¿Quién es Di­plo, el úl­ti­mo ar­tis­ta en su­mar­se a Lo­lla?

Re­fe­ren­te de la elec­tró­ni­ca de bai­le, el ar­tis­ta es tam­bién uno de los per­so­na­jes más ca­ris­má­ti­cos y po­lé­mi­cos de la in­dus­tria.

La Hora - - Tiempo Libre - Ignacio Sil­va

Pe­se a que lle­va­ba ca­si una dé­ca­da sien­do pro­ta­go­nis­ta de fies­tas, ra­ves y even­tos va­rios, el des­pe­gue de­fi­ni­ti­vo de Di­plo, al me­nos en la es­fe­ra más po­pu­lar o mains­tream, lle­gó re­cién en 2011 y de la mano de Be­yon­cé. Por ese en­ton­ces, la ex Des­tiny’s Child lan­za­ba Run the World (Girls), un hit que en su pro­duc­ción sam­pleó una can­ción del oriun­do de Flo­ri­da, y que lue­go de ven­der más de un mi­llón de co­pias re­ve­ló al mun­do sus do­tes co­mo pro­duc­tor.

Des­de ese mo­men­to, el nom­bre y la mú­si­ca de Di­plo se es­par­ció rá­pi­da­men­te por to­do el mun­do. De he­cho, des­pués de ese hi­to el tam­bién DJ lle­gó por pri­me­ra vez a Chi­le con un con­cier­to en el Club Aman­da, dan­do ini­cio así a una re­la­ción con el país que lue­go de vi­si­tas con dos de sus pro­yec­tos en 2013 y 2016, aho­ra pre­pa­ra una nue­va pa­ra­da: tras la re­pen­ti­na ba­ja de The Chainsmokers, se­rá él quien to­ma­rá su lu­gar en el pró­xi­mo Lo­lla­pa­loo­za lo­cal.

Y aun­que su in­cor­po­ra­ción se po­dría ca­ta­lo­gar co­mo una so­lu­ción de úl­ti­ma ho­ra, lo cier­to es que Tho­mas Wes­ley Pentz lle­ga­rá al fes­ti­val en me­dio de un gran pre­sen­te que, de al­gu­na for­ma, tu­vo su cum­bre en los últimos Grammy, cuan­do re­ci­bió dos no­mi­na­cio­nes a Ál­bum del año por su tra­ba­jo en la pro­duc­ción de Pur­po­se, de Jus­tin Bie­ber, y Le­mo­na­de, de Be­yon­cé. Aun­que no ga­nó.

PUN­TOS DE QUIE­BRE

An­tes de lle­gar a ser uno de los pro­duc­to­res más co­ti­za­dos de la in­dus­tria de la mú­si­ca pop, Di­plo tu­vo una ca­rre­ra que co­men­zó en pe­que­ños clubs pin­chan­do dis­cos.

El pri­mer pun­to de quie­bre lle­gó en 2004, cuan­do en una de sus ac­tua­cio­nes en Lon­dres se le acer­có una can­tan­te de nom­bre M.I.A. Con ella coin­ci­dió en sus gus­tos mu­si­ca­les, lo que los lle­vó a co­la­bo­rar en un mix­ta­pe y a ini­ciar una re­la­ción que ter­mi­na­ría re­cién cin­co años des­pués.

De esa sociedad tam­bién na­ció su pri­mer hit: la can­ción Pa­per pla­nes, que en 2008 los lle­vó a am­bos a co­men­zar a ha­cer­se un nom­bre e in­clu­so les va­lió una no­mi­na­ción al Grammy co­mo Gra­ba­ción del año.

Lue­go de eso ven­dría un se­gun­do pun­to de quie­bre: una se­gui­di­lla de co­la­bo­ra­cio­nes con ar­tis­tas de la ta­lla de Sha­ki­ra, Bruno Mars, No Doubt y Snoop Dogg, que ser­vi­rían de an­te­sa­la a la crea­ción de Mad De­cent, se­llo de su pro­pie­dad con el que re­afir­mó su re­le­van­cia y com­pro­mi­so con la mú­si­ca elec­tró­ni­ca de cor­te más ex­pe­ri­men­tal y con­sa­gra­da a la pis­ta de bai­le.

En esa lí­nea tam­bién na­cie­ron sus dos pro­yec­tos más co­no­ci­dos y, jus­ta­men­te, los res­pons­da­bles de traer­lo a Chi­le en 2013 y 2016: Ma­jor La­zer y Jack Ü.

El pri­me­ro es el fru­to de su unión con Ji­llio­nai­re y Walshy Fire, con quie­nes des­de 2009 ha ex­plo­ra­dos rit­mos ca­den­cio­sos y de raíz la­ti­na co­mo el reg­gae­tón, el moom­bah­ton. Jack Ü, en tan­to, es la sú­per ban­da que for­mó en 2013 con Skri­llex, otra de las ca­te­dra­les del EDM de es­te si­glo, y con quien ha fir­ma­do al­gu­nos him­nos re­cien­tes del gé­ne­ro, co­mo Mind.

Eso sí, no ha des­cui­da­do su ve­ta co­mo pro­duc­tor de otros ar­tis­tas: en los últimos años ha tra­ba­ja­do en ese ám­bi­to con fi­gu­ras co­mo Ma­don­na, MØ, y The Weeknd. “Lo que pa­sa es que por aho­ra tra­ba­jar pa­ra ellos es más lu­cra­ti­vo que ha­cer mi pro­pia mú­si­ca”, ex­pli­ca­ba con ho­nes­ti­dad en una en­tre­vis­ta con Bill­board.

PO­LÉ­MI­CAS

Fue­ra de lo mu­si­cal, otro de los pun­tos que lla­man la aten­ción de Di­plo son sus con­flic­tos. Ade­más de sus re­cu­rren­tes quie­bres y re­con­ci­lia­cio­nes con M.I.A., ha te­ni­do pro­ble­mas con Tay­lor Swift, Lor­de y al­gu­nos co­le­gas co­mo Zedd, David Guet­ta, a quien acu­só de co­piar­le Lean On. Son las lu­ces y som­bras de una es­tre­lla de la elec­tró­ni­ca que lle­ga nue­va­men­te a Chi­le co­mo pro­ta­go­nis­ta de la in­dus­tria.

“Por aho­ra tra­ba­jar pa­ra ellos es más lu­cra­ti­vo que ha­cer mi pro­pia mú­si­ca”. Di­plo ex­pli­can­do su tra­ba­jo pa­ra otros ar­tis­tas

El dúo neo­yor­kino ar­gu­men­tó que “un con­flic­to de pro­gra­ma­ción im­pre­vis­to” les im­pi­dió ve­nir a la ci­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.