Un Ser­nac con dien­tes

La Hora - - En2minutos - Ca­mi­la Palacios Abo­ga­da de In­ci­den­cia, Es­pa­cio Pú­bli­co

Co­mo to­dos los años, la vuel­ta a cla­ses vie­ne acom­pa­ña­da de no­ti­cias y de­nun­cias que dan a co­no­cer las des­co­mu­na­les di­fe­ren­cias de pre­cios de los úti­les es­co­la­res, mien­tras que apo­de­ra­dos frus­tra­dos com­pran uni­for­mes y tex­tos du­dan­do de pre­cios y pro­vee­do­res. A su vez, el Ser­vi­cio Na­cio­nal del Con­su­mi­dor rea­li­za es­tu­dios so­bre las di­fe­ren­cias de pre­cios y ha­ce re­co­men­da­cio­nes, co­mo la im­por­tan­cia de co­ti­zar y com­pa­rar las dis­tin­tas al­ter­na­ti­vas y ad­qui­rir los pro­duc­tos en el co­mer­cio es­ta­ble­ci­do. El Ser­nac tam­bién pue­de re­ci­bir re­cla­mos, sin em­bar­go en es­te as­pec­to su rol es más li­mi­ta­do y só­lo pue­de ac­tuar de me­dia­dor en­tre el con­su­mi­dor y el pro­vee­dor. Es una ins­ti­tu­ción que no tie­ne ver­da­de­ros “dien­tes” pa­ra fis­ca­li­zar e im­po­ner mul­tas. Da­das es­tas de­fi­cien­cias, ha­ce más de dos años el Go­bierno pre­sen­tó un pro­yec­to de ley que bus­car for­ta­le­cer a la ins­ti­tu­ción a car­go de ve­lar por el real y efec­ti­vo res­pe­to de los de­re­chos de los con­su­mi­do­res en nues­tro país. En par­ti­cu­lar son po­si­ti­vos los cam­bios que otor­gan ma­yo­res fa­cul­ta­des pa­ra fis­ca­li­zar, así co­mo pa­ra re­sol­ver di­rec­ta­men­te los re­cla­mos de las per­so­nas e im­po­ner mul­tas y san­cio­nes, ya que hoy es­to so­lo pue­de ha­cer­se acu­dien­do a un tri­bu­nal. Tam­bién es des­ta­ca­ble el au­men­to de las mul­tas, ya que ac­tual­men­te son po­co di­sua­so­rias y a ve­ces pue­de “sa­lir a cuen­ta” in­frin­gir la ley por el be­ne­fi­cio que ob­ten­go a pe­sar de la mul­ta. Así, por ejem­plo, las mul­tas por pu­bli­ci­dad en­ga­ño­sa se do­blan, pu­dien­do lle­gar a 67 mi­llo­nes de pe­sos, y la ven­ta de so­bre­cu­pos en es­pec­tácu­los o trans­por­te de pa­sa­jes su­birán de 300 UTM a 3.000 UTM, es­to es, más de 130 mi­llo­nes de pe­sos. El pro­yec­to pro­po­ne a su vez el em­po­de­ra­mien­to de las or­ga­ni­za­cio­nes de con­su­mi­do­res En un mo­men­to en que la des­con­fian­za ha­cia las ins­ti­tu­cio­nes y el sec­tor pri­va­do au­men­ta, es ne­ce­sa­rio con­tar con un sis­te­ma de pro­tec­ción de los con­su­mi­do­res lo su­fi­cien­te­men­te ca­paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.