Ma­dre de­nun­cia ne­gli­gen­cia mé­di­ca en Hos­pi­tal El Pino

Ni­ño de dos me­ses su­frió he­ma­to­mas y un cor­te en la ore­ja que re­qui­rió una ci­ru­gía re­pa­ra­to­ria.

La Hora - - País - Isa­beau La­van­de­ros

El se­gun­do hi­jo de Cynt­hia Castro y Jo­nat­han Na­va­rre­te na­ció el 22 de fe­bre­ro con 31 se­ma­nas de ges­ta­ción, por lo que el pe­que­ño Ian tu­vo que es­tar en in­cu­ba­do­ra por más de dos me­ses en el Hos­pi­tal El Pino de San Bernardo.

Du­ran­te su es­ta­día en el re­cin­to, Castro de­nun­cia una pre­sun­ta ne­gli­gen­cia mé­di­ca que hoy lle­va a la fa­mi­lia a to­mar ac­cio­nes le­ga­les en con­tra del hos­pi­tal.

“El vier­nes 24 de fe­bre­ro, a las 9 de la ma­ña­na, lle­gué y al acer­car­me a mi be­bé una ma­tro­na me di­ce que te­nía una pe­que­ña le­sión en su ore­ji­ta. Lue­go em­pe­cé a llo­rar”, re­cuer­da Castro.

Las ver­sio­nes son con­fu­sas. Se­gún lo que le di­jo el per­so­nal mé­di­co, el lac­tan­te se cor­tó con un plás­ti­co de la co­rrea del sen- sor de mo­ni­to­reo que in­clu­ye la in­cu­ba­do­ra. Pe­ro ade­más, al re­vi­sar a su hi­jo, la ma­dre se dio cuen­ta que te­nía mo­re­to­nes en la es­pal­da.

¿La ex­pli­ca­ción? Los he­ma­to­mas se pro­du­je­ron al su­je­tar al re- cién na­ci­do pa­ra in­ten­tar cu­rar su ore­ja. “¿Có­mo se van a ne­ce­si­tar va­rias per­so­nas pa­ra su­je­tar a un be­bé pre­ma­tu­ro?”, acu­sa la mu­jer.

“Na­die en Neo­na­to­lo­gía sa­bía lo que ha­bía pa­sa­do, so­lo que a las 4.30 de la ma­dru­ga­da la ore­ji­ta le co­men­zó a san­grar es­pon­tá­nea­men­te”, cuen­ta Castro.

Lue­go del su­ce­so, co­men­za­ron a rea­li­zar­le cu­ra­cio­nes de ru­ti­na a Ian. En una de ellas, Castro se per­ca­tó que te­nía “la ore­ji­ta de­ma­sia­do abier­ta, era más que un cor­te”.

Tras ser eva­lua­do, el me­nor fue de­ri­va­do al Hos­pi­tal Dr. Exe­quiel Gon­zá­lez Cor­tés don­de el 2 de marzo le rea­li­za­ron una ope­ra­ción en la que me­dian­te pun­tos vol­vie­ron a unir la ore­ja a la ca­be­za del me­nor. “Ahí des­cu­brie­ron que era un des­ga­rro con car­tí­la­go ex­pues­to”, di­ce Castro.

El post ope­ra­to­rio lo vi­vió en el Hos­pi­tal El Pino, de don­de fue da­do de al­ta es­te mar­tes.

“Ha si­do muy trau­má­ti­co sen­tir que pue­do per­der a mi be­bé”, la­men­ta la ma­dre de Ian.

AC­CIO­NES LE­GA­LES

Desde el Hos­pi­tal El Pino in­di­ca­ron a La Ho­ra que “an­te el he­cho de­nun­cia­do, la Di­rec­ción re­sol­vió de in­me­dia­to ins­truir una in­ves­ti­ga­ción su­ma­ria pa­ra es­cla­re­cer lo ocu­rri­do”.

“La ins­ti­tu­ción se ve im­pe­di­da de rea­li­zar ma­yo­res co­men­ta­rios, a ob­je­to de no per­ju­di­car la ges­tión in­ter­na en cur­so y por la cual es­ta Di­rec­ción ha com­pro­me­ti­do a la fa­mi­lia, la mayor ce­le­ri- dad y trans­pa­ren­cia en su re­sul­ta­do”, agre­ga el co­mu­ni­ca­do.

Pe­se a ello Castro afir­ma que “si me hu­bie­ran di­cho desde un prin­ci­pio la ver­dad, que a lo me­jor fue ne­gli­gen­cia o fue sin que­rer, hu­bié­ra­mos bus­ca­do otra for­ma. Pe­ro co­mo to­dos in­ten­tan ocul­tar lo que pa­só, en­ton­ces uno pien­sa que al­go más hay de­trás de to­do es­to”.

La fa­mi­lia de Ian con el apo­yo de la abo­ga­da Lya Rojas ini­cia­rán hoy ac­cio­nes le­ga­les en con­tra del hos­pi­tal.

“Ha si­do muy trau­má­ti­co sen­tir que pue­do per­der a mi be­bé”. Cynt­hia Castro, ma­dre de Ian.

Cynt­hia e Ian lue­go de re­ci­bir el al­ta mé­di­ca, es­te mar­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.