NA­SA: des­de Chi­le hallan sis­te­ma con 7 pla­ne­tas si­mi­la­res a la Tie­rra

Dos te­les­co­pios ubi­ca­dos en Chi­le ayu­da­ron a ob­ser­var es­tos cuer­pos ce­les­tes que po­drían ser “ha­bi­ta­bles”.

La Hora - - Portada - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

La Agen­cia Es­pa­cial Es­ta­dou­ni­den­se (NA­SA) anun­ció ayer que as­tró­no­mos de Es­ta­dos Uni­dos y Europa ha­lla­ron sie­te exo­pla­ne­tas de ta­ma­ño si­mi­lar a la Tie­rra, tres de los cua­les po­drían te­ner agua lí­qui­da, au­men­tan­do la po­si­bi­li­dad de que sean “ha­bi­ta­bles”.

Los exo­pla­ne­tas fue­ron avis­ta­dos con la ayu­da de dos te­les­co­pios ubi­ca­dos en el nor­te de nues­tro país. Per­te­ne­cen a un sis­te­ma pla­ne­ta­rio si­tua­do a só­lo 40 años luz de dis­tan­cia, y tie­nen el ta­ma­ño y la tem­pe­ra­tu­ra de la Tie­rra.

Fue­ron de­tec­ta­dos cuan­do pa­sa­ban fren­te a la es­tre­lla ma­dre de su sis­te­ma, TRAPPIST-1, más pe­que­ña que nues­tro Sol, pe­ro con ór­bi­tas muy si­mi­la­res.

Los cuer­pos fue­ron de­no­mi­na­dos TRAPPIST-1 b,c, d, e, f, g y h. Tres de ellos (1e, 1f y 1g) es­tán en la lla­ma­da “zo­na ha­bi­ta­ble” del sis­te­ma, es de­cir, que el ca­lor no es de- ma­sia­do al­to co­mo pa­ra eva­po­rar el agua, ni de­ma­sia­do frío co­mo pa­ra con­ge­lar­la. De he­cho, es­tos tres exo­pla­ne­tas po­drían ser de for­ma­ción ro­co­sa y pre­sen­tar océa­nos de agua lí­qui­da, lo que po­si­bi­li­ta­ría la exis­ten­cia de vi­da.

Los in­ves­ti­ga­do­res del es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Na­tu­re, es­pe­ran poder es­tu­diar aho­ra las at­mós­fe­ras de esos pla­ne­tas.

DES­DE CHI­LE

Luis Cha­va­rría, director del Pro­gra­ma de As­tro­no­mía de Co­nicyt, va­lo­ró es­te des­cu­bri­mien­to en dos di­men­sio­nes. “Pri­me­ro, por el des­cu­bri­mien­to en sí, por­que es la pri­me­ra vez que se des­cu­bre un sis­te­ma pla­ne­ta­rio de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, con tres pla­ne­tas en la ‘zo­na ha­bi­ta­ble’ (…) Y, se­gun­do, por­que es­to no ha­bría si­do po­si­ble sin las ob­ser­va­cio­nes que se hi­cie­ron con los te­les­co­pios que es­tán aquí en Chi­le”, afir­ma.

“Hay dos te­les­co­pios ubi­ca­dos en Chi­le que es­tán in­vo­lu­cra­dos en los tra­ba­jos que die­ron ori­gen a es­te des­cu­bri­mien­to: el VLT, ubi­ca­do en el Ob­ser­va­to­rio Pa­ra­nal, y el TRAPPIST, ins­ta­la­do en el Ob­ser­va­to­rio La Si­lla”, ex­pli­có el en­car­ga­do de Co­nicyt.

Y aña­dió que pa­ra la in­ves­ti­ga­ción de las at­mós­fe­ras de es­tos exo­pla­ne­tas “se po­drán usar los te­les­co­pios de gran ta­ma­ño que se es­tán cons­tru­yen­do en es­te mo­men­to en Chi­le, el E-ELT y el GMT”.

“Es­to es só­lo una mues­tra de la cien­cia que se va a es­tar ha­cien­do en cin­co o diez años y que se es­tá em­pe­zan­do a ha­cer aho­ra des­de Chi­le. Esa es la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra el país la as­tro­no­mía, que nos ha­ce no­tar a ni­vel mun­dial. Es­ta­mos ha­cien­do cien­cia de pri­mer ni­vel”, apun­tó.

“Es­to es una mues­tra de la cien­cia que se es­tá em­pe­zan­do a ha­cer des­de Chi­le”. Luis Cha­va­rría, director de As­tro­no­mía de Co­nicyt.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.