La Ley 20.000 y su in­ter­pre­ta­ción

La Hora - - País -

Se­gún la Ley 20.000, el au­to­cul­ti­vo de can­na­bis de­be es­tar des­ti­na­do “a su uso o con­su­mo per­so­nal ex­clu­si­vo y pró­xi­mo en el tiem­po” y ne­ce­si­ta la au­to­ri­za­ción del SAG pa­ra rea­li­zar­se, co­mo es­pe­cí­fi­ca el ar­tícu­lo 9º. Pe­ro el abo­ga­do Pe­dro Men­do­za ex­pli­ca que ha cam­bia­do un po­co la in­ter­pre­ta­ción de la ley. “Un tiem­po se en­ten­dió que cul­ti­var sin el per­mi­so del SAG siem­pre im­pli­ca­ba la co­mi­sión de un de­li­to y se apli­ca­ban pe­nas. Des­pués se en­ten­dió que era só­lo una fal­ta y aho­ra, úl­ti­ma­men­te, se ha im­pues­to el cri­te­rio de la Cor­te Su­pre­ma: un cultivo pa­ra con­su­mo per­so­nal es un he­cho lí­ci­to en la me­di­da que el cultivo sea pa­ra con­su­mo en la ca­sa”, di­ce Men­do­za. Sin em­bar­go, el au­to­cul­ti­vo no es­tá des­pe­na­li­za­do y pue­de ser per­se­gui­do. “To­da la hu­mi­lla­ción que sig­ni­fi­ca que te alla­nen la ca­sa por te­ner un par de plan­tas es lo que ideal­men­te de­be­ría re­sol­ver la ley”, in­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.