El Gua­tón de la fruta se po­ne se­rio pa­ra ser un hé­roe a la chi­le­na

En la cin­ta La in­creí­ble me­ta­mor­fo­sis de Juan Pérez, en­car­na a un chi­leno co­mún y co­rrien­te que se con­vier­te en hé­roe por ac­ci­den­te.

La Hora - - En2minutos - Ig­na­cio To­bar

Una do­ble me­ta­mor­fo­sis vi­ve es­te 2017 Gus­ta­vo Be­ce­rra. El cé­le­bre Gua­tón de la Fruta es­tre­na es­te sá­ba­do la cin­ta La in­creí­ble me­ta­mor­fo­sis de Juan Pérez, ópe­ra pri­ma de Ál­va­ro Pru­ne­da que na­rra la his­to­ria de un lo­ser que se con­vier­te en hé­roe por ac­ci­den­te.

“Es un desafío ac­to­ral por­que yo soy el Gua­tón de la Fruta, soy el gor­di­to sim­pá­ti­co de la te­le y acá des­pués de los diez pri­me­ros mi­nu­tos mues­tro otra dimensión ac­to­ral”, ad­vier­te Be­ce­rra, sin pre­ten­sio­nes, só­lo re­cor­dan­do que an­tes que el personaje de un co­mer­cial es un ac­tor dra­má­ti­co.

Juan Pérez -ex­pli­ca- “es muy chi­leno en­deu­da­do, so­lo, lo­ser, sin ha­bi­li­da­des, que se ob­nu­bi­la por un pe­que­ño mo­men­to de fa­ma, que su­fre del tí­pi­co sín­dro­me as­pi­ra­cio­nal chi­leno y que en un mo­men­to de luz ve cam­biar su vi­da y po­ne to­dos los hue­vos en la mis­ma ca­nas­ta y se le ter­mi­nan que­bran­do”.

Y si­gue: “es un hé­roe por ac­ci­den­te, co­mo esa pe­lí­cu­la de Dus­tin Hoff­man y Andy Gar­cía. Pe­ro el guión es ines­pe­ra­do, es ce­ro pre­de­ci­ble”.

Be­ce­rra y Pru­ne­da pu­lie­ron du­ran­te cua­tro años el guión de es­te fil­me que se es­tre­na es­te sá­ba­do con fun­ción gra­tui­ta en el Cen­tro Cul­tu­ral San Joa­quín (Co­ñi­mo 286). “Par­tió co­mo un cor­to, pe­ro yo en­con­tré tan bue­na la idea que le pro­pu­se ha­cer un lar­go­me­tra­je y aquí es­ta­mos”, afir­ma.

-El trái­ler de la cin­ta mues­tra gui­ños a esas pe­lí­cu­las del es­pa­ñol Álex de la Igle­sia, don­de los pro­ta­go­nis­tas son se­res co­mu­nes y co­rrien­tes que se con­vier­ten en hé­roes de pa­pel

-Hay al­go de eso. Y hay al­go de su­per­hé­roe de có­mic. Pe­ro muy a la chi­le­na. Juan Pérez vi­ve cor­to de lu­cas, tie­ne un tra­ba­jo de mier­da, no tie­ne pla­ta pa­ra el gas, co­me pan con man­te­qui­lla en la ma­ña­na y té. Tie­ne un je­fe de mier­da que lo hue­vea si lle­ga dos mi­nu­tos tar­de.

-¿Con es­te personaje te re­se­teas, es un de aquí en ade­lan­te pa­ra de­jar atrás al co­me­dian­te?

-No re­nie­go de la co­me­dia, ni lo ha­ría. Lo que hi­ce ac­to­ral­men­te en es­ta pe­lí­cu­la es bus­car las re­so­nan­cias del personaje en mi vi­da. Mis mo­men­tos de so­le­dad, de fal­ta de lu­cas, frus­tra­cio­nes. Y bueno, el fí­si­co vie­ne con­mi­go, soy si­ba­ri­ta en mi vi­da personal.

-¿Te sien­tes es­tig­ma­ti­za­do, el fí­si­co coar­ta la ca­rre­ra de un ac­tor?

-No sé. El Gua­tón de la Fruta par­tió ha­ce 16 años atrás cuan­do yo pe­sa­ba 14 ki­los me­nos y ya era el “gua­tón”. Uno co­mo ac­tor tie­ne que apren­der a pa­rar la olla y no re­ne­gar, a mí me en­can­ta la co­me­dia, el stand up. Pe­ro me in­tere­sa mu­cho es­te otro la­do co­mo ac­tor, pa­pe­les dis­tin­tos. Oja­lá se abran más puer­tas así. Ya lle­vo cua­tro pe­lí­cu­las y ten­go otro pro­yec­to. Uno ve ca­rre­ras co­mo la de Da­niel Mu­ñoz y se mo­ti­va a vi­vir al­go si­mi­lar. Da­niel par­tió ha­cien­do per­so­na­jes en la te­le co­mo El Ma­lo y ter­mi­nó lue­go en otros ro­les co­mo Juan He­rre­ra, de­mos­tran­do que es un tre­men­do ac­tor. Y eso ocu­rrió por­que le die­ron la opor­tu­ni­dad.

-¿Te lla­ma­ron al­gu­na vez pa­ra ha­cer stand up en el Fes­ti­val de Vi­ña del Mar?

-He­mos te­ni­do con­ver­sa­cio­nes, he­mos com­par­ti­do reunio­nes. Pe­ro na­da con­cre­to. Lo que pa­sa es que el hu­mor en Vi­ña es el ra­ting más al­to al me­nor cos­to. Yo no soy el Bom­bo Fica pe­ro tam­po­co es­toy em­pe­zan­do. La tra­yec­to­ria va­le y sien­to que los va­lo­res son muy ba­jos. Vi­ña no me qui­ta el sue­ño, pe­ro me gus­ta­ría. Pe­ro las pla­tas es­tán muy por de­ba­jo.

Más de 65 co­mer­cia­les ha gra­ba­do Be­ce­rra co­mo el Gua­tón de la Fruta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.