LA PINTANA ES LA CO­MU­NA MÁS SUS­TEN­TA­BLE DE LA CA­PI­TAL

Ini­cia­ti­vas co­mo re­ci­cla­je de acei­te pa­ra pro­du­cir bio­dié­sel, reu­ti­li­za­ción de ver­du­ras pa­ra fer­ti­li­zan­te y huer­tos urbanos po­si­cio­nan a es­te mu­ni­ci­pio co­mo un re­fe­ren­te ver­de.

La Hora - - Circulacion Gratuita - C. Ju­lio

Una so­pai­pi­lla es ca­paz de echar a an­dar un mo­tor. Pue­de so­nar a una idea de cien­cia fic­ción, pe­ro es la ma­ne­ra que tie­ne el mu­ni­ci­pio de La Pintana de ha­cer fun­cio­nar su flo­ta de au­to­mó­vi­les. ¿El truco? Se re­ci­cla el acei­te de los ca­rri­tos de fri­tu­ra y se trans­for­ma en bio­dié­sel. ¿Có­mo? Tie­nen su pro­pio con­ver­sor.

Es­ta me­di­da es par­te de un plan ma­yor. Uno que si­túa a La Pintana co­mo una de las co­mu­nas más ver­des de San­tia­go. Aho­ra mis­mo, en la Di­rec­ción de Ges­tión Am­bien­tal de la mu­ni­ci­pa­li­dad es­tán ex­pe­ri­men­tan­do con una de sus úl­ti­mas ideas: sa­car elec­tri­ci­dad de las plan­tas.

La Pintana es la co­mu­na pio­ne­ra en reu­ti­li­za­ción de re­si­duos ve­ge­ta­les. Ya lle­van más de vein­te años se­pa­ran­do las cás­ca­ras de fru­tas y ver­du­ras, y los res­tos que se desechan. Acá sir­ven y no se les lla­ma ba­su­ra. Al día re­uti­li­zan 35 to­ne­la­das de re­si­duos.

Los res­tos van a la plan­ta de com­pos­ta­je y se trans­for­man en hu­mus pa­ra fer­ti­li­zar los sue­los de siem­bra que tie­nen den­tro del mis­mo te­rreno, o abas­te­cer a los ve­ci­nos que lo ne­ce­si­ten. Es que pa­ra ge­ne­rar es­te círcu­lo vir­tuo­so, la ayu­da de los ve­ci­nos es fun­da­men­tal.

De acuer­do a da­tos res­ca­ta­dos por Mu­ni­ci­pio Ver­de, pla­ta­for­ma que se­rá lan­za­da ofi­cial­men­te en ma­yo (www.mu­ni­ci­pio­ver­de.cl) y que con­cen­tra­rá la in­for­ma­ción am­bien­tal de los mu­ni­ci­pios de for­ma com­pa­ra­da, La Pintana es la co­mu­na más efi­cien­te y par­ti­ci­pa­ti­va en su ges­tión am­bien­tal en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na.

El se­cre­to que en­cie­rra es­te éxi­to es el com­pro­mi­so que tie­nen con sus ve­ci­nos. Pa­ra Fe­li­pe Mar­chant, di­rec­tor de la Di­rec­ción de Ges­tión Me­dioam­bien­tal, es­te círcu­lo vir­tuo­so se sus­ten­ta en con­ver­sar con la gen­te. Es­tán im­plan­tan­do huer­tos urbanos con la­bor edu­ca­ti­va.

“Va­mos a las ca­sas de las per­so­nas y les en­se­ña­mos. Te per­se­gui­mos en reali­dad, te en­se­ña­mos qué tie­nes que plan­tar, co­se­char y con­ver­sa­mos”. Pa­ra Mar­chant, es­ta es la cla­ve del éxi­to.

Así tam­bién lo com­par­te Pa­tri­cio Na­va­rre­te, je­fe de edu­ca­ción am­bien­tal y guía pa­ra to­dos aque­llos que quie­ran co­no­cer el cen­tro don­de la ba­se del éxi­to es­tá en el te­ji­do so­cial.

La Pintana es la úni­ca co­mu­na que tie­ne un pro­gra­ma de se­pa­ra­ción en el ori­gen y son pio­ne­ros en La­ti­noa­mé­ri­ca.

Su ini­cia­ti­va tie­ne más de vein­te años en mar­cha y en­tre va­rias otras tam­bién se de­di­can a plan­tar cham­pi­ño­nes os­tra en ase­rrín, mue­ble­ría con ra­mas de las po­das, pro­duc­ción de bio­dié­sel a par­tir de acei­te do­més­ti­co re­uti­li­za­do, un in­ver­na­de­ro don­de pro­du­cen ver­du­ras que des­pués ven­den en su pro­pia fe­ria in­ter­na, un hu­me­dal ar­ti­fi­cial pa­ra tra­tar agua de ace­quias y re­gar el pre­dio de tres hec­tá­reas en don­de se ha­ce el hu­mus, un cen­tro de aten­ción ve­te­ri­na­ria, la plan­ta de com­pos­ta­je y lom­bri­cul­tu­ra en don­de tra­tan los re­si­duos de ver­du­ras que son se­pa­ra­dos por los pro­pios ve­ci­nos y que son usa­dos co­mo fer­ti­li­zan­te.

$140 mi­llo­nes aho­rra la co­mu­na con me­di­das sus­ten­ta­bles.

La lom­bri­cul­tu­ra abas­te­ce de fer­ti­li­zan­te a la co­mu­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.