Al me­nos 30% de los chi­le­nos tie­ne hí­ga­do gra­so

No pre­sen­ta sín­to­mas, por lo que se de­ben re­co­no­cer los fac­to­res de ries­go y pre­ve­nir con há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles.

La Hora - - País - María Eu­ge­nia Du­rán

Ma­los há­bi­tos ali­men­ti­cios, se­den­ta­ris­mo y ex­ce­so de al­cohol es una tri­lo­gía ne­fas­ta que cau­sa se­rios tras­tor­nos a la sa­lud. Uno de esos ma­les si­len­cio­so pe­ro pe­li­gro­sos que cre­cen fuer­te­men­te en Chi­le es el hí­ga­do gra­so.

“Se es­ti­ma que un 30% de los chi­le­nos tie­ne hí­ga­do gra­so no al­cohó­li­co, una con­di­ción que se ha in­cre­men­ta­do en el mun­do, aso­cia­do al es­ti­lo de vi­da po­co sa­lu­da­ble”, ase­gu­ra Mar­co Arre­se, mé­di­co del Hos­pi­tal Clí­ni­co de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca e in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de En­ve­je­ci­mien­to y Re­ge­ne­ra­ción, CARE Chi­le.

El mé­di­co in­ter­nis­ta y gas­tro­en­te­ró­lo­go ex­pli­ca que, si bien es­ta en­fer­me­dad tie­ne una evo­lu­ción be­nig­na en la mayoría de pa­cien­tes, tam­bién pue­de ser muy per­ju­di­cial: “Exis­te un por­cen­ta­je que desa­rro­lla en­fer­me­dad he­pá­ti­ca se­ve­ra, in­clu­yen­do ci­rro­sis no al­cohó­li­ca y tu­mo­res a es­te ór­gano”.

De for­ma si­len­cio­sa el hí­ga­do pue­de co­men­zar a acu­mu­lar gra­sa, re­sul­tan­do inofen­si­vo en al­gu­nos ca­sos. Sin em­bar­go, la gra­sa pue­de lle­gar a las cé­lu­las y si es­te pro­ce­so se acom­pa­ña de in­fla­ma­ción y fi­bro­sis, la en­fer­me­dad avan­za a un es­ta­do más crítico lla­ma­do es­tea­tohe­pa­ti­tis no al­cohó­li­ca (EHNA) que, a su vez, pue­de de­ri­var en una ci­rro­sis.

Es­te último pro­ble­ma es gra­ve, ge­ne­ra cam­bios en el fun­cio­na­mien­to del hí­ga­do y pue­de cau­sar la muer­te o la ne­ce­si­dad de rea­li­zar un tras­plan­te.

SIN SÍN­TO­MAS

“Hay que te­ner en cuen­ta que inicialmente es­ta con­di­ción no pre­sen­ta sín­to­mas, por lo que es muy im­por­tan­te es­tar in­for­ma­do y re­co­no­cer los fac­to­res de ries­go pa­ra po­der te­ner una ac­ti­tud pre­ven­ti­va”, des­ta­ca el gas­troen- te­ró­lo­go de Clí­ni­ca Ciu­dad del Mar, Iván Aguan­cha.

“Ge­ne­ral­men­te se de­tec­ta por la rea­li­za­ción de exá­me­nes de imá­ge­nes ab­do­mi­na­les o por al­te­ra­ción de las tran­sa­mi­na­sas en che­queos de sa­lud”, en­fa­ti­za.

Aguan­cha aña­de que es­ta pa­to­lo­gía afec­ta por igual a hom­bres y mu­je­res, so­bre to­do en per­so­nas ma­yo­res de 45 años y que tie­nen un ín­di­ce de ma­sa cor­po­ral ma­yor a 28 kg/m2. Y es fre­cuen­te en pa­cien­tes con tri­gli­cé­ri­dos ele­va­dos y en pre­sen­cia de en­fer­me­da­des aso­cia­das, co­mo obe­si­dad, re­sis­ten­cia a la in­su­li­na o dia­be­tes.

“El me­jor tra­ta­mien­to con­sis­te en lle­var há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles”, di­ce el in­ves­ti­ga­dor del CARE, quien re­co­mien­da con­su­mir una die­ta equi­li­bra­da y sa­na, ideal­men­te la me­di­te­rrá­nea.

Tam­bién pro­mue­ve la rea­li­za­ción de ejer­ci­cio fí­si­co y dis­mi­nuir el pe­so: “Sa­be­mos que si un pa­cien­te ba­ja el 10% de su ma­sa cor­po­ral, el hí­ga­do me­jo­ra con­si­de­ra­ble­men­te, ayu­dan­do a re­ver­tir el pro­ble­ma”, agre­ga Arre­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.