LAS EX­PE­RIEN­CIAS EXITOSAS DE TU­RIS­MO IN­CLU­SI­VO EN EL PAÍS

Só­lo el 3 por cien­to de los pres­ta­do­res tu­rís­ti­cos pri­va­dos se de­cla­ra adap­ta­do pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Los que han avan­za­do en esa di­rec­ción, les ofre­cen has­ta de­por­tes ex­tre­mos.

La Hora - - Portada - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán Isa­beau La­van­de­ros

UN AÑO TIE­NEN LOS EM­PRE­SA­RIOS DEL SEC­TOR PA­RA AJUS­TAR­SE A LA LEY Va­rias son las pla­yas y otros pro­yec­tos in­clu­si­vos que se desa­rro­llan en el país, mien­tras Ser­na­tur tra­ba­ja jun­to a los pri­va­dos pa­ra que se adap­ten a la ley de in­clu­sión so­cial.

En di­ciem­bre Ál­va­ro Sil­bers­tein (31) cum­plió un sue­ño per­so­nal y mar­có un hi­to en la ru­ta ha­cia el tu­ris­mo in­clu­si­vo en Chi­le: fue el primer vi­si­tan­te te­tra­plé­ji­co en ha­cer el tra­yec­to W en las To­rres del Pai­ne.

“Nues­tro ob­je­ti­vo era ha­cer rui­do pa­ra crear con­cien­cia en las em­pre­sas y otros en­tes del tu­ris­mo en Chi­le a los que, mu­chas ve­ces, ni se les ocu­rre que las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad tam­bién tie­nen ga­nas de dis­fru­tar al ai­re li­bre. Es­to no es­tá en el in­cons­cien­te co­lec­ti­vo”, ase­gu­ra Ma­tías Sil­bers­tein, pri­mo de Ál­va­ro, quien es­tu­vo en la or­ga­ni­za­ción y ma­te­ria­li­za­ción de es­ta ex­pe­rien­cia.

Pa­ra con­cre­tar­la, los pri­mos Sil­bers­tein y un gru­po de ami­gos rea­li­za­ron una cam­pa­ña pa­ra jun­tar fon­dos y ad­qui­rir, fue­ra de Chi­le, una si­lla es­pe­cial, la que que­dó a car­go de la Aso­cia­ción de Ho­te­les de To­rres del Pai­ne (HYST). “Es­ta­mos muy agra­de­ci­dos de la Aso­cia­ción, que se pu­sie­ron la ca­mi­se­ta por nues­tro pro­yec­to y aho­ra quie­ren ha­cer un par­que in­clu­si­vo”, di­ce.

Como Ál­va­ro, en Chi­le hay más de 2.600.000 adul­tos con al­gún ti­po de ne­ce­si­dad es­pe­cial o dis­ca­pa­ci­dad.

Pa­ra la di­rec­to­ra del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Tu­ris­mo (Ser­na­tur), Mar­ce­la Ca­be­zas, “la pri­me­ra exi­gen­cia de una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad al sa­lir de via­je es te­ner la certeza que po­drá ac­ce­der a un en­torno fí­si­co adap­ta­do a sus ne­ce­si­da­des de for­ma có­mo­da, au­tó­no­ma y se­gu­ra. La ac­ce­si­bi­li­dad, por tan­to, de­be es­tar pre­sen­te en to­do el en­ca­de­na­mien­to de la vi­ven­cia via­je­ra”.

Des­de ha­ce sie­te años nues­tro país cuen­ta con la Ley N°20.422, que es­ta­ble­ce nor­mas de igual­dad de opor­tu­ni­da­des e in­clu­sión so­cial de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. A es­ta nor­ma se su­ma el de­cre­to su­pre­mo número 50 del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo don­de se es­ta­ble­ce que pa­ra 2018 to­dos los nue­vos es­pa­cios pú­bli­cos y aque­llos exis­ten­tes de­be­rán ase­gu­rar el uso, per­ma­nen­cia y des­pla­za­mien­to de to­das las per­so­nas en for­ma au­tó­no­ma y sin di­fi­cul­tad.

“Te­ne­mos el de­sa­fío de in­cor­po­rar la ac­ce­si­bi­li­dad como una for­ma de pla­ni­fi­car y con­ce­bir es­pa­cios, pro­duc­tos y ser­vi­cios tu­rís­ti­cos in­clu­si­vos pa­ra fa­ci­li­tar la ex­pe­rien­cia de los tu­ris­tas”, ex­pli­ca la di­rec­to­ra de Ser­na­tur.

Sin em­bar­go, se­gún da­tos de es­te or­ga­nis­mo que se ba­san en las au­to­res­pues­tas en Re­gis­tro Na­cio­nal de Pres­ta­do­res Tu­rís­ti­cos, de 9.474 es­ta­ble­ci­mien­tos pri­va­dos re­gis­tra­dos só­lo el 3% de­cla­ra ser adap­ta­do pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad o mo­vi­li­dad re­du­ci­da.

PLA­YAS INCLUSIVAS Y OTROS PRO­YEC­TOS

Pa­ra re­ver­tir es­ta reali­dad la au­to­ri­dad tra­ba­ja co­do a co­do con las em­pre­sas. Y pa­ra dar vi­si­bi­li­dad a las ofer­tas exis­ten­tes y fo­men­tar otras nue­vas el año pa­sa­do Ser­na­tur lan­zó la Pri­me­ra Guía de Alo­ja­mien­tos Tu­rís­ti­cos Ac­ce­si­bles, mien­tras el Ser­vi­cio Na­cio­nal de la Dis­ca­pa­ci­dad (Se­na­dis) di­se­ñó un ma­pa in­ter­ac­ti­vo pa­ra poder co­no­cer esas pla­yas y bal­nea­rios.

Ram­plas pa­ra lle­gar a la are­na, si­llas an­fi­bias pa­ra en­trar al mar y mo­ni­to­res es­pe­cial­men­te en­tre­na­dos son al­gu­nas de las fa­ci­li­da­des que ofre­cen es­tos bal­nea­rios. De ellos, dos es­tán en la co­mu­na de To­mé, Re­gión del Bio­bío: las pla­yas de Di­cha­to y Be­lla­vis­ta. “He­mos he­cho una muy bue­na eva­lua­ción de es­te pro­yec­to de pla­yas inclusivas. La gen­te uti­li­za mu­cho la in­fra­es­truc­tu­ra y la agra­de­ce mu­cho”, ex­pli­ca el di­rec­tor de Tu­ris­mo del mu­ni­ci­pio, Horacio Her­nán­dez.

En otras re­gio­nes tam­bién se pue­den en­con­trar pro­yec­tos tu­rís­ti­cos in­clu­si­vos como en la Me­tro­po­li­ta­na don­de Puel­ma­pu Tu­ris­mo Sus­ten­ta­ble desa­rro­lla tours ca­mi­na­bles por ba­rrios pa­tri­mo­nia­les de Santiago o sen­de­ris­mo en diferentes lu­ga­res de la re­gión, con fa­ci­li­da­des pa­ra per­so­nas con pro­ble­mas de mo­vi­li­dad y tra­duc­tor de len­gua de se­ñas.

En Con­cep­ción se cons­tru­yó el Par­que Ecua­dor que cuen­ta con área de jue­gos in­fan­ti­les in­clu­si­vos, pai­sa­jis­mo sen­so­rial y ser­vi­cios hi­gié­ni­cos uni­ver­sa­les. Y en la Re­gión de la Arau­ca­nía Bos­quea­ven­tu­ra ofre­ce una ca­mi­na­ta de cer­ca de 1 km so­bre pa­sa­re­las en al­tu­ra, con se­ña­lé­ti­ca en brai­lle y có­di­gos QR en los ár­bo­les.

EX­PE­RIEN­CIA DE VI­DA

Otro ejem­plo de lu­cha es el de Mi­re­ya Sie­guel, em­pre­sa­ria tu­rís­ti­ca de Chi­loé que cons­tru­yó ca­ba­ñas adap­ta­das en An­cud (arra­ya­nes­chi­loe.com) con un sen­de­ro de ma­de­ra pa­ra no vi­den­tes y pa­ra el uso de si­lla de rue­das.

“Ten­go pa­rá­li­sis ce­re­bral de na­ci­mien­to y sé lo que sig­ni­fi­ca te­ner una dis­ca­pa­ci­dad. La gen­te que vie­ne, agra­de­ce”, cuen­ta es­ta em­pren­de­do­ra, dis­tin­gui­da en 2016 con el Pre­mio Na­cio­nal de Tu­ris­mo In­clu­si­vo de Ser­na­tur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.