­co, el mú­si­co ha­ce el es­fuer­zo de re­cor­dar el epi­so­dio pe­se a que fue el úni­co miem­bro ac­tual de la ban­da que no es­tu­vo esa no­che en la Quin­ta Ver­ga­ra: por ese en­ton­ces ha­bía aban­do­na­do tem­po­ral­men­te las fi­las del gru­po que com­ple­men­tan el his­trió­ni­co vo­ca­lis­ta Si­mon Le Bon, el te­cla­dis­ta Nick Rho­des y el ba­te­ris­ta Ro­ger Tay­lor.

“Pe­ro he es­ta­do allá en los otros tres shows que he­mos dado. ¡Oh, amo Chi­le! Real­men­te nos gus­ta mu­cho to­car allá e ir siem­pre nos re­sul­ta muy in­te- re­san­te y emo­cio­nan­te, por­que no su­ce­de muy se­gui­do, así que cuan­do va­mos tie­ne que ser ge­nial. Aho­ra es­ta­mos muy emo­cio­na­dos de po­der re­gre­sar”, di­ce el mú­si­co, ha­cien­do én­fa­sis en sus emo­cio­nes en la pre­via de la nue­va visita de su ban­da al país, agen­da­da pa­ra el do­min­go 2 de abril en el mar­co del fes­ti­val Lo­lla­pa­loo­za Chi­le (Pun­to­tic­ket).

Aho­ra, eso sí, lle­gan pre­sen­tan­do Pa­per Gods, el dis­co que lan­za­ron en 2015 y en el que

pre­sen­tan un so­ni­do ac­tual lo­gra­do gra­cias al tra­ba­jo jun­to a ar­tis­tas co­mo Neil Rod­gers, Mark Ron­son, Mr. Hud­son, Ja­ne­lle Mo­náe y el ex Red Hot Chi­li Pep­pers, John Frus­cian­te.

-¿Qué re­pre­sen­ta ese dis­co pa­ra us­te­des, co­mo una ban­da con una tra­yec­to­ria tan ex­ten­sa?

-Creo que es el Du­ran Du­ran del si­glo XXI. Es di­fí­cil re­co­men­zar con una ban­da des­de una nue­va era, por­que ya se tie­ne una idea cla­ra so­bre có­mo la mú­si­ca tie­ne que evo­lu­cio­nar. Ya sa­bes, uno tra­ta de evo­lu­cio­nar y es di­fí­cil por­que tie­nes que ser leal a tu et­hos, pe­ro tam­bién tie­nes que sen­tir­te fres­co y co­mo nue­vo. En ese sen­ti­do tu­vi­mos al­gu­nas co­la­bo­ra­cio­nes real­men­te gran­dio­sas, co­mo Ja­ne­lle Mo­náe y John Frus­cian­te, que fue­ron unos fan­tás­ti­cos ar­tis­tas in­vi­ta­dos, y creo que real­men­te nos ayu­da­ron en la mi­sión de ha­cer un ál­bum fres­co y ori­gi­nal. Fue ge­nial. -Dos años des­pués del lan­za­mien­to de Pa­per Gods, ¿es­tás

con­ten­to con el re­sul­ta­do?

-Sí, real­men­te es­toy muy con­ten­to. Me sien­to muy feliz res­pec­to al dis­co. Nun­ca es per­fec­to, yo hu­bie­se he­cho mu­chas co­sas de una ma­ne­ra di­fe­ren­te, pe­ro no to­do se tra­ta de mí. Cuan­do es­tás en una ban­da siem­pre se tra­ta de una co­la­bo­ra­ción, no pue­des sa­lir­te con la tuya siem­pre. Pe­ro es­toy or­gu­llo­so de es­te dis­co, co­mo de to­dos los an­te­rio­res. Ha­cer dis­cos y lan­zar­los no es un asun­to sen­ci­llo. Es to­do un re­to, y es­pe­ro te­ner más re­tos du­ran­te los pró­xi­mos años. -Du­ran Du­ran es una ban­da con una tra­yec­to­ria de ca­si 40 años. ¿En qué mo­men­to de su ca­rre­ra sien­ten que es­tán?

-¡Whoa! Ese es un pun­to muy in­tere­san­te, por­que es com­ple­jo po­ner­nos a pen­sar quié­nes so­mos hoy en día. Creo que so­mos real­men­te afor­tu­na­dos de po­der ha­cer lo que ha­ce­mos; es un gran pri­vi­le­gio po­der ha­cer mú­si­ca por 40 años. No que­re­mos ser una ban­da de gran­des éxi­tos y tam­po­co que­re­mos ha­blar de una es­pe­cie de le­ga­do. Que­re­mos es­tar en la con­ver­sa­ción con­tem­po­rá­nea, te­ne­mos que es­tar en ella. Te­ne­mos que re­pre­sen­tar de dón­de ve­ni­mos, quié­nes so­mos y la for­ma de de­cir­lo es a tra­vés de la mú­si­ca. Es a tra­vés de ella que te­ne­mos que ha­blar.

-¿Se en­cuen­tran tra­ba­jan­do ac­tual­men­te en ma­te­rial nue­vo? ¿Nue­vas can­cio­nes o nue­vo dis­co?

-Bueno, se­gui­mos en la fies­ta de Pa­per Gods. Pe­ro pron­to co­men­za­re­mos a tra­ba­jar en al­go nue­vo, pro­ba­ble­men­te an­tes de que ter­mi­ne el ve­rano. Pro­ba­ble­men­te en el ve­rano em­pe­ce­mos a tra­ba­jar en un nue­vo dis­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.