Pe­nas reales pa­ra la co­rrup­ción

La Hora - - En2minutos - Ca­mi­la Pa­la­cios Abo­ga­da de In­ci­den­cia, Es­pa­cio Pú­bli­co

Afi­nes de enero el Go­bierno hi­zo pú­bli­cas las prio­ri­da­des le­gis­la­ti­vas pa­ra el 2017, en­con­trán­do­se en­tre ellas, la pe­na­li­za­ción de la co­rrup­ción. Es po­si­ti­vo que tras un año en que abun­da­ron las no­ti­cias so­bre po­si­bles ca­sos de es­te ti­po, se to­men las me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra es­ta­ble­cer san­cio­nes real­men­te pro­por­cio­na­les a es­tos de­li­tos que hoy cuen­tan con pe­nas muy ba­jas y po­co di­sua­so­rias. Nues­tro Có­di­go Pe­nal san­cio­na los de­li­tos de co­rrup­ción con pe­nas ba­jí­si­mas: las del cohe­cho, por ejem­plo, van de 61 días a 3 años lo que im­pli­ca que una au­to­ri­dad o fun­cio­na­rio que re­ci­be di­ne­ro pa­ra be­ne­fi­ciar a una em­pre­sa, aun ha­bien­do si­do con­de­na­do por la jus­ti­cia, cum­pli­rá una muy ba­ja y ade­más en li­ber­tad. Dis­tin­to se­rá el ca­so pa­ra un jo­ven re­in­ci­den­te que co­me­te hur­to, el que arries­ga pe­nas efec­ti­vas de cár­cel que van de 541 días a 5 años. El pro­yec­to de ley pre­sen­ta­do por un gru­po de se­na­do­res se ha­ce car­go de es­ta si­tua­ción, al pro­po­ner su­bir las pe­nas pa­ra cier­tos de­li­tos de co­rrup­ción, co­mo el cohe­cho y el so­borno, cu­yas pe­nas irían de 541 días a 10 años. Tam­bién in­no­va al crear de­li­tos de co­rrup­ción en­tre pri­va­dos con pe­nas de has­ta 5 años. Hoy no exis­te en Chi­le cas­ti­go pa­ra con­duc­tas co­rrup­tas, igual­men­te re­pro­cha­bles, por el so­lo he­cho de ser co­me­ti­das en­tre em­pre­sa­rios. Fi­nal­men­te, se es­ta­ble­ce que pa­ra co­me­ter es­te ti­po de de­li­tos no es ne­ce­sa­rio que ha­ya un in­ter­cam­bio efec­ti­vo de di­ne­ro, lo que es re­le­van­te ya que en mu­chos de los ca­sos de co­rrup­ción que se han co­no­ci­do, lo que se re­ci­be no es di­ne­ro sino que fa­vo­res u otros be­ne­fi­cios. El au­men­to de pe­nas no es un bien en sí mis­mo, ni la cár­cel efec­ti­va la úni­ca san­ción po­si­ble, pe­ro es ne­ce­sa­rio con­tar con un sis­te­ma pe­nal pro­por­cio­nal y jus­to que no equi­pa­re la coima de un par­la­men­ta­rio con ro­bar­se una ga­lli­na. Así co­mo se han au­men­ta­do las pe­nas de los de­li­tos con­tra la pro­pie­dad en el mar­co de la agen­da an­ti de­lin­cuen­cia, es­pe­re­mos que exis­ta la mis­ma vo­lun­tad en es­te ca­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.