In­cau­tan pe­li­gro­sos ga­ses la­cri­mó­geno y pi­mien­ta ile­ga­les

La PDI y la Se­re­mi de Sa­lud sa­ca­ron del mer­ca­do es­tos pro­duc­tos; se co­mer­cia­li­za­ban en el ba­rrio Meiggs.

La Hora - - País - Na­ta­lia Heus­ser

En en­va­ses si­mi­la­res a los de per­fu­me, la­bia­les y si­li­co­nas pa­ra au­tos se co­mer­cia­li­za­ba de ma­ne­ra ile­gal gas pi­mien­ta y gas la­cri­mó­geno en el ba­rrio Meiggs, en Es­ta­ción Cen­tral.

El he­cho que­dó al des­cu­bier­to en un ope­ra­ti­vo con­jun­to rea­li­za­do por la Se­re­mi de Sa­lud RM y la PDI, don­de se de­co­mi­sa­ron 2.500 pro­duc­tos po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos.

“Las per­so­nas con en­fer­me­dad de ba­se, adul­tos ma­yo­res, en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias, son más sen­si­bles a es­tos com­pues­tos y su sa­lud se pue­de ver gra­ve­men­te afec­ta­da, pu­dien­do ser le­tal, al al­te­rar el rit­mo res­pi­ra­to­rio y car­día­co”, ex­pli­có el se­re­mi de Sa­lud RM, Carlos Aranda.

Se­gún el sub­pre­fec­to de la Bri­ga­da In­ves­ti­ga­do­ra de De­li­tos Con­tra el Me­dio Am­bien­te (Bi­de­ma) de la PDI, Mar­cos Fie­rro, la ven­ta de es­tos ar­tícu­los in­frin­ge la ley de con­trol de ar­mas, ya que só­lo pue­den ser ofre­ci­dos en ar­me­rías, es­ta­ble­ci­mien­tos con­tro- la­dos por la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Mo­vi­li­za­ción Na­cio­nal.

“Es­tos re­cin­tos de­ben lle­var re­gis­tros con los da­tos de quie­nes ad­quie­ren di­chos pro­duc­tos. Las mer­can­cías ven­di­das en es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos es­tán de­bi­da­men­te ro­tu­la­das y cer­ti­fi­ca­das por el Ban­co de Prue­bas del Ejér­ci­to. Por su par­te, la ven­ta de gas la­cri­mó­geno es­tá prohi­bi­da en Chi­le y só­lo pue­de ser usa­do por las po­li­cías”, pre­ci­só Fie­rro.

Otra de las es­pe­cies in­cau­ta­das eran bas­to­nes eléc­tri­cos o elec­tros­hock dis­fra­za­dos de lin­ter­nas. El pro­ble­ma de es­tos ar­tícu­los es que dis­pa­ran una car­ga con­ti­nua de elec­tri­ci­dad, a di­fe­ren­cia de los bas­to­nes au­to­ri­za­dos.

En to­tal se de­tu­vo a tres ex­tran­je­ros, quie­nes que­da­ron en li­ber­tad, y la Se­re­mi de Sa­lud RM cur­só un su­ma­rio sa­ni­ta­rio.

“La ven­ta de es­tos pro­duc­tos cons­ti­tu­ye un ar­ma le­tal”. Carlos Aranda, se­re­mi de Sa­lud RM.

En to­tal se de­co­mi­sa­ron 2.500 en­va­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.