Có­mo de­rro­tar al sín­dro­me post va­ca­cio­nes cuan­do se re­to­ma la ru­ti­na

Ma­ría Est­her Fe­rrer, si­có­lo­ga del Ser­vi­cio de Sa­lud Me­tro­po­li­tano Cen­tral, en­tre­gó con­se­jos pa­ra com­ba­tir el sín­dro­me post va­ca­cio­nal, que pue­de pro­vo­car can­san­cio, an­gus­tia e irri­ta­bi­li­dad en los tra­ba­ja­do­res.

La Hora - - News - Em­ma An­tón

Re­de­co­rar el es­cri­to­rio o la ofi­ci­na

En la me­di­da de lo po­si­ble, una al­ter­na­ti­va pa­ra so­bre­lle­var la pri­me­ra se­ma­na de tra­ba­jo es re­de­co­rar el es­pa­cio la­bo­ral con ob­je­tos sim­pá­ti­cos que nos re­cuer­den las va­ca­cio­nes o que pro­vo­quen pen­sa­mien­tos po­si­ti­vos. “Tam­bién es el mo­men­to pa­ra in­cor­po­rar mue­bles er­go­nó­mi­cos y ac­ce­so­rios que au­men­ten la co­mo­di­dad en el tra­ba­jo, ilu­mi­na­ción sua­ve y to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra crear un es­pa­cio de tra­ba­jo más có­mo­do”, in­di­ca Fe­rrer.

Vol­ver a tra­ba­jar a mi­tad de se­ma­na

“Si pue­de, vuel­va al tra­ba­jo a mi­tad de se­ma­na, ya que así se po­drá acli­ma­tar me­jor a sus la­bo­res y no ten­drá la sen­sa­ción de ago­bio por es­pe­rar cin­co días pa­ra te­ner nue­va­men­te des­can­so”, acon­se­ja la si­có­lo­ga del Ser­vi­cio de Sa­lud Me­tro­po­li­tano Cen­tral.

To­mar­se con cal­ma el pri­mer día

La es­pe­cia­lis­ta des­ta­ca que no hay que in­ten­tar ha­cer to­do el pri­mer día en que se vuel­ve al tra­ba­jo. Por eso, re­co­mien­da ela­bo­rar una lis­ta con aque­llos de­be­res pen­dien­tes que exi­gen una so­lu­ción rá­pi­da, pa­ra lue­go con­ti­nuar con el res­to de la pro­gra­ma­ción se­mes­tral o anual.

Dar­se tiem­po pa­ra dis­fru­tar

Du­ran­te la pri­me­ra se­ma­na de tra­ba­jo hay que in­ten­tar ha­cer al­gu­na ac­ti­vi­dad si­mi­lar a las que se rea­li­za­ban du­ran­te las va­ca­cio­nes, co­mo dar pa­seos, to­mar­se el tiem­po pa­ra co­mer ri­co o ha­cer de­por­te, o sa­lir con ami­gos des­pués de la jor­na­da la­bo­ral. Es­to ayu­da a no echar tan­to de me­nos los días de des­can­so.

Re­cor­dar las va­ca­cio­nes con ale­gría

Fe­rrer ex­pli­ca que si uno se pre­dis­po­ne po­si­ti­va­men­te pa­ra vol­ver al tra­ba­jo, se po­drán mi­rar po­si­bi­li­da­des y opor­tu­ni­da­des que el nue­vo año ofre­ce. Por eso es im­pres­cin­di­ble re­cor­dar los mo­men­tos agra­da­bles du­ran­te va­ca­cio­nes que se com­par­tie­ron con la fa­mi­lia y ami­gos, agra­de­cien­do el tiem­po que per­mi­tió re­no­var ener­gías.

Re­to­mar ru­ti­na an­tes de vol­ver al tra­ba­jo

Lo ideal, de acuer­do a la pro­fe­sio­nal, es re­to­mar la ru­ti­na los días pre­vios al tér­mino de las va­ca­cio­nes: vol­ver a las ho­ras de sue­ño ade­cua­das (tra­tar de dor­mir las ho­ras ne­ce­sa­rias pa­ra tra­ba­jar) y re­to­mar los ho­ra­rios de ali­men­ta­ción, pa­ra así vol­ver pro­gre­si­va­men­te a la ru­ti­na, con el fin de que el cam­bio no sea tan brus­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.