¿So­mos pro­duc­ti­vos los chi­le­nos?

Las pau­sas, en su jus­ta me­di­da, ayu­da­rían a au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad. Pe­ro sin exa­ge­rar.

La Hora - - País - C. Ju­lio

“Cual­quier pau­sa no era con­si­de­ra­da co­mo un es­pa­cio de dis­ten­sión. El con­cep­to de ‘sa­car la vuel­ta’ se que­dó aba­jo ”. Su­yin Pal­ma, Di­rec­to­ra de RSC & Bie­nes­tar de Adec­co Chi­le

Ca­si 2.000 ho­ras al año son las que pa­sa­mos tra­ba­jan­do los chi­le­nos se­gún ci­fras de la OCDE. Pa­ra ser exac­tos, son 68 ho­ras más que lo que una jor­na­da de ocho ho­ras ame­ri­ta. Si ha­ce­mos las ma­te­má­ti­cas, son ocho días y me­dio de sue­ño per­di­dos.

La mis­ma au­to­ra de es­ta no­ta lle­va sie­te ho­ras tra­ba­jan­do en ella. Aun­que, pa­ra ser jus­tos, hay que res­tar­le una ho­ra de al­muer­zo y dos pau­sas de quin­ce mi­nu­tos pa­ra la do­sis de ca­feí­na que mi cuer­po ne­ce­si­ta. Y por eso no es­toy fue­ra de la nor­ma, muy por el contrario, mi com­por­ta­mien­to vie­ne a en­gro­sar un nú­me­ro más de las per­so­nas que nos to­ma­mos un des­can­so en el tra­ba­jo.

¿SAQUEMOS LA VUEL­TA?

¿So­mos real­men­te buenos pa­ra to­mar­nos “des­can­si­tos” que en reali­dad son “des­can­so­tes”?

Una in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por Li­dia Ame­ra­les, ex di­rec­to­ra del Ser­vi­cio Na­cio­nal pa­ra la Pre­ven­ción y Reha­bi­li­ta­ción del Con­su­mo de Dro­gas y Al­cohol (SEN­DA), pu­bli­ca­do en fe­bre­ro de es­te año, re­ve­ló que los trabajadores que sa­len a fu­mar lle­gan a per­der has­ta 1,7 ho­ras dia­rias en ha­cer­lo du­ran­te la jor­na­da la­bo­ral. Esas ho­ras equi­va­len a 59 días, que de un año la­bo­ral son ca­si tres me­ses fu­man­do.

Pa­ra Nés­tor Mi­lano, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de La­bo­rum pa­ra Chi­le, Pa­na­má y Ve­ne­zue­la, el pa­no­ra­ma no es tan de­s­es­pe­ran­za­dor. “Al­gu­nas prác­ti­cas, co­mo por ejem­plo ex­ten­der las reunio­nes más de lo ne­ce­sa­rio u or­ga­ni­zar­las sin un mo­ti­vo cla­ro, son ex­pre­sio­nes de ‘es­par­ci­mien­to’ que te­ne­mos den­tro de la ofi­ci­na. Rea­li­zar pe­que­ñas pau­sas du­ran­te la jor­na­da la­bo­ral es im­por­tan­te pa­ra man­te­ner la con­cen­tra­ción y la ac­ti­vi­dad a lo lar­go del día. No hay na­da de ma­lo en to­mar­se un pe­que­ño break que nos ayu­da­rá a in­clu­so a pla­ni­fi­car me­jor el res­to del día”, afirma el eje­cu­ti­vo.

Pa­ra re­for­zar es­ta úl­ti­ma idea, el Hol­din­gD­rau­giem Group reali­zó un es­tu­dió en don­de de­mos­tró que los trabajadores más pro­duc­ti­vos es­ta­ban 52 mi­nu­tos con­cen­tra­dos en sus ta­reas y lue­go to­ma­ban un des­can­so de 17 mi­nu­tos en pro­me­dio (otra vez den­tro de la nor­ma). Otra encuesta rea­li­za­da por Tra­ba­jan­do.com afirma que el 71% de los chi­le­nos em­pie­za el día to­man­do un ca­fé. De he­cho, el 47% de los en­cues­ta­dos di­jo que es una prác­ti­ca ha­bi­tual en sus tra­ba­jos. Estas pau­sas se­rían be­ne­fi­cio­sas siem­pre y cuan­do no ex­ce­dan los 15 mi­nu­tos. Cuen­ta Su­yin Pal­ma, di­rec­to­ra de RSC & Bie­nes­tar de Adec­co Chi­le, que pa­sar las ocho ho­ras sen­ta­do en el pues­to de tra­ba­jo tam­po­co im­pli­ca ser más efi­caz. “Si es­tás en un pues­to y no es­tás ha­cien­do na­da que te apor­te en tu ta­rea, en la es­tra­te­gia de la com­pa­ñía, no su­ma”. Pa­ra la eje­cu­ti­va, el mí­ti­co con­cep­to de “sa­car la vuel­ta” está con­de­na­do a des­apa­re­cer con el tiem­po. “Es­ta­mos avan­zan­do. Años atrás el ‘sa­car la vuel­ta’ es­ta­ba pre­sen­te: cual­quier pau­sa no era con­si­de­ra­da co­mo un es­pa­cio de dis­ten­sión y que tu­vie­ra la fi­na­li­dad de po­ten­ciar la ener­gía. Las em­pre­sas se preo­cu­pan más de la iden­ti­fi­ca­ción, de la re­ten­ción de su gen­te, y de esa ma­ne­ra ellos tam­bién em­pie­zan a vi­sua­li­zar que exis­te un com­pro­mi­so dis­tin­to de la em­pre­sa con el tra­ba­ja­dor, una leal­tad mu­tua. El con­cep­to de sa­car la vuel­ta se que­dó aba­jo”, con­clu­ye.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.