Có­mo se bus­ca pa­re­ja en la era de las pan­ta­llas e in­ter­net “In­ter­na­cio­nal del sol­te­ris­mo”

Pa­ra Pas­cal Lar­de­llier, es­tos si­tios es­tán or­ga­ni­za­dos por el mar­ke­ting y re­pro­du­cen la seg­men­ta­ción de la so­cie­dad en ni­chos.

La Hora - - País - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

Di­ver­sas pe­lí­cu­las y can­cio­nes se han de­di­ca­do en el úl­ti­mo tiem­po a ex­plo­rar el ám­bi­to del amor y las re­la­cio­nes de pa­re­jas uni­das por pá­gi­nas de ci­tas. El fe­nó­meno es­tá muy ex­ten­di­do en el mun­do pe­ro a Chi­le, com­pa­ra­ti­va­men­te ha­blan­do, aún lle­ga con cier­ta ti­mi­dez.

Do­ce años lle­va es­tu­dian­do es­te te­ma el aca­dé­mi­co de la uni­ver­si­dad Bour­gog­ne-Fran­ceCom­te, Pas­cal Lar­de­llier, quien dic­tó ayer una char­la en la ce­re­mo­nia de inau­gu­ra­ción del año aca­dé­mi­co del doc­to­ra­do en Teo­ría Crí­ti­ca y So­cie­dad Ac­tual de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo.

Con un su­ge­ren­te tí­tu­lo ex­traí­do de una can­ción del gru­po Queen: “Find me so­me­body to lo­ve”, el es­pe­cia­lis­ta en Ciencias de la In­for­ma­ción y la Co­mu­ni­ca­ción ahon­dó en el mun­do de las ci­tas en lí­nea vis­to des­de las Ciencias So­cia­les.

Pa­ra Lar­de­llier, “la so­cio­lo­gía y la tec­no­lo­gía se alia­ron con el mar­ke­ting pa­ra pro­po­ner un nue­vo mo­de­lo de en­cuen­tro” y es que, a su jui­cio, “enamo­rar­se es so­cio­lo­gía, tec­no­lo­gía y mar­ke­ting”.

Sin em­bar­go, aclara que es­ta “ayu­da” en la bús­que­da de en­cuen­tros hu­ma­nos no es nue­va, siem­pre han exis­ti­do per­so­na­jes que han or­ga­ni­za­do es­tas ci­tas de acuer­do a in­tere­ses so­cia­les. “To­dos los en­cuen­tros son or­ga­ni­za­dos des­de un punto de vis­ta so­cio­ló­gi­co”, opi­na.

Por es­to, y an­te la irrup­ción de in­ter­net, las re­des so­cia­les adop­ta­ron hoy es­ta la­bor.

SEG­MEN­TA­CIÓN SO­CIAL

En­fo­cán­do­se en las per­so­nas que se bus­can en la red, el aca­dé­mi­co fran­cés es­ti­ma que, pe­se a que al prin­ci­pio las pá­gi­nas de ci­tas pa­re­cían “ge­ne­ra­lis­tas”, es de­cir, que reunían a to­dos sin dis­tin­ción, la bús­que­da si­gue el mis­mo prin­ci­pio de “seg­men­ta­ción so­cial” que siem­pre ha te­ni­do es­te te­ma en el mun­do con­cre­to.

“No­so­tros en­con­tra­mos pa­re­ja en la uni­ver­si­dad, en el ca­sino de la em­pre­sa o en un res­tau­ran­te ca­ro”, di­ce, ase­gu­ran­do que tam­bién en in­ter­net “no­so­tros le da­mos li­ke a la gen­te que se nos pa­re­ce”.

Y por es­to -aña­de el ex­per­to“las pá­gi­nas de bús­que­da de pa­re­jas en to­do el mun­do ace­le­ran la seg­men­ta­ción mar­que­tea­da de la so­cie­dad”.

“Ca­da co­mu­ni­dad, ca­da ni­cho, tie­ne su pá­gi­na”, ex­pli­ca, es­pe­cial­men­te en Eu­ro­pa: pa­ra vein­tea­ñe­ros, trein­tea­ñe­ros, cua­ren­to­nes o ter­ce­ra edad; pa­ra gen­te de de­re­cha o iz­quier­da; pa­ra mu­sul­ma­nes, ju­díos o cris­tia­nos, e in­clu­so pa­ra ve­ga­nos o in­fie­les.

“Tin­der, por ejem­plo, per­mi­te un en­cuen­tro geo­lo­ca­li­za­do”, apun­ta so­bre un si­tio que ya es muy po­pu­lar en Chi­le.

Aho­ra bien, por qué son tan po­pu­la­res es­tas pá­gi­nas: por­que fa­ci­li­tan una au­to­ex­pre­si­vi­dad. “En in­ter­net uno se cuen­ta a sí mis­mo más que se en­cuen­tra con otros”, di­ce el es­pe­cia­lis­ta fran­cés.

RA­ZO­NES PA­RA BUS­CAR PA­RE­JA

Lar­de­llier tam­bién re­co­no­ce al­gu­nas as­pi­ra­cio­nes sin­ce­ras en es­tas pá­gi­nas e iden­ti­fi­ca dos gran­des ra­zo­nes por las que los se­res hu­ma­nos, pe­se al fe­nó­meno Pa­ra Pas­cal Lar­de­llier, hoy es­ta­mos vi­vien­do una ver­da­de­ra “re­vo­lu­ción en el mo­de­lo de pa­re­ja” y un pa­pel cen­tral en el cam­bio lo tie­nen es­tas pá­gi­nas de ci­tas. “Es di­fí­cil man­te­ner­se en pa­re­ja, con una so­la pa­re­ja, si los dis­po­si­ti­vos te van a ofre­cer mu­chas otras po­si­bi­li­da­des”, afir­ma Lar­de­llier. A su jui­cio, la ten­den­cia ac­tual es ha­cia el poly­gamy, una po­li­ga­mia se­cuen­cial. Aho­ra bien, siem­pre hay una as­pi­ra­ción al ro­man­ti­cis­mo en mu­chos de los usua­rios de es­tos si­tios pe­ro, a la lar­ga, al­gu­nos se can­san de la es­tra­te­gia de co­mer­cio y “su­per­mer­ca­do”. Lar­de­llier tam­bién cuen­ta que hoy en Eu­ro­pa, así co­mo en EE.UU. y Ca­na­dá, se vi­ve el fe­nó­meno de hom­bres blan­cos, ma­yo­res, adi­ne­ra­dos que “com­pran” es­po­sas be­llas, jó­ve­nes y dó­ci­les en es­tas pá­gi­nas, es­pe­cial­men­te de Áfri­ca o paí­ses co­mo Ucra­nia, lo que ge­ne­ró una nue­va “mi­gra­ción eco­nó­mi­ca”. “Se ha crea­do una ver­da­de­ra in­ter­na­cio­nal del sol­te­ris­mo”, afir­ma Lar­de­llier.

“La so­cio­lo­gía y la tec­no­lo­gía se alia­ron con el mar­ke­ting pa­ra pro­po­ner un nue­vo mo­de­lo de en­cuen­tro”. Pas­cal Lar­de­llier, aca­dé­mi­co fran­cés.

con­tem­po­rá­neo que se ha des­cri­to co­mo “re­la­cio­nes lí­qui­das” o ex­tre­ma­da­men­te ca­sua­les y su­per­fi­cia­les, si­guen bus­can­do pa­re­ja: la es­ta­bi­li­dad afec­ti­va y el pro­yec­to de te­ner hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.