“Hay que in­cluir a los sin­di­ca­tos en la dis­cu­sión”

BEN­JA­MÍN SÁEZ, IN­VES­TI­GA­DOR DE FUN­DA­CIÓN SOL

La Hora - - País -

Es­ta me­di­da abre una dis­cu­sión muy po­si­ti­va pa­ra el país, pues Chi­le tie­ne una de las jor­na­das de tra­ba­jo más ex­ten­sas a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Lo im­por­tan­te es te­ner una dis­cu­sión pro­fun­da so­bre có­mo se fi­jan las ho­ras de tra­ba­jo, có­mo se ne­go­cian las jor­na­das. Y en es­to se de­be con­si­de­rar una ma­yor par­ti­ci­pa­ción de los sin­di­ca­tos y de los tra­ba­ja­do­res. Hoy ve­mos que se han ge­ne­ra­do po­la­ri­za­cio­nes muy con­tra­dic­to­rias en el mun­do del em­pleo en Chi­le: han cre­ci­do tan­to las jor­na­das ex­ce­si­vas co­mo las jor­na­das muy cor­tas. En los úl­ti­mos seis años, el pro­me­dio anual de cre­ci­mien­to de las jor­na­da de has­ta 10 ho­ras ha si­do 5%. Una ta­sa si­mi­lar de cre­ci­mien­to han te­ni­do las jor- na­das de en­tre 45 y 48 ho­ras: pa­ra las mu­je­res 6,5% anual y pa­ra los hom­bre, 5,1% al año. Así re­du­cir la jor­na­da la­bo­ral no afec­ta­ría la crea­ción de em­pleo en Chi­le, por­que los tra­ba­jos que más se es­tán ofre­cien­do en el úl­ti­mo tiem­po son jus­ta­men­te los de po­cas ho­ras. Aho­ra bien, sin du­da te­ner jor­na­da tan ex­ten­sas ge­ne­ra un con­flic­to des­de el pun­to de vis­ta de la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas y no con­tri­bu­ye a que rin­dan lo que tie­nen que ren­dir.

Y eso afec­ta prin­ci­pal­men­te a las mu­je­res que al en­trar al mun­do la­bo­ral apor­tan a la eco­no­mía, en pro­me­dio, 2 ho­ras más de tra­ba­jo que los hom­bres, ca­da día. Es­to, de­bi­do al tra­ba­jo do­més­ti­co que tam­bién les im­pi­de des­can­sar.

2 ho­ras dia­rias más de tra­ba­jo apor­tan las mu­je­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.