CÓ­MO OB­SER­VAR EN LA CA­PI­TAL EL ECLIP­SE SO­LAR DEL DO­MIN­GO

El fe­nó­meno se verá par­cial­men­te en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na y es­pe­cia­lis­tas des­ta­can op­cio­nes pa­ra po­der apre­ciar­lo, co­mo len­tes es­pe­cia­les y otros mé­to­dos ca­se­ros.

La Hora - - Portada - Emma Antón Cer­da

Es­te do­min­go, los ha­bi­tan­tes de Coy­hai­que y Ay­sén po­drán pre­sen­ciar un even­to úni­co en la zo­na: un eclip­se so­lar anu­lar, fe­nó­meno as­tro­nó­mi­co en don­de la lu­na se in­ter­po­ne al sol sin ta­par­lo por com­ple­to, de­jan­do un ani­llo de luz.

De acuer­do a la doc­to­ra Patricia Tis­se­ra, as­tró­no­ma y aca­dé­mi­ca de la Fa­cul­tad de Cien­cias Exac­tas de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo, en esas dos lo­ca­li­da­des el even­to se re­pe­ti­rá re­cién en apro­xi­ma­da­men­te 400 años, por los que las per­so­nas que se en­cuen­tren en el lu­gar es­ta­rán en un lu­gar pri­vi­le­gia­do.

A pe­sar de que en el res­to del país tam­bién se po­drá apre­ciar el fe­nó­meno, es­te só­lo se verá de for­ma par­cial. Es de­cir, la lu­na no cu­bri­rá to­tal­men­te el sol, por lo que no per­de­re­mos gran can­ti­dad de luz.

“En San­tia­go va a ser muy in­tere­san­te de to­das ma­ne­ras, por­que el eclip­se se va a ver par­cial­men­te. No siem­pre se da un eclip­se en San­tia­go, así que se­rá muy in­tere­san­te pa­ra to­dos ver­lo”, ex­pli­ca la doc­to­ra Tis­se­ra.

Sin em­bar­go, la as­tró­no­ma re­cal­ca que hay que te­ner mu­cho cui­da­do pa­ra po­der apre­ciar­lo, y ba­jo nin­gún ca­so mi­rar­lo a sim­ple vis­ta sin la protección ade­cua­da.

La doc­to­ra Alius­ka Friol, of­tal­mó­lo­ga de la Clí­ni­ca Red­la­ser, in­di­ca que pa­ra ob­ser­var­lo de ma­ne­ra más se­gu­ra lo ideal es uti­li­zar len­tes es­pe­cia­les pa­ra eclipses so­la­res, y no ob­ser­var por más de trein­ta se­gun­dos con­ti­nua­dos, aún es­tan­do con las ga­fas.

“Mi­rar di­rec­ta­men­te el fe­nó­meno pue­de pro­vo­car que­ma­du­ras so­la­res que son muy do­lo­ro­sas. Se pro­du­cen da­ños a la re­ti­na que no ne­ce­sa­ria­men­te due­len, pe­ro que sí afec­tan se­ria­men­te a la vi­sión. Pue­den apa­re­cer ca­ta­ra­tas tam­bién, pe­ro el cua­dro más ca­rac­te­rís­ti­co es la re­ti­no­pa­tía so­lar, que ge­ne­ral­men­te apa­re­ce en per­so­nas que tie­nen una ex­po­si­ción pro­lon­ga­da”, ex­pli­ca la pro­fe­sio­nal.

Los que más cui­da­do de­ben te­ner son los ni­ños, ya que se­gún in­di­ca la doc­to­ra Friol tie­nen un ór­gano que es­tá en pleno cre­ci­mien­to.

“El de­sa­rro­llo vi­sual co­mien­za des­de que uno na­ce y po­co a po­co uno va per­fec­cio­nan­do la vi­sión. La protección de­be ser igual pa­ra to­dos, pe­ro siem­pre ha­cien­do hin­ca­pié en los ni­ños, por­que ellos son los más des­cui­da­dos y no tie­nen no­ción del pe­li­gro y la mag­ni­tud del da­ño que pue­de aca­rrear”, re­cal­ca.

La of­tal­mó­lo­ga agre­ga que, si bien a su pa­re­cer pue­de ser la op­ción más abu­rri­da, lo más se­gu­ro es se­guir el eclip­se a tra­vés de in­ter­net. Es­to ya que, a pe­sar de con­tar con me­di­das co­mo los len­tes es­pe­cia­les, los ni­ños pue­den ju­gar con ellos y mi­rar por más tiem­po del adecuado o qui­tar­se las ga­fas si no es­tán sien­do vi­gi­la­dos.

Tan­to Tis­se­ra co­mo Friol re­co­mien­dan que, en el ca­so de no con­tar con la op­ción de ad­qui­rir len­tes pa­ra eclipses, se pue­de re­cu­rrir a sis­te­mas de pro­yec­ción, que son mé­to­dos ca­se­ros pa­ra ex­pe­ri­men­tar el eclip­se sin mi­rar­lo di­rec­ta­men­te, por lo que la vis­ta es­ta­ría pro­te­gi­da de da­ños.

“Pa­ra un mé­to­do in­di­rec­to pa­ra ver el eclip­se se pue­de ha­cer una per­fo­ra­ción so­bre un car­tón o un pa­pel grue­so y po­ner un pa­pel blan­co a unos cua­ren­ta cen­tí­me­tros apro­xi­ma­da­men­te. A tra­vés del ori­fi­cio pa­sa­rá la luz del sol y el eclip­se se verá re­fle­ja­do en el pa­pel, por lo que es una ma­ne­ra se­gu­ra de ver­lo”, ejem­pli­fi­ca la doc­to­ra Tis­se­ra.

Si no se quie­re re­cu­rrir al mé­to­do ca­se­ro, los an­te­ojos so­la­res pa­ra ver el eclip­se pue­den ser ad­qui­ri­dos por $2.990 en la tien­da Te­les­co­pio­sChi­le.cl, ubi­ca­da en la es­qui­na de Mac Iver con Mon­ji­tas, en el cen­tro de San­tia­go.

“En San­tia­go va a ser muy in­tere­san­te de to­das ma­ne­ras, por­que el eclip­se se va a ver par­cial­men­te”. Patricia Tis­se­ra, as­tró­no­ma.

Los an­te­ojos so­la­res pue­den ser ad­qui­ri­dos por $2.990 en Te­les­co­pio­sChi­le.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.