La pe­lo­ta se pu­drió: mue­re hin­cha de Bel­grano arro­ja­do

Ema­nuel Bal­bo, quien fue lan­za­do de la tri­bu­na del es­ta­dio, fa­lle­ció pro­duc­to de sus gra­ves le­sio­nes.

La Hora - - Deportes - Fran­cis Me­lla R.

Asus 22 años, ayer por la ma­dru­ga­da fa­lle­ció Ema­nuel Bal­bo, hin­cha de Bel­grano de Ar­gen­ti­na que fue bru­tal­men­te agre­di­do y arro­ja­do por la tri­bu­na Wi­lling­ton del Es­ta­dio Mario Kem­pes.

En pleno en­tre­tiem­po del clá­si­co cor­do­bés en­tre Bel­grano y Ta­lle­res, el jo­ven hin­cha se vio in­vo­lu­cra­do en una ri­ña. Tras los gol­pes y ser lan­za­do des­de cin­co me­tros, que­dó con muer­te ce­re­bral y fi­nal­men­te fa­lle­ció en el hos­pi­tal.

To­do co­men­zó cuan­do Ós­car Gó­mez, acu­sa­do co­mo ins­ti­ga­dor del he­cho, se­ña­ló que Bal­bo era hin­cha en­cu­bier­to de Ta­lle­res. Es­to, pa­ra za­far, ya que Ema­nuel lo re­co­no­ció en la ba­rra co­mo el au­tor ha­ce cua­tro años del ho­mi­ci­dio de Mau­ri­cio Bal­bo, su her­mano. De ahí en más, va­rios hin­chas reac­cio­na­ron al he­cho de que ha­bía un “in­fil­tra­do” en la ba­rra, gol­peán­do­lo has­ta cau­sar­le la muer­te.

“Ha­ce cua­tro años me ma­ta­ron otro hi­jo ha­cien­do pi­ca­das y Ema­nuel se en­con­tró con el ase­sino, Ós­car Gó­mez, en la tri­bu­na. Pa­ra es­ca­par, és­te em­pe­zó a gri­tar que Ema­nuel era de Ta­lle­res”, ha­bía ex­pli­ca­do el do­min­go Raúl Bal­bo, pa­dre de la víc­ti­ma.

El ca­so, que ha cau­sa­do re­pu­dio a ni­vel mun­dial, su­ma cua­tro de­te­ni­dos: Ma­tías y Cristian Oli­va (pa­dre e hi­jo), Raúl Ver­ga­ra y Pa­blo Ro­ble­do. Gó­mez se en­tre­gó ayer a la jus­ti­cia pa­ra co­la­bo­rar, pe­se a que no se de­cla­ra co­mo cul­pa­ble.

“Nos lo cru­za­mos an­tes de em­pe­zar el par­ti­do y Gó­mez in­sul­tó a Ema­nuel. No­so­tros no le di­mos bo­la, pe­ro cuan­do ter­mi­nó el pri­mer tiem­po, la gen­te se sen­tó y yo vi que Gó­mez se pu­so de pie y em­pe­zó a mi­rar, co­mo bus­can­do a Ema­nuel. Pa­ra mí que el ata­que fue pre­me­di­ta­do. Es­tá­ba­mos pa­ra­dos y de gol­pe vuel­ve Sa­pi­to con va­rios hom­bres, lo in­cre­pan y lo em­pie­zan a gol­pear. Fue to­do muy rá­pi­do”, ex­pli­có Lu­cas Or­te­ga, ami­go del jo­ven fa­lle­ci­do.

La fis­cal del ca­so ex­pli­có que las pe­nas de cár­cel van des­de los 10 a los 34 años por ho­mi­ci­dio agra­va­do en la ley de se­gu­ri­dad de even­tos de­por­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.