Cri­sis con Tur­quía se to­ma las elec­cio­nes en Ho­lan­da

La vo­ta­ción es vis­ta co­mo un “termómetro” del avan­ce de los par­ti­dos de de­re­cha eu­ro­peos, que re­cha­zan la in­mi­gra­ción, en es­pe­cial de mu­sul­ma­nes.

La Hora - - Mundo - Clau­dia Mal­do­na­do C.

Qui­zá nun­ca las elec­cio­nes en Ho­lan­da ha­bían con­cen­tra­do tan­to in­te­rés in­ter­na­cio­nal. Por una par­te, más de la mi­tad de los elec­to­res de­cla­ra no ha­ber de­ci­di­do si vo­ta­rá o por quién lo ha­rá, lo que ha­ce im­pre­de­ci­ble el re­sul­ta­do. Por otro la­do, los dos par­ti­dos con po­si­bi­li­da­des de go­ber­nar re­pre­sen­tan vi­sio­nes com­ple­ta­men­te opues­tas: el Par­ti­do Li­be­ral (VVD) del ac­tual Pri­mer Mi­nis­tro Mark Rut­te, y el Par­ti­do de la Li­ber­tad (PVV) del ul­tra­de­re­chis­ta Geert Wil­ders.

Las pro­me­sas de cam­pa­ña de Wil­ders, co­mo ce­rrar las fron­te­ras a los in­mi­gran­tes mu­sul­ma­nes, prohi­bir la ven­ta del Co­rán (li­bro sa­gra­do del Is­lam) y ce­rrar las mez­qui­tas, le han va­li­do el apo­yo de una par­te de los vo­tan­tes. Es­to por­que Ho­lan­da no es­tá al mar­gen de la cri­sis ge­ne­ra­da por la ola de re­fu­gia­dos que lle­gan a Eu­ro­pa hu­yen­do de las gue­rras en Me­dio Orien­te y Áfri­ca, ni del te­mor a ser blan­co de aten­ta­dos de yiha­dis­tas.

Es así co­mo la cam­pa­ña pa­ra las elec­cio­nes de ma­ña­na han es­ta­do mar­ca­das por los te­mas de in­mi­gra­ción e iden­ti­dad na­cio­nal.

Y en es­te sen­ti­do, la vo­ta­ción de ma­ña­na es con­si­de­ra­da co­mo un termómetro del avan­ce de la ex­tre­ma de­re­cha en Eu­ro­pa, que ha mos­tra­do fuer­za en las cam­pa­ñas elec­to­ra­les de Fran­cia y Ale­ma­nia.

EL FAC­TOR AN­KA­RA

Ano­che, en el úni­co de­ba­te te­le­vi­sa­do en­tre Wil­ders y el can­di­da­to a la elec­ción Mark Rut­te, es­te úl­ti­mo lla­mó a los ho­lan­de­ses a “de­te­ner el mal po­pu­lis­mo”.

“Es­tas elec­cio­nes son los cuar­tos de fi­nal pa­ra im­pe­dir que ga­ne el mal po­pu­lis­mo (...) Las se­mi­fi­na­les son en Fran­cia en abril y ma­yo, y lue­go la fi­nal es en Ale­ma­nia en sep­tiem­bre”, di­jo el Pre­mier.

A cau­sa del te­rro­ris­mo yiha­dis­ta y la cri­sis de los re­fu­gia­dos, los par­ti­dos de de­re­cha eu­ro­pea han en­con­tra­do apo­yo pa­ra sus tra­di­cio­na­les ban­de­ras de lu­cha: na­cio­na­lis­mo, re­cha­zo a la in­mi­gra­ción y, en al­gu­nos ca­sos, xe­no­fo­bia e is­la­mo­fo­bia.

Es­ta dis­cu­sión, en es­pe­cial so­bre la re­la­ción con el mun­do mu­sul­mán, se vio po­ten­cia­da el fin de se­ma­na en Ho­lan­da, a cau­sa de la cri­sis di­plo­má­ti­ca con Tur­quía (ver re­cua­dro).

El in­ci­den­te con An­ka­ra al­can­zó tal pro­ta­go­nis­mo que se trans- for­mó en el te­ma cen­tral del de­ba­te de ayer, don­de Wil­ders pi­dió “ce­rrar las fron­te­ras co­mo úni­ca so­lu­ción a gen­te” co­mo el Pre­si­den­te tur­co, Re­cep Tay­yip Er­do­gan.

Cuan­do Wil­ders lle­gó al ca­nal de TV pa­ra el de­ba­te fue re­ci­bi­do por un gru­po que re­cha­za­ba el tra­to da­do por Ho­lan­da a al­gu­nas au­to­ri­da­des tur­cas. El he­cho fue apro­ve­cha­do por el ul­tra­de­re­chis­ta pa­ra de­nun­ciar que “el Is­lam po­ne el pe­li­gro la iden­ti­dad” de Ho­lan­da, don­de vi­ven unos 400 mil ciu­da­da­nos de ori­gen tur­co. “Esas per­so­nas que es­tán ahí fue­ra con ban­de­ras tur­cas de­mues­tran que te­ne­mos un gran pro­ble­ma y es­tán de­jan­do cla­ro que no son ho­lan­de­ses”, afir­mó Wil­ders.

Geert Wil­ders “Hay que ex­pul­sar in­me­dia­ta­men­te al em­ba­ja­dor tur­co, por­que la cri­sis se es­tá in­ten­si­fi­can­do ca­da vez más” “Le dan (go­bierno) to­do el di­ne­ro a los in­mi­gran­tes y de­jan so­los a nues­tros an­cia­nos y de­pen­dien­tes” “Con el Ne­xit (sa­li­da de la Unión Eu­ro­pea) que yo de­fien­do, se­re­mos los due­ños de nues­tras cuen­tas” Mark Rut­te “Quie­ro que Ho­lan­da sea el pri­mer país en de­te­ner el mal po­pu­lis­mo” “Aquí ve­mos la di­fe­ren­cia en­tre tui­tear des­de el có­mo­do si­llón de tu ca­sa (Wil­ders) y go­ber­nar el país” “Es­toy lu­chan­do pa­ra evi­tar des­per­tar el 16 de mar­zo en un país en el que Geert Wil­ders sea la prin­ci­pal fuer­za po­lí­ti­ca”

Geert Wil­ders (izq.) y Mark Rut­te mi­nu­tos an­tes de co­men­zar el de­ba­te te­le­vi­si­vo de ano­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.