Ha­bla el hom­bre que pu­so en TV al doc­tor Soto: “Su en­fo­que es no­ve­do­so”

El man­da­más del ma­ti­nal de Ca­nal 13 ex­pli­có por qué tie­nen en pan­ta­lla al cri­ti­ca­do fa­cul­ta­ti­vo.

La Hora - - Tiempo Libre - Ig­na­cio To­bar

pe­so a su ban­da de­be­rían te­ner co­mo vo­ca­lis­ta a Harry Pot­ter. Ce­ro pe­so su ban­da, pu­ra pan­ta­lla”, de­ta­lló de su en­cuen­tro con el me­ta­le­ro. En su paso por el es­pa­cio que se emi­te por el ca­ble, Soto ha­bló ade­más del as­tró­lo­go Pe­dro En­gel, a quien de­fi­nió co­mo “un char­la­tán. Es­to tie­ne pe­so, la pa­la­bra del se­ñor”, di­jo mos­tran­do la Bi­blia.

El doc­tor Ri­car­do Soto es el úl­ti­mo fe­nó­meno de la te­le­vi­sión lo­cal. Tras de­cir que “el cán­cer es el re­sul­ta­do de una vi­da lle­na de odio”, sa­có ron­chas en­tre sus co­le­gas que han he­cho fi­la pa­ra des­men­tir las teo­rías que pre­sen­ta en el ma­ti­nal Bien­ve­ni­dos, don­de fi­gu­ra co­mo pa­ne­lis­ta de sa­lud.

Uno de los úl­ti­mos que cri­ti­có sus po­si­cio­nes fue el on­có­lo­go y pre­si­den­te de la Fun­da­ción Cán­cer Chi­le, Jor­ge Ga­llar­do, quien di­jo a Ex­pre­so Bío Bío que los di­chos del mé­di­co “no tie­nen nin­gún asi­de­ro, no tie­nen nin­gu­na ra­zón pa­ra ser ex­pli­ca­do así”. In­clu­so, Ga­llar­do afir­mó: “Lle­go a du­dar si tie­ne un tí­tu­lo mé­di­co o no, lle­go a du­dar si tie­ne un tí­tu­lo mé­di­co co­rrec­to y qué ins­ti­tu­ción se lo dio o qué ti­po de mé­di­co es­ta­mos for­man­do”.

Por la otra ve­re­da, el bió­lo­go ga­na­dor del Pre­mio Na­cio­nal de Cien­cias, Humberto Ma­tu­ra­na, ase­gu­ró en ra­dio ADN que “un or­ga­nis­mo es la ar­mo­nía de los pro­ce­sos san­guí­neos, car­dia­cos, res­pi­ra­to­rios y hor­mo­na­les que ac­túan re­cí­pro­ca­men­te en el ser hu­mano pa­ra vi­vir. Pe­ro cuan­do la ar­mo­nía se pier­de se al­te­ran to­dos los pro­ce­sos de es­ta na­tu­ra­le­za, don­de el mie­do, los do­lo­res y el odio pro­vo­can mu­chas dis­tor­sio­nes pa­ra la vi­da”. Así mu­chos le­ye­ron su afir­ma­ción co­mo un apo­yo pa­ra Soto.

Des­de Ca­nal 13, el di­rec­tor del ma­ti­nal, Pa­blo Manríquez, uno de los res­pon­sa­bles de que Soto es­té en el set, ex­pli­có que “en Bien­ve­ni­dos nos he­mos pro­pues­to en­fren­tar los te­mas mé­di­cos en­fo­cán­do­nos en pro­ble­mas co­ti­dia­nos y so­lu­cio­nes pa­ra las per­so­nas en el rit­mo ac­tual de vi­da, con una mi­ra­da in­te­gra­do­ra y un len­gua­je cer­cano y sin­ce­ro”.

En ese sen­ti­do di­jo que “es­pe­cia­lis­tas co­mo el doc­tor Soto, y otros fa­cul­ta­ti­vos que par­ti­ci­pan en el pro­gra­ma, tie­nen un en­fo­que de la me­di­ci­na que aún es no­ve­do­so en nues­tra cul­tu­ra, y que re­co­ge co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cias de otras ver­tien­tes. El doc­tor Soto, por ejem­plo, se re­fie­re a los es­ta­dos de áni­mo, a la so­ma­ti­za­ción y a que el cuer­po hu­mano es una uni­dad emo­cio­nal, fí­si­ca y es­pi­ri­tual”.

Manríquez des­ta­có ade­más que el es­pa­cio que con­du­ce Mar­tín Cár­ca­mo “con­vo­ca a di­ver­sos pro­fe­sio­na­les de la me-

El di­rec­tor del ma­ti­nal de­fen­dió al Doc­tor Ri­car­do Soto.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.