PIDEN ACE­LE­RAR EN EL CON­GRE­SO PRO­YEC­TO DE LEY CON­TRA EL TABACO

Co­le­gio Mé­di­co y es­pe­cia­lis­tas res­pal­dan nor­ma que prohí­be ci­ga­rri­llos con sa­bor, res­trin­ge con­su­mo en pla­zas y uni­for­ma las ca­je­ti­llas.

La Hora - - Portada - María Eu­ge­nia Du­rán

“La si­tua­ción del tabaco en Chi­le es preo­cu­pan­te. Más del 30,1% de los adul­tos chi­le­nos fuma, lo que es una ci­fra al­tí­si­ma a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Pe­ro si lo lle­va­mos a los jó­ve­nes el te­ma es mu­cho peor aún. Las ado­les­cen­tes chi­le­nas, de he­cho, son las más fu­ma­do­ras del mun­do”.

Es­te es la des­car­na­da eva­lua­ción que ha­ce la aca­dé­mi­ca y doc­to­ra en Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, Mar­cia Era­zo, so­bre es­te pro­ble­ma en nues­tro país.

Se cal­cu­la que hay unos 1.000 mi­llo­nes de fu­ma­do­res en el mun­do y, se­gún un in­for­me de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), ca­da año po­drían mo­rir ocho mi­llo­nes de per­so­nas en el pla­ne­ta a cau­sa del tabaco de aquí a 2030. En Chi­le, las au­to­ri­da­des es­ti­man que el ta­ba­quis­mo pro­vo­ca en­tre 11 mil y 16 mil muer­tes al año.

Era­zo com­par­te la preo­cu­pa­ción de di­ver­sos ac­to­res del ám­bi­to de la sa­lud na­cio­nal por avan­zar rá­pi­da­men­te en la mo­der­ni­za­ción de la le­gis­la­ción chi­le­na. Sin em­bar­go, el pro­yec­to de la nueva Ley del Tabaco -que ade­cua­ría nues­tras nor­mas al Con­ve­nio Mar­co pa­ra el Con­trol del Tabaco de la OMS- aún es­tá en el Par­la­men­to, al que in­gre­só en 2013 y fue apro­ba­do en el Se­na­do.

Lle­gó a la co­mi­sión de Sa­lud de la Cá­ma­ra en ju­lio de 2015, don­de es­tá de­te­ni­da y sin ur­gen­cia del Eje­cu­ti­vo.

“He­mos con­ver­sa­do con la pre­si­den­ta de la co­mi­sión de Sa­lud, la dipu­tada Ka­rol Ca­rio­la, y hay bue­na dis­po­si­ción pa­ra po­ner­lo en ta­bla. Pe­ro ellos di­ce que si el Go­bierno no le po­ne ur­gen­cia es di­fí­cil avan­zar”, ex­pli­có So­nia Co­va­rru­bias, coor­di­na­do­ra de la or­ga­ni­za­ción Chi­le Li­bre de Tabaco.

Co­va­rru­bias ase­gu­ra que tam­bién han vis­to in­te­rés del Mi­nis­te­rio de Sa­lud pa­ra avan­zar en un pro­yec­to que “quie­re pro­te­ger a los ni­ños y es­tá cen­tra­do fuer­te­men­te en evi­tar el ini­cio del con­su­mo de tabaco”. Sin em­bar­go, fal­ta que el Eje­cu­ti­vo “agi­li­ce la dis­cu­sión”.

De­nun­cia asi­mis­mo que “ha ha­bi­do una in­ter­fe­ren­cia de la in­dus­tria del tabaco muy fuer­te. El pro­yec­to de ley trae nue­vas me­di­das pa­ra una ma­yor re­gu­la­ción al em­pa­que­ta­do y la eli­mi­na­ción de los ci­ga­rri­llos men­to­la­dos. Eso ha si­do fuer­te­men­te re­sis­ti­do, por­que han de­mos­tra­do ser efec­ti­vo pa­ra ba­jar las ta­sas de ta­ba­quis­mo”, se­ña­la Co­va­rru­bias.

A su jui­cio, prohi­bir los ci­ga­rri­llos men­to­la­dos “es muy im­por­tan­te por­que mu­chos ni­ños se es­tán ini­cian­do con es­tos ci­ga­rri­llos: un 48% de los me­no­res de edad se han ini­cia­do con ellos”.

Es­ta opi­nión es com­par­ti­da por el pre­si­den­te del Co­le­gio Mé­di­co, En­ri­que Pa­ris, quien tam­bién ad­vier­te que se ha in­tro­du­ci­do en la dis­cu­sión par­la­men­ta­ria la idea de que es­ta ley “ha­ría per­der mu­chos pues­tos de tra­ba­jo en las zo­nas pro­duc­to­ras de tabaco”.

“Hay que acla­rar­les a los par­la­men­ta­rios y al pú­bli­co que des­gra­cia­da­men­te el uso del tabaco y las en­fer­me­da­des que

pro­du­ce, en­tre ellas cán­cer, en­fer­me­dad cró­ni­ca obs­truc­ti­va, en­fer­me­dad co­ro­na­ria, etc., sig­ni­fi­can un gas­to gi­gan­tes­co pa­ra

el Es­ta­do. Los gas­tos di­rec­tos cau­sa­dos por el ta­ba­quis­mo son más de US$2.000 milllo­nes y eso es el 0,8% del PIB”, es­ti­ma Pa­ris, quien cree que ha fal­ta­do “vo­lun­tad po­lí­ti­ca”.

EFEC­TI­VI­DAD

Pe­se a la al­ta pre­va­len­cia del ta­ba­quis­mo en Chi­le, me­di­cio­nes co­mo la En­cues­ta de Ca­li­dad de Vi­da del año pa­sa­do han mos­tra­do una le­ve dis­mi­nu­ción en 9 pun­tos en­tre 2006 y 2016. Pa­ra Era­zo es­to se de­be a los cam­bios que ya se han co­men­za­do a apli­car, co­mo las mo­di­fi­ca­cio­nes a la Ley de Ta­ba­cos de 2006 y 2013.

“Cuan­do im­ple­men­ta­mos en Chi­le la prohi­bi­ción de fu­mar en es­pa­cios pú­bli­cos ce­rra­dos, lo que ocu­rrió fue una des­nor­ma­li­za­ción del con­su­mo de tabaco. Es de­cir, aho­ra las per­so­nas no per­ci­ben el fu­mar co­mo al­go ha­bi­tual, nor­mal o desea­ble”, ex­pli­ca la aca­dé­mi­ca.

Sin em­bar­go, ad­vier­te que aún que­da mu­cho por ha­cer. “Fu­mar si­gue sien­do atrac­ti­vo pa­ra mu­chas per­so­nas, es­pe­cial­men­te pa­ra jó­ve­nes, hom­bres y mu­je­res, por el men­sa­je que les lle­ga de lo que sig­ni­fi­ca­ría con­su­mir tabaco”.

Y por es­to con­si­de­ra im­pres­cin­di­ble apro­bar la nueva Ley de Tabaco “que apun­tan es­pe­cí­fi­ca­men­te a la pro­tec­ción de los ni­ños y los ado­les­cen­tes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.